La información económica de los líderes

Mercavalencia desmiente haber amenazado con romper con Incarlopsa

Según señalan desde la empresa valenciana, Incarlopsa se quedaría durante 5 años más si sale adelante la propuesta de constituir una sociedad limitada

 / 
Archivado en: 

Mercavalencia niega haber amenazado con romper contrato con su principal cliente, la empresa cárnica Incarlopsa, para no asumir en plantilla a los falsos cooperativistas de Work Man. “No ha habido amenaza de cortar relaciones. Se están diciendo muchas mentiras“, aseguran fuentes de Mercavalencia.

De esta manera responden al comunicado de UGT PV en el que apuntaban que la empresa pública, propiedad al 51% del Ayuntamiento de València, amenazó con rescindir el contrato con su principal cliente para poder despedir a los trabajadores en año y medio, incumpliendo así con lo dictado por Inspección de Trabajo.

En la reunión mantenida este pasado lunes entre las partes afectadas, según específica Mercavalencia, se realizó la propuesta de constituir una nueva empresa que se encargaría de gestionar la sala de despiece y en la que entrarían a formar parte los falsos cooperativistas de Work Man como trabajadores en régimen general. “Se les ofreció esta solución y en estos momentos los socios de Work Man están recapacitando sobre esta alternativa“, apuntan desde la empresa valenciana.

Incarlopsa renovaría con Mercavalencia por 5 años más

La solución de constituir una sociedad limitada gestionada por Work Man es una alternativa propuesta tanto por Mercavalencia, como por la directiva de Work Man y por Incarlopsa. “La asamblea era para presentarles el proyecto y que se lo pensaran“, apuntan desde Mercavalencia, quienes añaden en relación al comunicado del sindicato que “la respuesta no la tiene que dar UGT, sino los socios de Work Man“.

A su vez, señalan que las relaciones con Incarlopsa son positivas y que queda un año de contrato con la empresa. “Incarlopsa afirmó que si se constituye la empresa gestionada por Work Man, se comprometen a firmar un contrato por 5 años“, aseguran desde Mercavalencia.

La empresa pública valenciana expone que están intentando que en el matadero “haya buen ambiente y que los trabajadores estén bien“. Además apuntan que no realizarán declaraciones públicas, “optamos por la prudencia y esperar a que se resuelva todo“.

Los falsos cooperativistas rechazan la propuesta de Mercavalencia

Por su parte, desde UGT señalan que los falsos cooperativistas decidieron rechazar la propuesta de Mercavalencia porque no aceptan depender de una sociedad limitada ya que se repetiría el error de “aglutinar en una sociedad externa a unos trabajadores que dependen directamente de las órdenes y la planificación de Mercavalencia“.

Según explica Carlos Santana, socio de la cooperativa Work Man, trabajador de Mercavalencia y miembro de la Sección Sindical en UGT, desde la cooperativa trasladan a los socios que la resolución de la Inspección de Trabajo no es vinculante. “Le quieren quitar importancia a la Inspección de Trabajo que es una autoridad laboral“, expone Santana.

Además, señala que han amenazado con despedir a los trabajadores de no aceptar la propuesta de constituir una empresa privada. “Nos han comunicado que el que no entre en la sociedad limitada no tendrá puesto de trabajo“, explica el trabajador de Mercavalencia.


“Lo que queremos es que se aplique el convenio colectivo y trabajar en condiciones dignas”


El socio de Work Man, asegura que la cooperativa les traslada que se llevarán el trabajo a otro sitio. También señala que desde hace dos o tres semanas, Mercavalencia está sancionando a los trabajadores y enviándolos a casa. “Han entrado en una dinámica de acoso laboral bastante grave“, lamenta Santana.

No estamos reclamando cobrar más dinero, lo que queremos es que se aplique el convenio colectivo y trabajar en condiciones dignas“, explica Carlos Santana, quien añade que “desde el Ayuntamiento deberían dar ejemplo ya que con el 51% de la empresa se pueden hacer muchas cosas“.

La propuesta de Mercavalencia, según UGT, supone crear una sociedad limitada ofreciendo salarios de 1.950 euros mensuales para los oficiales de primera, 1.680 para los de segunda y 1.500 para los peones, muy por debajo debajo de los sueldos del convenio de Mercavalència, e incluso inferiores al Convenio estatal de cárnicas.

Por su parte, el Ayuntamiento de València no da declaraciones sobre el caso y alega que Mercavalencia es una empresa autónoma que se gestiona a si misma.

Como señala Santana, los falsos cooperativistas se ofrecieron a seguir con las mismas condiciones hasta final de año y a partir de enero negociar las condiciones para incorporarse a la plantilla de Mercavalencia. “No nos hicieron caso, ni desde el Ayuntamiento ni desde Mercavalencia“, expone.

Ante la falta de acuerdo, los falsos cooperativistas pretenden seguir adelante con sus reivindicaciones y llevar el caso a juicio. “Nosotros vamos a llegar al final e iremos a juicio porque Mercavalencia no quiere acatar la resolución de Inspección de Trabajo“, concluye Santana.

 

Suscríbete a nuestra newsletter