Adecco augura 160.000 empleos estivales en la Comunitat Valenciana

Archivado en: 

Los meses de junio a septiembre siempre han supuesto un impulso en las contrataciones representando incrementos interanuales de hasta un 20% a nivel nacional. En esta ocasión, Adecco ha detectado un incremento interanual del 12%, lo que supone la creación de cerca de un millón y medio de empleos estivales – 160.580 de ellos en la Comunidad Valenciana con un crecimiento del 15% – en áreas típicamente ligadas a la contratación estival, como son la hostelería y el turismo, aunque también se realizarán contratos en otras áreas del sector servicios o en la industria.

Cataluña, la Comunidad de Madrid, la Región de Murcia, Andalucía y la Comunidad Valenciana realizarán casi 7 de cada 10 empleos estivales.

Este desequilibrio puede deberse al importante componente turístico de estas zonas en contraposición a otras en las que, o bien la afluencia de turistas es menor o bien sus economías están más diversificadas y el peso del turismo no es tan representativo como en estas. Los mayores crecimientos se producirán en Cataluña con 275.200 contratos, y Madrid, con 214.200. A continuación figura Murcia, con 166.600 empleos; Andalucía, 166.500 y, en quinto lugar, la Comunitat Valenciana, con 160.580 contratos.

Valencia lidera el empleo y Alicante, el crecimiento
La provincia de Valencia encabezará la creación de empleo en la Comunidad Valenciana durante los próximos cuatro meses. En total, se esperan 120.770 contratos en la zona, que la convierten en la cuarta provincia con más empleo a nivel nacional, solo por detrás de Madrid, Barcelona y Murcia.

Lejos de ella, aunque con datos muy positivos, se quedan Alicante y Castellón, donde la campaña de verano dejará 27.630 y 12.180 empleos, respectivamente.

Todas las provincias valencianas crecerán con respecto a la misma campaña de 2017. Sin embargo, destaca el incremento que experimentarán Alicante y Valencia, con una mejora interanual del 16% y el 15%, respectivamente, lo que las sitúa 4 y 3 puntos porcentuales por encima de la media nacional. Por su parte, Castellón se acompasa al ritmo de crecimiento de la media nacional con una previsión de +12% interanual.

La hostelería y el turismo tirarán del empleo en la región
Como ya es habitual, en nuestro país los sectores del turismo y la hostelería serán los que concentren un mayor número de contrataciones, especialmente en el caso de las regiones costeras y aquellas que concentran mayor afluencia de turistas durante el verano. Las buenas previsiones que los empresarios manejan en los meses previos al verano, ligados a esa creciente llegada de extranjeros por motivos vacacionales y de la recuperación del turismo nacional, hacen que las compañías contraten más personal que en años anteriores.

Íntimamente ligado a este sector, otro de los que generará una mayor demanda de trabajadores será el aeroportuario. También en relación con el aumento de la actividad turística y el consumo en nuestro país, el sector servicios y el de logística y transporte demandarán personal.

El sector comercial, al igual que durante el resto del año, será otro de los sectores que genere un gran volumen de puestos de trabajo, ya que son muchas las empresas cuya estrategia de ventas depende en gran medida del periodo estival.

Además, el sector contact center, uno de los principales generadores de empleo en los últimos años, seguirá contratando personal e incluso aumentará su demanda por parte de las empresas de asistencia en carretera.

Los perfiles que requiere la Comunidad Valenciana
En la Comunidad Valenciana las empresas necesitan contar con perfiles como los cocineros, los ayudantes de cocina, los camareros, los camareros de piso, el personal de recepción, el personal de sala, los guías turísticos, los promotores, los reponedores, los operarios de producción, los mozos y los dependientes, entre otros.

Como ya ha ocurrido otros años, los idiomas son requisito casi indispensable para encontrar un empleo en las zonas de mayor afluencia turística internacional. Aunque el inglés sigue siendo lo más demandado, idiomas como el alemán, el ruso o el francés son cada vez más solicitados.

Al margen de la formación que pueda requerirse en cada puesto de trabajo, habilidades como el trabajo en equipo, la polivalencia, el compromiso o la implicación son transversales e importantes para enfrentarse a cualquier empleo de verano.

En el caso del sector servicios, la atención al cliente, la buena predisposición, las habilidades comunicativas y comerciales y la proactividad serán las más demandadas. Al igual que la destreza manual, la tolerancia al estrés y la orientación a resultados lo serán en el sector industrial.

Suscríbete a nuestra newsletter