La información económica de los líderes

Benicàssim “rescata” a finales de año Villa Elisa para actividades culturales

La Diputación de Castellón y el ayuntamiento han cofinanciado los 1,6 millones de euros de las obras que ponen fin a años de retrasos en los trabajos

 / 

Las autoridades local y provincial comprobaron la marcha de los trabajos.

Tras años de olvido y deterioro, Benicàssim recuperará a finales de este año el palacete de Villa Elisa para convertirlo en referente cultural. Una inversión de 1,6 millones de euros y la coordinación entre las administraciones local, provincial y autonómica hacen posible que la rehabilitación de la villa sea una realidad. Hoy, en plena temporada estival, la alcaldesa benicense, Susana Marqués, y el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, han vuelto a visitar el lugar y comprobar la marcha de los trabajos.

Los máximos representantes del Ayuntamiento de Benicàssim y de la Diputación han constatado que el ritmo de obra avanza conforme se preveía, que se están cumpliendo los plazos y los trabajos concluirán a plazo a finales de diciembre. Todo ello, una vez que la decisión de la Conselleria de Cultura de asumir  la deuda contraída con el consistorio por anteriores gobiernos autonómicos del PP, desbloqueando el problema.

El proyecto de rehabilitación de Villa Elisa ha sido redactado por los arquitectos José Ramón Torno, Carlos Ortega y Aleksandra Mrdja, con la participación como asesor emérito de Manuel Portaceli el redactor original del primer proyecto. Los trabajos buscan respetar la singularidad de este edificio emblemático construido en 1943. Pero al mismo tiempo va a dotarlo de los espacios y áreas de gestión y trabajo necesarios para convertirlo en un lugar de referencia para usos múltiples.

El remodelado edificio contará con salas de exposiciones, de actos, salón de recepciones, aulas multiusos y aulas tecnológicas entre otras dependencias que servirán para el correcto funcionamiento de todo el complejo sociocultural. Además,  el antiguo almacén, se convertirá en una moderna cafetería que den servicio de restauración al edificio y, probablemente al público de manera abierta.

Suscríbete a nuestra newsletter