La información económica de los líderes

Está previsto un aumento medio del 7% en la recaudación de todos los impuestos

El Estado recaudará como en los mejores tiempos: más de 82.000 millones por IRPF

Los economistas alertan sobre la laguna legal en las desgravaciones por guardería en la Comunitat, las cuales son prácticamente imposibles de aplicar

Presentación de las novedades en el Colegio de Economistas de Valencia. | E3

Los colegios de Alicante y Valencia dieron ayer a conocer las previsiones y novedades referentes a la Campaña de la Renta de 2018. Entre los datos a destacar: el aumento medio del 7% en la recaudación de los impuestos en España. Concretamente, el IRPF se sitúa en 82.859 millones de euros, un 7,56% más que en 2017; pero, atención, un 14,11% más que en 2007.

Y es que cuando aún resuenan los tambores de la ralentización económica, los economistas de la Comunitat Valenciana tocan a rebato. La mejor prueba está en el dato del Impuesto de Sociedades. La Agencia Tributaria sitúa la recaudación en 23.143 millones, un 7,32% más que el ejercicio anterior; pero un 44% menos que en 2007, fecha que supuso el récord de recaudación, previamente a la crisis. Otro crecimiento importante se registra en los ingresos por IVA que se sitúan en 70.177 millones de euros, un 10,26% más que en 2017. En total, el total de ingresos tributarios para 2018 alcanzará los 208.685 millones, un dato que es un 7,60% superior a 2017 y ligeramente inferior a hace once años (2,59%).

El copresidentes de la Comisión Fiscal del Colegio de Valencia, Pablo Azcona, trazó una comparativa del tipo de gravamen de los impuestos personales en la UE, donde España cuenta con un 45% como tipo máximo y se sitúa en la parte media. No obstante, destacó que es conveniente no deducir de este dato que los contribuyentes españoles realicen un esfuerzo fiscal menor que, por ejemplo, Francia, Países Bajos, Dinamarca o Suecia, que, aunque cuentan con tipos máximos más altos, mantienen notables diferencias con España en salario medio del trabajador o nivel de vida.

beneficios-fiscales-ccaa

Fuente: Economistas Alicante

Acerca de los beneficios fiscales autonómicos, Azcona subrayó que existen un total de 237 en España y la Comunitat Valenciana es la comunidad autónoma que más tiene, con 28. Sin embargo, su importancia es muy relativa, representando sólo un 0,38% de los ingresos presupuestados. Esto es debido fundamentalmente a que la mayoría de estos beneficios necesitan unos límites de base imponible muy bajos y unos requisitos difíciles de cumplir. En todo caso, se apunta que los beneficios fiscales de las CCAA en el IRPF no superarán el 4% de la recaudación teórica.

En cuanto a las declaraciones presentadas por tramo imponible, un 79,29% pertenecen a las bases imponibles hasta 30.000 euros. El tramo entre 30.000 y 60.000 euros representa el 16,95% de las declaraciones, mientras que las superiores a 60.000 euros se sitúan en apenas un 3,75%.

Desde Valencia, la también copresidentes de la Comisión Fiscal del Colegio, Marta Peiró indicó respecto a la regulación en la Comunitat Valenciana el tipo máximo para un contribuyente (con una base imponible superior a 120.000 euros), el cual se sitúa en el 48% sumando la escala autonómica y estatal, lo que representa un incremento del 2,5% respecto al año anterior.

Posteriormente desglosó las principales deducciones en la Comunitat Valenciana en lo que se refiere a la familia y personas dependientes, el acceso a la vivienda en propiedad y en alquiler, inversión en vivienda habitual y las donaciones con finalidad ecológica y relacionadas con el patrimonio cultural y el fomento de la Lengua Valenciana.

economistas-alicante-renta-2018

Antonio Rodríguez, Francisco Menargues y Antonio Pérez, del Colegio alicantino. | Foto: AJ

Desde Alicante, se dieron los datos desglosados de la Comunitat respecto al número de declaraciones. Por un lado, encontramos que 521.228 declaraciones serán positivas -25.472 menos respecto a 2017-, las devoluciones alcanzan 1.637.523 frente a 1.563.428 del ejercicio anterior y negativas y otras ascenderán a 108.239. En total, la Comunidad está llamada a presentar 2.266.990 declaraciones, una cifra ligeramente superior al año anterior.

Traducido en euros, la AET prevé ingresar 999 millones y devolver 1.093 millones frente a los 1.044 millones y 1.022 respectivamente del 17.

Novedades y un dardo social

Además de las novedades, el Colegio de Economistas de Alicante pone el acento cada año en determinadas cuestiones de la campaña. Esta vez tanto el decano, Francisco Menargues como los dos responsables que le acompañaron – Antonio Pérez y Antonio Rovira – pusieron la diana sobre las nuevas deducciones para guardería en la Comunidad. 

