La información económica de los líderes

Los valencianos contratan seguros muy por debajo de la media nacional

Los seguros de vida se estancan, mientras crece el ramo de No Vida, especialmente las pólizas de seguros médicos

Archivado en: 

Manuel Aguilera, Mercedes Sanz y Ricardo González en la presentación del Informe

Los valencianos contratan seguros por debajo de la media nacional, según se desprende del estudio “El mercado español de seguros en 2018” realizado por el Servicio de Estudios de Mapfre.

Si la media nacional es de 1.369 euros/año, en el caso de la Comunitat Valenciana se queda en 899 euros, es decir, un 35% menos que en el conjunto del Estado, aunque el pasado año se registró un ligero aumento del 1%, destaca el estudio de Mapfre.

La facturación del sector seguros en la Comunitat Valenciana supone el 8,5% del total nacional, con lo lo situa el volumen de primas pagadas cerca de los 4.500 millones de euros.

El estudio recoge un ligero aumento en la cantidad que emplean los españoles en seguros, especialmente en lo que se refiere al segmento de seguros de Vida, que pasa de 630 a 617 euros en sólo un año. Sin embargo, se aumento el desembolso en seguros de no vida, pasando el 728 a 752 eueros.

Las comunidades autónomas que, per cápita, más emplean en seguros son Madrid (1.631 euros), Aragón (1.434) y Catalua (1.408). En el extremo opuesto se sitúan las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (665 euros), Murcia (775) y Canarias (735).


El sector del seguro español ocupa el puesto 14 en la clasificación mundial


La industria aseguradora española ingresó un total de 64.377 millones de euros en el ejercicio 2018, un 1,5% más que el año anterior. Representa el 5,33% del Producto Interior Bruto (PIB) frente al 5,44% registrado en 2017, y se aleja del récord histórico alcanzado en 2016. En el mercado internacional, España adelanta a Brasil en el ranking de la industria aseguradora y pasa a ocupar el puesto 14.

El aumento de primas el año pasado en España se ha producido gracias al buen comportamiento de la línea de negocio de No Vida, que ha crecido durante cinco años consecutivos gracias a la recuperación de la actividad económica y a la mayor capacidad de consumo de empresas y hogares. Destaca la evolución de los seguros de Salud, que crecieron al mayor ritmo en casi una década (+5,6%, hasta los 8.524 millones).

Todo apunta, de hecho, a que durante 2019 las entidades aseguradoras incrementarán servicios a sus clientes enfocados hacia la “salud digital” de diversas maneras como, por ejemplo, el fomento del uso de aplicaciones móviles o el uso de las tarjetas sanitarias digitales. No obstante, Automóviles sigue siendo el ramo que acumula el mayor volumen de primas, con una cuota en 2018 en No Vida del 31,5% o 11.135 millones. A su vez, los seguros multirriesgos, con un volumen de primas de 7.244 millones, registraron un aumento del 4%.

En Vida, se ha moderado la caída de primas (-1,4% contra -5,6% en 2017), hasta los 28.995 millones, y el ahorro gestionado mantiene un crecimiento positivo y una tendencia ascendente, con un incremento de las provisiones técnicas de un 2,6%, hasta los 188.467 millones de euros.


Los seguros de Vida se mantienen a la baja, mientras aumentan los vinculados a la salud


Las inversiones de las entidades aseguradoras aumentaron un 1,1% en el ejercicio 2018, hasta los 295.287 millones de euros, de las que el 55,1% corresponden a activos de deuda pública y el 20,6% a renta fija corporativa. Las inversiones en renta variable parecen haber iniciado un proceso de recuperación hasta alcanzar el 5,2% en 2018, máximo de los últimos diez años.
Alto potencial de crecimiento

Por tanto, durante 2018 se confirma la ralentización iniciada del mercado asegurador un año antes. Esto ha elevado la Brecha de Protección del Seguro (BPS), que representa la diferencia existente entre la cobertura de seguros que es económicamente necesaria y beneficiosa para la sociedad y la cantidad de dicha cobertura efectivamente adquirida. En definitiva, permite definir el mercado potencial de seguros o el tamaño del mercado que podría alcanzarse en el caso de que esta brecha desapareciera.

En este sentido, la brecha ha aumentado en 2018 hasta los 29.000 millones de euros (800.000 euros más que en 2017). Este insuficiente desarrollo se plasma principalmente en el segmento de los seguros de Vida. Muestra de ello es que, en 2018, el 96,1% de la BPS (27.847 millones) correspondió a este ramo. Es por eso que, como se desprende del informe, el segmento de los seguros de Vida debería crecer a una tasa promedio anual de manera sostenida del 7% a lo largo de los próximos diez años para ser capaz de cerrar esa brecha.

Suscríbete a nuestra newsletter