La información económica de los líderes

El último concluyó en 2011 y se prorrogó dos años más

Veitincinco mil trabajadores de la hostelería castellonense esperan un nuevo convenio

La patronal constituyó la mesa negociadora a principio de mayo, pero mes y medio después los sindicatos lamentan que no se haya fijado el calendario de negociación

Los trabajadores esperan que se actualice el convenio provincial de hostelería.

Los 25.000 trabajadores del sector de la hostelería de la provincia de Castellón están a la espera de que la patronal, Ashotur, convoque la mesa de negociación del convenio colectivo del sector para renovar un acuerdo marco que finalizó en 2011 y se prorrogó hasta 2013. El primer paso lo dio la patronal en mayo pasado al constituir la mesa de negociación con UGT y Comisiones Obreras. Desde entonces, los sindicatos esperan una nueva convocatoria para abordar las propuestas a incluir en el convenio

La convocatoria para constituir la mesa negociadora, que permitiría poner al día el marco laboral del sector, arrancó con polémica al acudir a la misma Ashotur y la asociación de empresarios hoteleros de Castellón, Altur-HOSBEC- integrada por un grupo de empresarios de hoteles de la provincia-. Ésta, que no fue aceptada por Ashotur al entender que los intereses de la provincia los defendía mejor una patronal de la provincia,  abandonó la reunión para no entorpecer las negociaciones. Desde entonces, los sindicatos esperan ser citados por la patronal del sector.

Desde la Federación de Servicios de UGT en Castellón, José Antonio García, declaró a los medios que confia en que en breve se pueda concretar el calendario de negociaciones y se pueda empezar a negociar las condiciones laborales de un sector que ocupa a 25.000 trabajadores en verano y unos 15.000 en los meses de invierno. Pero la Asociación de la Hostelería y el Turismo, Ashotur, sigue sin convocar la mesa de negociación del convenio del sector.

Fuentes sindicales resaltan que la mayoría de los contratos que se firman son temporales y corresponden a mujeres y gente joven, siendo el colectivo más perjudicado el de las camareras de piso de los hoteles, que cobran el salario mínimo interprofesional, 900 euros al mes, y tienen 14 pagas anuales.

El sector servicios, en concreto el de la hostelería, es el que registra el mayor número de contratos en la provincia de Castellón, en especial en estos meses de verano. Temporada en la que, como han reconocido desde la patronal, es difícil cubrir toda la demanda.

Por ello, los sindicatos confían en que en breve se fije la primera reunión en la que se pueda poner sobre la mesa las propuestas de cada una de las partes implicadas y que se sienten las bases para actualizar un convenio que data de 2011 con la prórroga de los dos años siguientes.

Suscríbete a nuestra newsletter