La información económica de los líderes

Las microempresas, las que pagan más rápidamente y las que menos, las grandes empresas

Aumenta la morosidad de las empresas españolas: 90,2 días para pagar una factura

El retraso en los pagos tiene un impacto de 1.800 millones de euros en el tejido empresarial español

La morosidad de las empresas españolas se incrementa hasta 90,21 días en el primer trimestre de 2019, según el Estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas Españolas publicado por Informa D&B. Se trata de la cifra más alta desde el tercer trimestre de 2016. Este plazo medio de pago supera en 4,38 días el de hace un año, manteniendo en este tiempo un empeoramiento paulatino.

El porcentaje de pagos puntuales este trimestre, 47 % es inferior al 52 % de hace un año, aunque mejora ligeramente respecto al 46,6 % con que se cerró 2018.
La morosidad en los pagos sobre los plazos pactados sube tanto respecto al trimestre anterior, 0,43 días, como a hace un año, 1,41 días, para quedar en 13,73. Esto se debe a que se ha ampliado tanto el plazo medio de pago como el periodo pactado, que crece hasta 76,47 días. En el primer trimestre de 2018 las empresas españolas fijaban como media 73,51 días para pagar sus facturas.

Los retrasos producidos suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial español de más de 1.800 millones de euros.


El estudio se ha realizado sobre los hábitos de pago de más de 400.000 empresas


Nathalie Gianese, directora de Estudios de Informa D&B, destaca que “desde hace un año observamos un empeoramiento de los pagos puntuales y un incremento de los pagos a más de 30 días. En este primer trimestre el plazo medio de pago de las empresas españolas supera los 90 días, algo que no sucedía desde finales de 2017”.

El estudio sobre morosidad se ha realizado sobre más los hábitos de pago de más de 400.000 empresas. El estudio revela que de la suma de los importes de las facturas computadas, el 97 % del total se paga dentro del plazo o con hasta 30 días de retraso.

La Administración es la de peor comportamiento, con 23,4 días de retraso sobre el plazo pactado y empeora respecto al pasado año. Los siguientes sectores son hoselería (19,3 días) y otros servicios con 18 días.

Sólo tres sectores se sitúan por debajo de los 13 días de retraso: industria (11.21), comercio (12,65) y comunicaciones (12,82).

Por comunidades, el peor comportamiento está en Ceuta con más de 32,6 días de retraso. A continuación figuran Melilla, (20,4), Canarias (19,67) y Madrid (17). Otro dado que incluye el informe es que si en 2017 cinco comunidades pagaban más del 60% sus facturas puntualmente, el año pasado no lo hacía ninguna. Aragón, La Rioja y Cantabria son las de mejor comportamiento, mientras Canarias se situa a la cola.

Por tamaño, las microempresas son las más cumplidoras, seguidas de las medianas. Las que peor pagan son las grandes empresas.

Suscríbete a nuestra newsletter