Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Las obras concluirán a mediados de septiembre

El antiguo hangar del Alinghi en la Marina de València ahora es La Base

El edificio albergará empresas que desarrollen actividades creativas y artísticas

Publicado el:
El antiguo hangar del Alinghi en la Marina de València ahora es La Base

La fachada del edificio alberga una obra artística efímera que cambiará cada año

El edificio que albergó la sede del Alinghi en la America’s Cup vive sus últimas semanas de transformación. Ya puede verse su nuevo nombre, La Base, que aparece en un rótulo luminoso colgado de su fachada.

En el plazo de dos semanas terminarán las obras del hangar. De momento, ya se han recuperado los casi 2.000 metros cuadrados de la planta baja de un edificio que albergará en un espacio vivo a un conjunto de industrias culturales y creativas.

La reforma del espacio y la creación de la marca ha sido concebida por el estudio creativo CuldeSac e incluye una instalación artística efímera obra. La primera obra seleccionada es del artista Hyuro. Unas intervenciones que subrayan el dinamismo de La Base.

La directora ejecutiva de CuldeSac, Gemma Sastre, argumenta esta intervención señalando que “queremos que la fachada esté viva y sea un lienzo donde artistas internacionales cuenten historias con contenido social que nos hagan reflexionar”. El proyecto tiene como objetivo que el espacio sea un lugar de encuentro e intercambio, un lugar permeable y abierto donde se produzcan actividades de forma continua.

Una base abierta
Las obras en la planta baja han sido realizadas por la empresa Inmobles Xuquer SL, con un presupuesto de licitación de 163.569€ y en el plazo previsto de un mes. La intervención ha supuesto abrir el espacio inferior y acondicionar el interior para nuevos usos.

Dentro de los hangares, se ha redistribuido la tabiquería, se han instalado paneles perimetrales para habilitar un espacio expositivo, se ha adecuado la instalación contra incendios y se han creado aseos accesibles y una zona de catering. Para conectar La Base con el exterior, se ha abierto un hueco en la fachada principal.

Una fachada viva
La fachada reserva un espacio para instalar una intervención artística con carácter anual. La primera es la citada obra de la artista argentina Hyuro, cuyos murales ya ocupan murales en ciudades de todo el mundo. En este caso, la obra se basa en una acuarela suya.

Por otra parte, ya están instalados en la fachada los rótulos de la nueva marca “La Base”, cuyo cromatismo y tipografía se alinean con la imagen e identidad gráfica de La Marina de València y su objetivo de dinamizar el frente marítimo.

La primera y segunda planta de La Base, así como sus terrazas, se destinarán también a actividades relacionadas con la innovación y la creatividad. Una de las premisas de los pliegos de adecuación y explotación del edificio se apoyará en la propuesta de arquitectura sostenible desarrollada el pasado junio por un equipo de estudiantes de másters universitarios, en el marco del taller Interdisciplinary Sustainable Architecture (ISA)- Lab, organizado por la Universitat Politècnica de València.

Otro espacio que también el Consorcio València 2007 acondicionará en breve es la antigua tienda del Alinghi. El espacio se convertirá en el punto de información de la entidad y acogerá ruedas de prensa y eventos de programación propia.