La información económica de los líderes

La cofundadora de MTech reivindica un pacto mundial sobre ética tecnológica

Cristina Aranda: “Debemos ligar humanismo y tecnología”

En su opinión, es urgente acordar un decálogo de buenas prácticas para garantizar un buen uso de la Inteligencia Artificial

La fundadora de MTech durante su reciente estancia en Alicante invitada por Focus y Emprendimiento |E3

“Es muy importante y necesario que la comunidad tecnológica y la humanista empiecen a trabajar de manera conjunta para definir cuanto antes un decálogo de buenas prácticas  a nivel internacional que en la actualidad no existe. La tecnología nos rodea. Cada vez habrá más máquinas que tomen decisiones y por esa razón detrás de ellas tiene que haber unos criterios éticos y morales bien fundamentados para no perder el rumbo del buen uso de la Inteligencia Artificial”.  Así de contundente se muestra  Cristina Aranda, cofundadora de Mujeres Tech (MTech) y experta en innovación y marketing en Intelygenz.

Según Aranda, la tecnología avanza con tanta rapidez que apenas se  ha tenido tiempo de  reflexionar sobre su impacto social y sobre  las consecuencias que puede acarrear un cambio de paradigma  que  no esté cimentado sobre la base de unos valores éticos claros. “ Las personas que se dedican a la innovación han de tener un componente ético claro sobre qué es lo que hacen y para quién lo están haciendo. Necesitamos que la tecnología tenga su lado humanístico. No debemos olvidar que  su objetivo debe ser el bien de las personas y, sin embargo, hoy en día es raro que este principio se tenga en cuenta. Hay muchos sesgos detrás de la Inteligencia Artificial”, asegura.

En su opinión, es prioritario alcanzar un pacto internacional de buenas prácticas  seguido de una normativa clara que  se adelante en la medida de lo posible a futuros conflictos. “Debemos tener presente que la tecnología  va muy rápido. Más que la propia sociedad y más  que  su regulación.  A pesar de la importancia de las normas, se suelen situar en el último estadio de los procesos”, afirma.

Solo quienes procuran ponerse al día para adaptarse  a los cambios tecnológicos pueden tener el suficiente criterio para valorar sus ventajas y sus riesgos. En este sentido, Cristina Aranda reivindica que tanto las instituciones como las empresas se preocupen más por actualizar sus competencias digitales.  “Muchas veces, por razones de trabajo, por falta de tiempo, no pueden estar al día. Pero es importante  tomar conciencia de que  la obsolescencia formativa en este campo  es un problema a evitar debido al impacto económico y social que va a tener  la Inteligencia Artificial”, advierte.

Mujeres Tech

Uno de los ejes centrales sobre el que gira la trayectoria profesional de Cristina Aranda es contribuir a que la tecnología sea verdaderamente una herramienta enfocada a mejorar la vida de las personas. Junto a su reivindicación de incorporar el componente ético a los procesos de innovación, otro de sus frentes es lograr una sociedad más igualitaria.  Ese es el objetivo de la asociación sin ánimo de lucro “Mujeres Tech”( MTech), de la que es cofundadora. Sus acciones van dirigidas a aumentar la presencia femenina en el sector digital con el fin de ir reduciendo la brecha que existe en este sector entre hombres y mujeres.

Según sus cifras, el sector digital cuenta en la actualidad con un 20 % de mujeres, de las cuales, un 15 %  trabaja en  creación y desarrollo de productos y un 11 % en ciberseguridad. “Es necesario que la tecnología tenga más presente la diversidad social”, asegura.

Suscríbete a nuestra newsletter