La emergente ha entrado en Lanzadera y está inmersa en una ronda de financiación

ChainGo, el blockchain al servicio de la eficiencia en el transporte de mercancías

La startup ha desarrollado una solución blockchain para integrar la documentación necesaria para el transporte internacional de mercancías

Andrés Garrido, fundador de ChainGo en las instalaciones de Lanzadera | Foto: EM

ChainGo nace en enero de 2016 como un proyecto académico de Andrés Garrido y Jordan Sorensen para el MBA que estudiaban. “Decidimos hacer un proyecto de innovación –recuerda Garrido- basado en blockchain”. Se eligió la tecnología emergente para aplicarla al tratamiento de la documentación que se exige en el transporte internacional de mercancías, un proceso complejo que acarrea con frecuencia múltiples inconvenientes como retrasos y hasta la pérdida de la mercancía.

La propuesta teórica se fue perfilando a través de múltiples entrevistas con los agentes de transporte marítimo, donde confirmaron los problemas burocráticos. Fueron incorporando todos los supuestos posibles y validando resultados.

Los mismos agentes dieron una respuesta positiva a la solución planteada por ChainGo como cadena de custodia de toda la documentación de transporte.

“Gracias a esa respuesta tan positiva que se produjo –añade el fundador de la solución- cuando finaliza el máster, de los cuatro que formábamos el grupo, dos nos planteamos lanzar el proyecto empresarial”. Proyecto al que se suma Pilar Troncoso, que pone al servicio del proyecto su experiencia en el desarrollo de startups tecnológicas.

Así, en octubre de 2017, tras obtener una financiación inicial -300.000 euros en deuda convertible que aportan inversores provenientes del sector logístico-, ponen en marcha la empresa.


La plataforma ya ha empezado a operar y desarrolla proyectos ad hoc para grandes empresas


Tras dos pruebas en 2018, el producto está desarrollado y testado. La plataforma en la actualidad permite la gestión documental como transitario y como exportador/importador final. “La plataforma siempre tiene margen de mejora –afirma Andrés Garrido- pero está ya para su explotación”.

A día de hoy, la plataforma ya se comercializa entre transitarios de pequeño y mediano tamaño. Entre sus clientes cuenta con una empresa transitaria en Murcia que empezó utilizando la plataforma para transporte marítimo y ahora ya la ha extendido a transporte terrestre, “y esperamos que pronto lo pueda hacer para transporte aéreo”, agrega Garrido.

Además, han empezado a hacer pilotos para grandes empresas y adecuar el producto a sus necesidades, como es el caso de Mahou-San Miguel o del transitario Eurocarex.

Tampoco pierden de vista el transporte ferroviario. De hecho, fueron finalistas en TrenLab, la aceleradora de Renfe, y vuelven a presentarse a la nueva convocatoria. Dado el amplio margen de crecimiento que tiene el transporte ferroviario de mercancías, la plataforma se perfila como un motor de cambio a tener en cuenta.


Lanzadera, la aceleradora ideal para una startup para el sector del transporte marítimo


“Teníamos que venir a València, que es el principal puerto de España. Para nosotros era muy importante estar aquí y surgió la oportunidad de estar en Lanzadera. Supone–añade Garrido- un reconocimiento, porque estar en Lanzadera es un sello de calidad para el proyecto. Además nos facilita mucho los contactos y un sitio estupendo para trabajar”, agrega el emprendedor mientras mira los barcos y grúas a través de los inmensos ventanales de la sede de la aceleradora de Juan Roig.

Estar en La Marina de Empresas, además, les proporciona la oportunidad de ampliar su equipo con fichajes de alumnos de Edem. “Nuestro objetivo es seguir creciendo aquí”. En la startup trabajan en la actualidad seis personas de forma deslocalizada entre València, Madrid y Estados Unidos.

ChainGo también ha entrado en contacto con Fundación ValenciaPort y, de hecho, están desarrollando proyectos de colaboración sobre funcionalidades de blockchain que todavía no se están aplicando.


Una tecnología que hace infinitamente más eficiente el proceso de documentación del transporte, más fiable e inmutable


“Nos quedan un par de años para demostrar al sector las ventajas del blockchain, que es una tecnología que va a suponer un cambio muy importante de paradigma y, sobre todo, un ahorro significativo de costes. De aquí a dos años vamos a tener mucho trabajo”.

Uno de los retos que han tenido que asumir es el de explicar con un lenguaje fácil de entender en qué consiste el blockchain y las ventajas que supone. “Hay que tener en cuenta –afirma Garrido- que es una tecnología compleja”.

“Con blockchain lo que tenemos es un notario digital. Es una base de datos en la que la información que se registra es inmutable, de forma que tiene validez legal hacia terceros. Toda la documentación se pone en esa base de datos que va a estar accesible para otros actores, sabiendo que no se puede cambiar”, asegura el fundador de ChainGo.

La tecnología hace infinitamente más eficiente el proceso. “Hay que tener en cuenta, dependiendo del tipo de mercancía y el destino, que un expediente de transporte puede tener entre 10 y 20 documentos”. El ahorro de tiempo, además es considerable. Reunir la documentación requerida de todos los actores puede tardar una semana. “Con ChainGo –subraya Andrés Garrido- se ha hecho en menos de un día”.

Las ventajas incluyen ahorro de tiempo de gestión interna; se evitan errores del factor humano y los costes que eso supone, ya que la documentación está validada por diferentes partes.
La plataforma, además, va aprendiendo de la experiencia de sus propios clientes, puesto que cada país tiene una norma y así se va perfeccionado la herramienta.


Países como Holanda, Dubai o Corea están impulsando la documentación de transporte mediante blockchain en lugar del papel


La facturación del año pasado fue de 55.000 euros y para este año el objetivo es alcanzar los 200.000. “El punto de equilibrio –añade Garrido- lo tenemos a dos o tres años vista”. En la actualidad, ChainGo, cuya valoración ya alcanza los 2,3 millones de euros está inmersa en una segunda ronda de inversión para ampliar el capital en 600.000 euros.

Entre los planes de futuro está incorporar a expertos en big data para ampliar el servicio prestado a los clientes a través de los datos que se gestionan en la plataforma. “Así podremos ofrecer al cliente analítica avanzada que le sean de utilidad, información que hoy día es complicado obtener al estar muy dispersos, y que les faciliten la toma de decisiones”, agrega este ingeniero aeronáutico reconvertido en empresario.

El futuro de la tecnología está claro. Las administraciones de los países de la UE, Corea del Sur o Dubai están potenciando aceptar la documentación a través de blockchain en lugar de los documentos originales.

“Esto supone un cambio real en costes –afirma Garrido- porque ya no tienes que mandar la carpeta de papeles. Tu mandas la mercancía por un lado y la documentación por otro. Una carpeta de papeles que se puede perder, que llega con retraso y te quedas con la mercancía parada en la aduana. Además, el blockchain evita cambios en la documentación. Y eso, a día de hoy, pasa y mucho”.

Suscríbete a nuestra newsletter