Entrevista a Melquiades Lozano, fundador de Asociación con Valores

“Nuestros emprendedores van a ser personas en riesgo de exclusión social”

La asociación desarrollará durante 2019 una incubadora social con la que ayudar a personas desfavorecidas a establecer su propio negocio

Al frío te acostumbras… Esta fue una de las muchas lecciones que me dio una persona cualquiera, en un parque cualquiera, en un banco cualquiera… lo que empezó siendo un voluntariado acompañando a personas sin hogar, termino siendo lo que hoy en día es este proyecto“.

Tras 20 años dedicado al mundo de la empresa, Melquiades Lozano decidió cambiar el rumbo de su vida y fundó el año pasado Asociación con Valores, entidad que se dedica a la inserción laboral y emprendimiento de personas en riesgo de exclusión social. Lozano compaginaba su vida profesional con voluntariados en los que acompañaba a personas sin hogar.

Esta presencia en dos mundos tan absolutamente diferentes, por la mañana en grandes despachos y por la noche en bancos de parques, me hizo darme cuenta que existía una gran brecha y decidí gastar todo mi energía vital, conocimientos y contactos en ayudar a estas personas“.

Actualmente, la asociación desarrolla un nuevo proyecto que pondrá en marcha durante 2019. Se trata de una incubadora social con la que dar soporte a colectivos desfavorecidos para que puedan iniciar sus propios negocios.

-¿En qué consiste la incubadora social de Asociación con Valores?

Una incubadora es una organización que da soporte a aquellas personas que quieren emprender. En el caso de las incubadoras sociales, los emprendedores desarrollan algún producto o modelo de negocio que aporta un beneficio a la sociedad.

En nuestro caso, decimos que la nuestra es una Incubadora Social al cuadrado, puesto que nuestros emprendedores van a ser directamente personas en riesgo de exclusión social. Además y este es el punto absolutamente diferencial, van a ser apoyados por empresas, puesto que son ellas las que tienen un conocimiento absoluto de sus sectores, pudiendo identificar micro-oportunidades de emprendimiento para estas personas.

-¿Cómo se desarrollará el proyecto?

La primera edición de la Incubadora la realizaremos este año 2019. En un primer mes trabajaremos con las empresas en la identificación de las micro-oportunidades de emprendimiento. Después seleccionaremos a los candidatos a entrar en la Incubadora, de los presentados por las ONGs.

Y finalmente el proceso de incubación que durara 4 meses y en el que los emprendedores recibirán soporte en 4 bloques: mentorización, trabajo colectivo, formación y consultoría. Una vez finalizado el proceso de incubación, se apoyará a los emprendedores en la búsqueda de financiación y se les realizará un seguimiento.

Decir que los emprendedores una vez finalicen su proceso de incubación el primer año deberán cumplir con 2 obligaciones que les imponemos: apoyar a los emprendedores de las siguientes ediciones y que la empresa creada incorpore también la exigencia de tener un 50% de personas en riesgo de exclusión. De esta manera, todos nos ayudamos mutuamente.

-¿Qué otras iniciativas lleváis a cabo?

Por un lado estamos gestionando oportunidades de empleo que las empresas con las que colaboramos nos brindan. Hacemos un match entre las necesidades de la empresa para dicho puesto y contactamos con las diferentes ONGs y les solicitamos que nos presenten a los candidatos que cuadren con estos perfiles.

También hemos realizado algún proyecto piloto de unión entre la Universidad y el mundo social. Concretamente con el CEU Cardenal Herrera y la ONG Actiyam, la cual fabrica muebles con palets hechos por personas sin hogar. El objetivo del proyecto era que los alumnos de diseño industrial desarrollaran diferentes productos que ampliaran el catálogo de la ONG.

-¿Cómo es la colaboración con ONGs y empresas?

La base de nuestro proyecto es la colaboración, tanto con las otras ONGs, como con las empresas y los profesionales. Existen muchisimas ONG que estan haciendo un trabajo enorme. Pero es verdad que cuando llegan al ultimo escalón, en sus itinerarios de inserción sociolaboral, el del empleo, tienen grandes dificultades, precisamente por su perfil fundamentalmente social.

