La información económica de los líderes

10.000 niños han participado en ellos desde 2013

Una empresa de Pedreguer puntera en organizar campus de fútbol infantil

Nitidia Sport trabaja para el Valencia C.F. y para jugadores profesionales como Gayá, Ferrán Torres o Víctor Camarasa, entre otros

El jugador del Valencia C.F. Gayá en uno de sus campus |E3

Iván Malter-Terrada y Alex Gayá pertenecen a esa clase de personas privilegiadas que han conseguido hacer de su afición una forma de vida. Ambos son apasionados del fútbol y también los dos han trabajado durante muchos años con niños como monitores y entrenadores. Fruto de esa experiencia nació en 2013 en el municipio de Pedreguer “Nitidia Sport”, empresa especializada en desarrollar proyectos deportivos y educativos para niños de edades comprendidas entre los 4 y los 12 años.

Su principal  línea de negocio son los campus de verano organizados en torno al eje central del fútbol. En apenas cinco años han logrado convertirse en una de las empresas más importantes  de organización de eventos de fútbol infantil. Únicamente en actividades relacionadas con  el ámbito futbolístico han  contado con la participado de más de 10.000 niños.

Desde hace un año son los responsables de todos los campus del Valencia Club de Fútbol –  Dénia, Foios, Sueca, Xátiva,  La Vall d’uixó y Gandía. No son solo escuelas de verano. También se celebran en Pascua y en Navidad  coincidiendo con los periodos de vacaciones escolares.

Además de los campus del Valencia CF, organizan también los campus de diferentes futbolistas profesionales.  El primero de ellos fue, en el año 2015, el campus de José Luis Gayá -hermano del cofundador de  Nitidia-. Tras el vendrían los de Ferrán Torres y Rubén Sobrino- también del Valencia C.F.-, el tinerfeño Omar Mascarell  y Víctor Camarasa -actual jugador del Cardiff-.

La clave de haber crecido tanto es que nos encanta trabajar con niños y nos encanta el fútbol. Partimos además del convencimiento de que una actividad dirigida a menores no se puede hacer de cualquier manera. No se trata de jugar por jugar”, afirma Iván Malter-Terrada.

Uno de los grupos en el campo del Mestalla |E3

Saben de lo que hablan porque ambos han dedicado más de 10 años de su vida a desarrollar  todo tipo de actividades para niños. Han trabajado en campamentos, parques de aventura, diferentes actividades extraescolares y campus de fútbol. Han sido además entrenadores de multideporte, baloncesto, patinaje y natación.  Ambos tienen el ciclo de grado medio y superior de Deportes y Educación Física. Malter-Terrada posee además el Grado universitario de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, mientras que Alex  Gayá cuenta con el ciclo de grado superior de Administración y Finanzas además del Nivel III de entrenador de fútbol.

Los dos coinciden en que  el éxito de una empresa  nunca  -o pocas veces- es casual.  Creen que su preparación, junto a la importancia del componente educativo en sus actividades, lo que  les  ha permitido diferenciarse y crecer tanto en tan corto plazo.

Aunque la diversión siempre está muy presente  en todas las actividades porque se trata de niños, “desde el principio tuvimos claro que lo más importante para nosotros era el contenido educativo. El fútbol, como es algo que gusta mucho, es un medio ideal para  formarlos en valores como el compañerismo, el respeto o la igualdad y también en hábitos saludables como la ducha después del ejercicio físico o una dieta equilibrada. Como se lo pasan bien, eso les hace estar muy receptivos a la hora de aprender cosas que en otro contexto sería más difícil. Además, los monitores y los entrenadores somos para ellos un referente y eso facilita mucho las cosas”, explica.

Los fundadores de Nitidia Sport restan importancia a las noticias sobre casos de violencia verbal o física en encuentros futbolísticos  infantiles que en ocasiones  conocemos a través de los medios de comunicación y consideran que son una lamentable excepción. En su opinión,  esas actitudes son muy minoritarias para la gran cantidad de jugadores que practican este deporte desde niños. “Fútbol y violencia no son compatibles. De hecho son conceptos opuestos. En todos nuestros años de experiencia apenas nos hemos encontrado con comportamientos inapropiados por parte de los padres o de los propios chicos. Afortunadamente eso no suele verse“, asegura Alex Gayá.

Próximo salto: el mundo

Entre las próximas metas de los fundadores de Nitidia Sport se  encuentra, además de seguir ampliando el número de campus de jugadores profesionales,  dar el salto al plano internacional. “Nos gustaría traer grupos extranjeros aquí  y, a su vez, viajar nosotros  a otros países. Es nuestra siguiente línea de negocio”, adelanta Gayá.

Aunque el fútbol es el buque insignia de Nitidiasport también  trabajan en dos líneas más: la organización de escuelas de verano para ayuntamientos de la Comunidad Valenciana y la oferta de actividades extraescolares. Más de 5.000 niños participan en el conjunto de sus actividades anualmente.  En temporada baja la empresa tiene un total de 10 empleados y en la época fuerte de las vacaciones estivales la cifra supera el centenar. Aunque se sienten satisfechos de la trayectoria de su empresa,  están convencidos de que solo se trata del principio.

Suscríbete a nuestra newsletter