La información económica de los líderes

El acto fue presidido por las Falleras Mayores y sus Cortes de Honor

Pere Fuset, concejal de Cultura Festiva: “Las fallas se queman pero los llibrets perduran”

Ayer se presentaron en el Salón de Cristal los llibrets "Procés Creatiu" y "Paradeta de Flors núm 14"., obras del equipo Que Maten al Diseñador

Archivado en: 

Presentación de los llibrets de la Plaza del Ayuntamiento. | E3

El Salón de Cristal del Ayuntamiento de València acogió ayer la presentación de los llibrets de las fallas municipales de la plaza del Ayuntamiento, Procés Creatiu y Paradeta de Flors núm 14., “las dos fallas que son de todos los valencianos, y que todos pagan con sus impuestos”, en palabras del concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset.“Las fallas se queman pero los llibrets perduran”, añadió.

En su intervención, Fuset afirmó que la ciudad de València cuenta con 100.000 falleros, “pero es la Falla del Ayuntamiento la que tiene una comisión más grande que representa al conjunto de la ciudad, la que pagamos todos y todas y necesitaba tener también sus llibrets”. Los dos llibrets han sido diseñados por el equipo Que maten al diseñador, formado por Alberto Silla y Dani Salvador, de los que se han editado mil ejemplares que serán distribuidos gratuitamente y pueden conseguirse en la Librería Municipal en formato papel y hasta agotar existencias.

En el caso del llibret infantil Paradeta de flors núm 14, se va a hacer una distribución por centros educativos, ya que, al igual que el pasado año, incluye una parte de unidades didácticas elaboradas por Alba Fluixà y Josep Lluis Fluixà, de la Fundació Bromera.

Además de explicar el monumento, el llibret infantil incluye una canción, Paradeta 14, de la que es autora Carmela en Drama, y un cuento, La flortesa, escrito por Fani Grande, que ha intervenido en el acto para hablar de su propuesta literaria adaptada al contenido de la Falla y ha resaltado la importancia de “la función pública de la escritura, que ha de servir, ha de tener una intención”.

Ana Ballester, de la Fundación Bromera por al Foment de la Lectura, dijo que “nuestras fallas deben servir para poner en valor a los valencianos y valencianas como un pueblo culto, creativo, festero, respetuoso y alegre” y acabó su intervención con la lectura de un poema de Marc Granel, Menjar-se el món, en la que contó con la colaboración del público.

El coordinador de estas publicaciones, Josep Lluis Marín, recordó que vivimos tiempos de pantallas y de sobreinformación. “La información se pasa, pero el papel nos ayuda a mantener los hechos en la memoria”. Manuel Muñoz y Marisol Salanova, autores de algunos de los textos, elogiaron la iniciativa de editar llibrets de las fallas municipales “como un instrumento de difusión cultural y artística, de un arte urbano como son las Fallas”.

El acto fue presidido por la Falleras Mayores de València, Marina Civera, y Sandra Larrazábal, con sus respectivas Cortes de Honor.

Suscríbete a nuestra newsletter