La información económica de los líderes

Un mes de mareante variación en la cotización de las entidades bancarias

La Bolsa española ha vivido tres semanas de una mareante variación en la cotización de las entidades bancarias. Enormes oscilaciones derivadas, sobre todo, de las sucesivas decisiones que han cambiado a lo largo de este periodo el sujeto pasivo del impuesto de actos jurídicos documentados aplicado a las hipotecas.

Hoy, una vez conocido el decreto ley por el que el Gobierno fija que son las entidades prestatarias y no el cliente el sujeto pasivo del impuesto, la cotización de los bancos bajó, después de que tras la decisión del Supremo difundida a última hora del martes señalara todo lo contrario. Cuatro cambios de criterio en tres semanas que hoy se han traducido en una caída del IBEX 35 del 0,46%, que ha logrado mantenerse por encima de los 9.100 puntos. En el acumulado semanal suma un 1,58 % y reduce las pérdidas anuales al 9,05 %.

La principal caída ha sido la del BBVA, con un descenso del 5,86%, seguida del Santander, con una bajada del 1,57%. Sin embargo, estas pérdidas se debe principalmente a la decisión del próximo gobierno mexicano de limitar las comisiones bancarias, lo que afectará a los resultados de estas entidades en dicho mercado. En el caso de BBVA, México es el principal contribuyente a los resultados, ya que Bancomer ha aportado en lo que va de año el 43% del beneficio.

Banco Sabadell ha perdido 2,19% y han soportado mejor el chaparrón: Bankia con el 0,55% y CaixaBank con el 0,46%, mientras que Bankinter experimentaba una leve subida del 0.08%.

Para Luis Ángel Hernández Bernia, responsable de Derivados y Fiscalidad en Rankia, la banca española ha sufrido casi un mes de vaivenes importantes en su cotización en Bolsa. Desde que el 15 de octubre se produjera la sentencia favorable a los clientes, la banca española perdió cerca de 5000 millones en capitalización, afectados principalmente por la posibilidad de que la aplicación retroactiva de la sentencia se abriese a un plazo mayor de 4 años, lo cual hubiera supuesto un grave perjuicio a sus cuentas.

entidades bancarias

Según Hernández, una vez se fue aclarando la situación y la tesis de la retroactividad ampliada fue perdiendo fuelle, sus cotizaciones fueron aumentando, tomando el impulso definitivo con la decisión favorable del Pleno, que dio un impulso a las cotizaciones.

A su juicio, el Real Decreto Ley del Gobierno no ha tenido impacto ya que se da por descontado que los bancos trasladarán este coste vía encarecimiento de los tipos de interés y porque no se contempla una aplicación retroactiva de la ley.

“La realidad es que pasado un mes casi todos los bancos españoles se encuentran en cotizaciones similares a las que tenían antes de todo el lío jurídico. No obstante a esto la banca tiene por delante desafíos importantes, hoy hemos visto como las propuestas del gobierno mexicano están impactando con fuerza la cotización de BBVA y Santander con alta exposición a ese mercado. Turquía, Argentina y Brasil son otras de las causas de incertidumbre que evitan el despegue del sector en España”, opina el experto.

Suscríbete a nuestra newsletter