Más movimiento en antiguos edificios bancarios: se inician las obras para convertir la vieja sede de la CAM en un edificio de lujo

BBVA vende para reformar su sede en València, pero volverá como alquilado

Archivado en: 

BBVA ha vendido su hasta ahora sede territorial en la Comunitat Valenciana, un edificio situado en la confluencia de las calles Pintor Sorolla y Poeta Querol, en pleno distrito financiero de València.

La entidad compradora ha sido Fiatc Seguros, quien se encargará de la adecuación del edificio de 12 plantas. Las siete primeras volverán a ser ocupadas por el banco aproximadamente en 2020, una vez finalizadas las obras, con un contrato de alquiler con una duración de 50 años. La operación de venta ha contado con el asesoramiento de CBRE en València, la compañía a la que tradicionalmente BBVA ha recurrido para operaciones inmobiliarias.

El histórico edificio, de 12.250 metros cuadrados, será reformado para acoger los servicios centrales de la entidad. Las tres primeras plantas serán la oficina insignia de BBVA, con su nuevo Centro de Clientes, que dispondrá de una superficie de más de 2.000 metros cuadrados. Un modelo de oficina de planta abierta y dotado de todos los adelantos tecnológicos, en los que el cliente tendrá a su servicio gestores especializados.

Antigua sede de la CAM

En las cuatro plantas superiores, BBVA albergará la sede Territorial y Regional Este, además de algunos servicios centrales.

La operación supondrá una inversión para Fiatc de unos 32,5 millones de euros, incluyendo la remodelación del edificio. Además del arrendamiento al banco, la compañía de seguros dispondrá de uno 3.000 metros en las últimas plantas del edificio que con toda probabilidad se destinarán a oficinas.

Tras la modernización, BBVA dejará la antigua sede territorial de Caixa Catalunya, situada en la esquina entre las calles Barcas y Pascual y Genís, que se encuentra frente al edificio ahora vendido. Dicha sede -una vez absorbida la entidad catalana- acoge actualmente a los equipos directivos territoriales de BBVA.

La entidad financiera ya se deshizo del histórico edificio de la Plaza del Ayuntamiento que ahora ocupa la Agencia Tributaria, cuya sede de Guillén de Castro está sometida a una profunda reforma debido al pésimo estado de conservación en el que se encontraba.

Esta nueva operación inmobiliaria bancaria se suma a la realizada hace algunos meses con la antigua sede de la CAM, en la calle Pascual y Genís, desocupada desde la absorción por parte del Banco Sabadell. Esta misma semana se han iniciado las obras de reforma del edificio cuyo destino parece ser convertirse en un hotel de lujo.

 

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter