La información económica de los líderes

Trabajadores y empresa consideran que hay margen de negociación con la Generalitat

Sindicatos y empresa piden a la Generalitat una solución viable para Lafarge

La empresa advierte que la declaración del paraje natural generará responsabilidades económicas

Imagen de la reunión entre representantes de los sindicatos y de Lafarge

Empresa y sindicatos reclaman a la Generalitat la constitución de una mesa de diálogo para solucionar la viabilidad de la fábrica de cementos Lafarge en Sagunto.

Este es el acuerdo ha sido adoptado durante la reunión organizada por la Fundación Cema con los representantes de los sindicatos CCOO y UGT, trabajadores y directivos de la factoría, afectada por la declaración de paraje municipal natural de la montaña Romeu, donde se ubica la cantera que suministra a la fábrica.


Centrales y empresa consideran que con diálogo se puede solucionar el conflicto


Tanto desde la empresa como desde las organizaciones sindicales, se confía en la voluntad de los poderes políticos para poder solucionar el conflicto. En su caso, la compañía ejercerá todas las acciones legales necesarias para la defensa de sus legítimos intereses ante los Tribunales competentes y las organizaciones sindicales continuarán con sus movilizaciones en defensa del futuro de la fábrica.

En la reunión se recordó que la fábrica aportó a la economía del Camp de Morvedre el pasado año más de 33 millones de euros. Asimismo se puso de manifiesto el compromiso con el desarrollo sostenible y la restauración de la canteras con acciones de mejora de la biodiversidad, medidas que están consensuadas con el ayuntamiento de Sagunto.

A juicio tanto de los representantes de los trabajadores, como de la dirección de la empresa, la prohibición de realizar “cualquier actividad extractiva” que se recoja en el nuevo Decreto, impactará de manera directa en el futuro de la cantera (ya que el paraje natural aprobado afecta a zonas previstas de ampliación) y por tanto, hará inviable la continuidad de la actividad de la fábrica.


El acuerdo entre empresa y ayuntamiento -ahora papel mojado- contemplaba que Lafarge asumía el restauración paisajística y la mejora de la biodiversidad


La decisión del Consell supondrá a corto plazo la revisión de inversiones para la fábrica de Sagunto, si este Decreto no se modifica, y a medio plazo las consecuencias serían la desaparición de una industria que lleva 70 años en funcionamiento y la destrucción de 650 puestos de trabajo directos e indirectos.

Además del impacto sobre la viabilidad futura de la fábrica, este tipo de decisiones, señalaron los asistentes a la reunión, contribuyen a generar inseguridad jurídica y significan otro golpe más al sector industrial de Puerto de Sagunto y de la Comunidad Valenciana.

Las dos centrales sindicales consideran que la fábrica y el paraje natural son “perfectamente compatibles. Lo que sorprende es que ciertas formaciones políticas tomen decisiones como esta que suponen una amenaza para el resto del empleo industrial en Sagunto”.

José Luis Coleto, director de la fábrica de Lafarge en Sagunto, ha apuntado la declaración “vulnera el convenio acordado en 2013 entre la empresa y el consistorio” que incluía actuaciones de mejora ambiental en el territorio a cargo de la factoría, con el consiguiente ahorro para el presupuesto de la ciudad.

El directivo concluyó recordando que la decisión tal y como está en la actualidad “generará responsabilidades patrimoniales de la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Sagunto, repercutidas en todos los valencianos”.

Suscríbete a nuestra newsletter