La información económica de los líderes

Comienza la implantación del nuevo logo de BBVA en la Comunitat Valenciana

Más de 8.000 oficinas en todo el mundo y 3.000 soportes se verán afectados por el cambio

Archivado en: 

BBVA ha presentado ha iniciado la implantación de su nueva identidad corporativa en sus instalaciones de la Comunitat Valenciana. Las primeras oficinas que exhiben el nuevo logo son la sede territorial -distribuida en Pintor Sorolla y Pascual y Genís- y seis sucursales más. En Alicante se ha desplegado en cuatro sucursales y dos en Castellón.

En el proceso de implantación de marca y logo, que se extenderá durante los próximos seis a doce meses, BBVA ha involucrado a sus empleados y clientes, a través de más de 4.800 entrevistas durante la fase de desarrollo.

Si bien una parte importante de los cambios será más evidente en los próximos meses, BBVA ya ha actualizado la marca en casi 1.000 edificios en todo el mundo, entre ellos, la sede central de Ciudad BBVA en Madrid, y otras ciudades como Buenos Aires o Ciudad de México.

Asimismo, cambiará la identidad en el entorno digital, a un ritmo más rápido que en los espacios físicos.

La nueva identidad ha sido diseñada especialmente para el creciente entorno digital en el que opera BBVA y enfatiza la importancia de los empleados y su compromiso con el proyecto. Al mismo tiempo, refleja el propósito del banco: poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era.

El logo conserva elementos ya conocidos para BBVA -específicamente el color y el uso de mayúsculas-, pero introduce una nueva tipografía y un diseño que le otorgan más versatilidad y funcionalidad en plataformas y canales digitales.

El cambio también subraya el compromiso de la entidad de ofrecer a sus clientes productos y servicios globales -propios de una compañía digital global- a través de un único proceso de desarrollo de soluciones que fomenta la colaboración global, priorización de recursos y adaptaciones en cada mercado.

BBVA cuenta con más de 8.000 oficinas en todo el mundo, desde sucursales a edificios corporativos, cada una con innumerables logos en sus instalaciones que se verán modificados. Y en algunos edificios de Ciudad de México o Buenos Aires, los logos se sitúan a cientos de metros del suelo. La torre BBVA en México, por ejemplo, tiene una altura de 235 metros.

En el terreno digital, el grupo cuenta con unas 3.000 aplicaciones y plataformas que actúan de punto de contacto entre el banco y los clientes. En todas ellas también se procederá a la implantación de la nueva identidad de manera progresiva.

Rob Brown, responsable global de Marketing de BBVA, afirma que “se trata de unificar la forma en que nos ven nuestros clientes en todo el mundo. Independientemente del país, BBVA ahora se ve, se siente y suena igual. Y eso es muy importante, porque nuestro compromiso es ofrecer los mismos productos y servicios globales a todos nuestros clientes, independientemente de su procedencia”.

Suscríbete a nuestra newsletter