Los padres y madres va a tener serias dificultades en obtener los 1.000 euros deducibles por una laguna legal. Según explicó el vicesecretario, Antonio Rovira resulta prácticamente imposible de aplicar porque la normativa marca que estos gastos deben corresponder a guarderías autorizadas y nuestra autonomía no goza de esta figura. Ergo, marcarlo en la casilla de la Renta, puede suponer en estos momentos más un quebradero de cabeza que otra cosa.

Cuestión distinta es para las escuelas infantiles (de 3 años en adelante) donde la Conselleria sí cuenta con el procedimiento educativo competente. Mientras llega la oportuna aclaración de Hacienda, el Colegio de Economistas aconseja guardar los justificantes y realizar posteriormente una complementaria. El decano confía en que, al igual que ocurrió con el IVA deducible de la educación en el caso de, por ejemplo, academias, se aclare este punto que, sin duda, perjudica a las familias con hijos menores de 3 años.

Las novedades en la renta en la Comunidad Valenciana requerirán también especial atención por parte de quienes alquilen una vivienda. Este año hay un importante cambio, pues la Generalitat ha eliminado la obligación de que el propietario de la vivienda deposite la fianza en el registro autonómico. Esta obligación pasa ahora al arrendatario, quien debe liquidar todos los impuestos por la formalización del contrato. Al igual que en el anterior caso, llama la atención el giro pues “pocos” cumplen este aspecto, según señalan desde el Colegio.

En el largo repaso a las novedades, destacar varios puntos como las diferentes deducciones por maternidad, los nuevos tramos de obligación de tributar y todo un rosario de deducciones por alquiler con “letra pequeña“.

Respecto al Impuesto sobre el Patrimonio, cabe recordar que el mínimo exento es de  600.000 euros, lo que representa una escala un 25 % superior a la general. Además, la exención se sitúa en 300.000 euros para la vivienda habitual. En todos los casos, se deben comprobar los saldos de años anteriores y no dar por buenos los que vienen por defecto.

Recomendaciones

Tanto el decano de Valencia, Juan José Enríquez como el de Alicante, Francisco Menargues, fueron los encargados de resumir las habituales recomendaciones. Además de la necesaria revisión de los datos fiscales, apuntaron a la fiscalidad de las aportaciones a los planes de pensiones, una de las escasas vías que quedan hoy en día para reducir la tributación; los seguros colectivos que cubren la dependencia, algunos cuestiones relacionadas con las separaciones matrimoniales; los alquileres y lo legislado en la Comunitat Valenciana respecto al Impuesto sobre el Patrimonio.

Sobre la declaración de Renta de este año, los economistas han realizado las siguientes recomendaciones:

· Revisar los saldos de las declaraciones anteriores con incidencia en 2018 en lo que se refiere a pérdidas patrimoniales, rendimientos del capital mobiliario negativo, base liquidable negativa, ayudas públicas para compensar defectos estructurales en la construcción de la vivienda habitual o ayudas públicas para el acceso a la primera vivienda, entre otros.

· Revisar el incumplimiento de algún beneficio aplicado en años anteriores que obligue a presentar declaración complementaria del año en el que se produjo la ganancia patrimonial o se percibió otra renta exonerada de gravamen.

· Cerciorarse bien si se cree que no es necesario realizar la declaración, como por ejemplo si es obligatorio en el caso de empleados de servicio doméstico u otros trabajadores contratados por particulares cuando hayan obtenido rendimientos superiores a 12.643 euroso cónyuges separados que perciban una pensión compensatoria de su cónyuge que, junto a otros rendimientos del trabajo, sume más de 12.643 euros.

· Guardar las facturas de alojamiento, viajes en transporte público, peajes y estacionamiento en el caso de que se hayan satisfecho gastos de viaje y dietas exceptuadas de gravamen.

· Preparar las pruebas si se tiene derecho a la exención por trabajos en el extranjero.

· Prestar atención a que los datos fiscales facilitados por la AEAT son correctos.

· Si se tiene un descendiente por el que puede aplicar el mínimo, y éste ha obtenido rentas entre 1.800 y 8.000€ y, si presentara declaración le saldría una cantidad a devolver, comprobar qué conviene más: que no presente la declaración el descendiente para aplicarse usted el mínimo, o que la presente y que usted no se lo aplique.

· Recordar las deducciones que haya regulado la Comunidad Autónoma donde reside.

· Utilizar las posibilidades de compensación de cantidades a ingresar y a devolver entre cónyuges y a fraccionar el pago en caso de ingreso, 60% cuando presente la autoliquidación y el 40% el 5 de noviembre.

· Comprobar, al menos someramente, si su patrimonio, durante 2018, se ha incrementado más que la renta percibida, ya que ello podría indicar que se le hayan olvidado rentas por declarar y la Administración tributaria podría regularizar su situación tributaria por la vía de las ganancias no justificadas de patrimonio.

Suscríbete a nuestra newsletter