Confecomerç CV diagnostica el uso del marketing digital en el comercio

La asociación realizará tutoriales formativos en esta materia tras conocer los resultados del estudio

La patronal del comercio Confecomerç CV ha puesto en marcha un programa de tutorías digitales para asesorar a sus asociados a aumentar su presencia en el ámbito digital y potenciar sus ventas. Un experto en nuevas tecnologías facilita a los comercios interesados las herramientas y asesora las acciones para fomentar una mayor competitividad de los comercios. Unos 300 comercios de diferentes sectores y territorios de la Comunitat Valenciana ya han solicitado participar en el programa.

Esta iniciativa de Confecomerç CV es el resultado del estudio realizado sobre el uso que sus asociados hace de la web, sus estrategias de marketing, cómo gestionan las redes sociales, cuáles son las necesidades formativas y los principales retos a los que se enfrentan.

Por lo que respecta a la página web, cabe destacar que un 93,8% de comercios dispone de este canal, siendo su utilidad mayoritaria, la de informar sobre la empresa y sobre los productos -ofreciendo incluso la posibilidad de consultar catálogos-, imagen, posicionamiento de marca, escaparate virtual, siendo este soporte positivamente valorado por su repercusión en la atracción y aumento de nuevos clientes a la tienda física.

Si bien la mayoría considera que hoy día es importante disponer de un canal de venta online y afirma que dispone de ello, se aprecia que el porcentaje de ventas no alcanza los resultados esperados.


El estudio revela que la gestión de redes sociales la hace el propio empresario con un formación auditodidacta


En lo relacionado con las estrategias de márketing que llevan a cabo los comercios, la mayoría, un 68,8% realiza acciones en medios (radio, prensa y televisión) y en redes sociales, siendo utilizado en menor medida los SMS (25%), patrocinios, esponsor (31,1%) y vallas publicitarias (31,1%).

En materia de redes sociales, el 93,8% dispone de una página en Facebook, realizando la gestión de la misma el propio empresario (71,4%), el empleado (14,3%), otro (7,1%) y agencia externa (7,1%). También cabe destacar el uso en un 43,5% de aplicaciones como WhasApp a nivel comercial.

En cuanto a formación, el estudio de Confecomerç señalar que la mayoría reconoce haber aprendido de manera autodidacta, si bien un gran número de ellos destaca la ayuda recibida a través de la asistencia y participación a cursos formativos, impulsados en el marco del asociacionismo. Las materias que centran mayor interés para el comercio son el posicionamiento online (68,8%), venta por internet (62,5%) e inserción de contenido en web (87,5%), y en segundo orden contabilidad y recursos humanos.

Los comercios participantes reconocen como principales fortalezas de su negocio la proximidad, la experiencia, el conocimiento del sector, la atención dispensada al cliente, la personalización y trato directo, la vocación de servicio, el tener una marca reconocida y consolidada, vender un producto artesanal, seriedad, compromiso y seguridad de compra, la calidad y variedad de producto, precios competitivos, siendo el cliente medio del pequeño comercio, heterogéneo y de una franja de edad amplia, comprendida entre los 25 a los 60 años.


Las ventas electrónicas son poco relevantes en aquellos establecimientos que disponen de venta online


Por lo que respecta a las mejoras a realizar, Confecomerç destaca la necesidad de tener mayor posicionamiento y presencia online, mayores recursos y herramientas derivadas de las Nuevas Tecnologías, sistemas de optimización de la gestión, entre otras. Asimismo, en el informe se recogen las oportunidades de crecimiento, que los comerciantes identifican las siguientes: lanzamiento de nuevos productos, mayor especialización y singularidad, y capacidad de mayor impulso a través de la venta por redes sociales y online.

Como aspectos que representan un freno para la actividad comercial destaca la competencia, principalmente aquella que ofrece constantes promociones con campañas, como rebajas en las que compran expresamente stock para esa iniciativa y que repercute en perjuicio del cliente ofreciendo una baja calidad del producto, el no tener suficiente presencia, posicionamiento y venta en Internet, la inestabilidad registrada en el consumo y los cambios de hábitos de los clientes.

Los principales canales por lo que se conocen a los comercios son mediante campañas promocionales en redes, acciones en el espacio comercial de la tienda (degustaciones, presentaciones de productos, sorteos, etc), en acciones realizadas en medios de comunicación, o a través de recomendaciones de otros clientes “prescriptores”, patrocinios, y otras vías de promoción, como pueda ser la web, folletos, newsletters, etc.

Suscríbete a nuestra newsletter