La información económica de los líderes

La exportación a China de enero a mayo aumenta un 67,8% respecto a 2018

El calzado valenciano se hace fuerte en China a pesar de la guerra comercial

Pese a la incertidumbre generada por las tensiones entre China y Estados Unidos, el país asiático se sitúa como el mercado receptor de calzado valenciano que más crece

Instalaciones de calzado en el parque de Elche. | Foto: A. Domínguez

El calzado valenciano ha encontrado en China un fuerte aliado pese a la escalada de tensiones entre el país asiático y Estados Unidos, que han hecho tambalear la economía con sus últimos enfrentamientos en forma de penalizaciones comerciales. En los cinco primeros meses del año, las ventas de zapato local al país asiático han aumentado un 67,8% respecto a 2018.

El último capítulo de la disputa comercial entre ambas potencias, la guerra de divisas iniciada por China para combatir los aranceles de Trump, está provocando un sinfín de reacciones en los mercados a nivel mundial, que ven con temor que este conflicto pueda desembocar en una retracción de la economía global y en la desconfianza de los inversores.

Uno de los sectores clave de la región valenciana por lo que respecta a las exportaciones es el del calzado. La Comunitat atesoró el 46,1% de las ventas de España en este sector entre enero y mayo de 2019, según datos de ICEX.

Las exportaciones de zapato valenciano ha China han crecido 75 veces más que las exportaciones totales (0,9%) en el periodo comprendido entre enero y mayo. En mayo en concreto, el crecimiento del mercado chino se eleva al 73,7%, mientras que en el plano general, el alza se ha limitado al 12,8%, lo que da una idea de la importancia del socio oriental en este avance.

En un contexto en el que muchos de los mercados de las empresas de calzado valencianas se han desinflado, como Francia, Estados Unidos o Reino Unido, la demanda de China ha seguido creciendo, además a un ritmo muy superior al experimentado por otros mercados que también han crecido.

A Marián Cano, presidenta de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal), le preocupa que la batalla comercial establecida entre EE.UU. y China derive en una contracción del comercio a nivel global que afecte a los principales mercados de la Comunitat Valenciana, entre ellos el del calzado.

También incide en que a nivel individual, mercados como el de China o el de EE.UU son muy importantes para la Comunitat, por lo que la incertidumbre no es buena para seguir fortaleciendo las relaciones con dichos países.

Marian Cano, presidente de Avecal.

La devaluación del yuan chino comportará una apreciación del euro que recaerá en un aumento de los precios de productos europeos para China. Sin embargo, Cano apunta que en el sector del calzado valenciano no se compite por precio, sino por calidad.

Admite que en este tipo de bien textil, la Comunitat está en una situación de privilegio respecto al comercio con China, dado que “el zapato que se exporta es un producto de nivel medio alto“, lo cual provoca que “el comprador chino no deje de adquirir el producto aunque se encarezca“. Según detalla, el precio medio del par de zapatos de origen valenciano que se exportan a China está en 45,4 euros. Para contextualizar esta cifra, revela que el precio del par en Francia es de tan solo 14 euros.

No consideramos que la depreciación de la moneda china conlleve una competencia respecto a nuestros mercados a nivel global“, señala la presidenta de Avecal. Explica que para el comprador chino el zapato valenciano tiene un reconocimiento y un valor como producto de moda y de diseño que supone que esté dipuesto a pagar por él a pesar de que aumente su precio.

De hecho, China ha pasado de ser el octavo país al que más calzado se exportó en 2018, con 15,7 millones de euros en ventas, a ser el sexto en 2019, con más de 26,4 millones. Además, es el segundo destino fuera de la Unión Europea para el sector del calzado, solo por detrás de EE.UU.

Para la responsable de Avecal, la importancia de China como mercado importador de calzado radica en que es uno de los países clave en la diversificación del comercio exterior de la Comunitat, que aún tiene su principal baluarte en la UE, con un 70% de las exportaciones.

Somos un sector con muchos años de internacionalización en Europa, esa fase ya está superada en mercados cercanos, por lo que el crecimiento pasa por estar en otras áreas“, indica Cano. Recalca que la clase media alta china está creciendo, por lo que es importante seguir insistiendo en “el posicionamiento del producto” en el gigante asiático.

Suscríbete a nuestra newsletter