Por ello Asociación con Valores nació con la intención de no sustituir a nadie, sino de complementar. Nuestro enfoque es aportar precisamente valor en ese último punto, el del empleo, a través de nuestra experiencia puramente empresarial y nuestra red de contactos empresariales. En una primera fase del proyecto nos sentamos con unas 20 ONGs para validar que era posible colaborar, ellos trabajando la parte humana y nosotros la del empleo y he de decir que sinceramente la acogida fue buenísima.

Por otra parte, también las empresas en su mayoría se han mostrado dispuestas a colaborar, y ya nos hemos sentado con unas 40. Nosotros les damos una manera de canalizar su ayuda, a través de lo que mejor saben hacer… crear empresas, crear empleo, generar negocio.

-¿Cuál es la situación de las personas en exclusión social?

En España hoy en día hay unas 40.000 personas sin hogar, en la ciudad de València unas 800. Creo que como sociedad no nos podemos permitir ver a personas en nuestras ciudades que carecen de lo mas mínimo. Tiradas en el suelo como residuos de una sociedad insensible.

Además estas personas son gente como tú y como yo, en la mayoría de los casos muy alejados de los prototipos imaginarios (delincuentes, drogadictos, jugadores, etc…). Gente “normal” a los que la vida golpeó duro y que una vez están en situación de calle es muy difícil reinsertarse de nuevo sin ayuda. Y es entonces, cuando sí, fruto de esta situación tan extrema, algunos de ellos caen en adicciones, robos, etc…

Es aquí donde entra el trabajo de las ONGs, ayudando a estas personas a desprenderse de adicciones, a recuperar sus capacidades personales y profesionales….pero sin un trabajo que culmine ese proceso no podrán volver a tener una vida digna y autónoma.


“En España hay 40.000 personas sin hogar, en la ciudad de València unas 800”


-¿Aparta la sociedad actual la mirada de las personas desfavorecidas?

El ritmo de vida actual hace que no tengas tiempo para nada. Todo va muy rápido, las preocupaciones se agolpan en las cabezas de la gente y no tienen tiempo nada más que para preocuparse “de lo suyo”, creando una sociedad egoísta e insensible, fruto de los miedos. Sin embargo, a nivel individual la mayoría de la gente es generosa y empática con estas personas, es la masa lo que nos insensibiliza a estos problemas.

Por ello, creo que debemos luchar contra ese proceso que los hace invisibles a nuestros ojos, creo que hay que mirar a los ojos de las personas, escuchar sus historias y conocerlas. Cuando lo haces, tu visión de estas personas se transforma y te sucede como me sucedió a mí, que ya no puedes dejar de sentir la responsabilidad de hacer algo para ayudarles. Y creo que entre todos construimos el mundo en el que vivimos.

Sobre la ayuda que reciben estas personas, existen muchos recursos, aunque la gran mayoría son asistencialistas: comida, ropa, cama… creo que hay una enorme carencia de recursos enfocados a soluciones a largo plazo, en este sentido creo que existe una gran margen de mejora. Soluciones que aporten vivienda definitiva, soluciones que generen empleo, etc… es ahí donde desde la Asociación intentamos poner nuestro granito de arena.

-¿Cuál es el futuro de Asociación con Valores?

El futuro de la Asociación será crear soluciones empresariales, de la mano de las empresas y las ONGs, siendo el puente que una ambos mundos. Nuestro ámbito geográfico actual es la Comunidad Valenciana, pero con la intención de escalar el modelo al resto de España.

De hecho actualmente estamos preparando la presentación del proyecto a financiación europea, lo cual ha provocado que hayamos entrado en contacto con unas 40 organizaciones de toda Europa, que están trabajando el emprendimiento social con colectivos en riesgo de exclusión.

Por último, comentar que hemos tenido diversas reuniones con el Ayuntamiento y con la Generalitat y aspiramos a crear soluciones conjuntamente. En muchos de los proyectos que se están abordando desde la Administración con estos colectivos es imprescindible integrar la visión empresarial para poder generar tejido productivo inclusivo.

Suscríbete a nuestra newsletter