Los inversores siguen refugiados en renta fija

¿Qué hacer cuando tiemblan los mercados?

En unos meses Trump tiene elecciones y le interesa el respeto de sus electores, por ello desde Esfera Capital creen que la intensidad de la guerra comercial será menor

El Fondo Monetario Internacional, la OCDE e incluso los servicios económicos de la ONU coinciden en que las renacidas tensiones entre EE.UU. y China, o lo que ya nadie duda en llamar “guerra comercial” entre las dos economías más importantes del mundo -solo ellos manejan un tercio del comercio mundial- va a perjudicar a los consumidores, a las empresas y, a la postre, al crecimiento económico global.

Lo que empezó como una revisión de un pacto comercial acotado en el tiempo va camino de encallarse sine die, y el mandato presidencial de no vender componentes tecnológicos a Huawei por motivos de seguridad nacional ha llevado a una “guerra fría tecnológica” que no gusta nada a los mercados.

Además, las tensiones entre EE.UU. y China parecen no haber acabado aquí, ya que se teme que la Casa Blanca amplíe la lista de empresas chinas a las que impediría acceder a tecnología americana, al igual que hizo con Huawei.

Por ello, muchos creen que el incremento de los aranceles ha dado paso a una estrategia que busca “frenar a China como líder en el desarrollo del 5G”. Esta tecnología debe ofrecer un ancho de banda y una velocidad nunca vistas hasta ahora y a las que los expertos ligan estrechamente al desarrollo del internet de las cosas, al uso de vehículos autónomos y a los proyectos relacionados con Inteligencia Artificial.

El talón de Aquiles para China -pero también para las empresas de EE.UU.- es que este cambio de paradigma necesita en gran parte de las empresas estadounidenses de semiconductores y componentes, como Qualcomm, Nvidia, Intel, Xilinx, Skyworks Solutions y Macom Technologies.

La guerra comercial, al convertirse en digital, deja en el aire el apoyo de los inversores a estas empresas, muy expuestas a la comercialización con China, mientras que de otras firmas que directamente fabrican allí, como Apple, se teme el ‘ojo por ojo y diente por diente’, es decir, que sea el mercado chino el que tome represalias.

Otro terreno menos conocido pero que también preocupa a los inversores es el del calzado deportivo, que se encarecerá con nuevos aranceles cuando el 75 % del que se consume en Estados Unidos está fabricado en China, si bien cada vez gana más peso industrial Vietnam.

Luis Hernández Guijarro

Precisamente esta semana, un grupo de más de 170 compañías, incluidas las multinacionales Nike y Adidas, ya reclamaron a Donald Trump que elimine el calzado de la lista de productos chinos cuyas importaciones al país podrían verse afectadas por aranceles del 25 %.

Mientras tanto, los inversores siguen refugiados en renta fija, lo que ha llevado al bono español a 10 años a rentabilidades en mínimo histórico, en el 0,860 %, con la prima de riesgo en 97 puntos básicos. El bono alemán al mismo plazo sigue en negativo en el – 0,108 %.

Desde Economía 3 hemos hablado con el valenciano Luis Hernández Guijarro, gestor de Esfera Capital Gestion SGIIC:

-¿Qué hacer cuando tiemblan los mercado?

– Cuando los mercados tiemblan, recomiendo mantener la calma hasta saber la causa real y si son proporcionales los movimientos a esa causa. Por poner un ejemplo, el 11 de Septiembre de 2001 con los atentados terroristas y con el brexit inicial, pasados unas semanas / meses las aguas volvieron a su cauce. Normalmente los inversores se tranquilizan y vuelven las bolsas a sus niveles anteriores a los temblores o incluso niveles superiores. Distinto es que tiemblen porque se descubran irregularidades de libro en las cuentas de resultados de grandes compañías, sus beneficios caigan de forma relevante y algunas de las grandes desaparezcan (fue el caso de Lehman Brothers, Enron, etc.). 

A largo plazo, las Bolsas las van a conducir los beneficios empresariales y en el mercado bursátil director del resto, que es el de EE.UU., acaban de publicarse de media unos incrementos de beneficios por acción próximos al 1%, mucho mejor de los esperados. 

 – ¿Cuánto afecta la guerra comercial entre EE.UU. y China a los mercados ? 

 – La guerra comercial ha venido para quedarse, y habrá ruido de fondo constante, en general cuando las amenazas o rumores no sean un arancel, será los bonos norteamericanos en propiedad de China (un 5% del total), cuando no la depreciación del yuan o restricciones a compañías Chinas como comentábamos o al sector automovilístico que afecta principalmente a compañías de Alemania y de Japón. 

Cuando la cuerda se tensa, se desdicen y posponen unos meses las decisión y los mercados se relajan. Si le sumas que Donald Trump con sus tuits puede intensificar la incertidumbre y nerviosismo del mercado, y él lo sabe, el show está asegurado.  En unos meses Trump tiene elecciones en EE.UU. y le interesa ganarse el respeto de los electores de EE.UU. y creo que según se acerquen las elecciones, este “ruido” del mercado irá disminuyendo y la intensidad de la guerra comercial será menor.

–  ¿Qué hacer en estos tiempos de incertidumbre ? ¿Qué está haciendo usted en el Fondo de Fondos que gestiona Esfera II Sostenibilidad ESG Focus FI ?

–  Mi recomendación y lo que estoy haciendo en estos tiempos es triple: En primer lugar ir comprando parcialmente renta variable mundial y europea tras la corrección de mayo. En segundo lugar, vender parcialmente activos de renta fija que tengamos en dólares por la subida del dólar reciente (a 21 de Mayo el dólar subía un 0,80% y un 2,52% en lo que va de año) y por último aumentar la liquidez y así, si viene una corrección mayor que la de mayo o continúa esta lo que queda de mes, poder comprar más barato y balancear así la cartera hacia los porcentajes de la cartera modelo, que en el caso del Fondo Esfera II Sostenibilidad ESG Focus es 50% Renta Variable Mundial y 50% Renta Fija Corporativa Mundial.

Suscríbete a nuestra newsletter