Metrovalencia llegará al barrio de Nazaret en 2023 al desbloquear la L10

Archivado en: 

El Consell ha firmado la adjudicación de la redacción del proyecto de la futura línea L10 de Metrovalencia (antigua línea T2), que conectará el centro de la ciudad con el barrio de Natzaret, según ha anunciado hoy Ximo Puig en la sesión de control de Les Corts.

La asistencia técnica para la redacción de los estudios y proyectos de la futura L10 de Metrovalencia entre la calle Alicante y Natzaret ha sido adjudicada a la UTE compuesta por las mercantiles Técnica y Proyectos, SAGesman, Ingeniería de Gestión, SL, con un presupuesto de 1,15 millones de euros (IVA incluido).

La infraestructura estaba paralizada desde 2011, con una inversión inicial de 50 millones de euros, de los que 30 serían aportados por la Generalitat y 20 por los Fondos Feder. Las obras comenzaron en 2006 y fueron abandonadas después de invertir 200 millones de euros. Hasta ese momento, se habían construido 2.500 metros de tramo subterráneo (Calle Alicante-Hermanos Maristas), 2.480 metros de tramo en superficie (Hermanos Maristas-Natzaret) y la estación soterrada del Mercat, no conectada con los dos tramos anteriores. Tampoco se había decidido la ubicación de los talleres ni el material móvil necesario para poner en marcha la infraestructura.

Se espera que las obras se inicien en 2019 y que puedan estar acabadas en su totalidad en 2023.

 Contenido de los proyectos

Para la elaboración de los proyectos constructivos y las posteriores obras, se partirá de la información existentes y por realizar, con el objetivo de obtener un ahorro de costes durante el ciclo de vida del proyecto.

Asimismo, se estudiarán actuaciones de prolongación de la L10 desde la calle Alicante hasta el Mercado Central y el Pont de Fusta en base a los estudios de demanda y posibilidad económica.

Durante su comparecencia, Puig no se ha limitado a hacer este anuncio, sino que ha aprovechado su comparecencia a hacer un recuento de las decisiones de los anteriores gobiernos que han supuesto un elevado quebranto patrimonial a la Comunitat Valencia. Puig ha hecho estas declaraciones el mismo día que se confirman las elevadas penas de prisión para la trama Gürtel.

En este sentido, declaró que “los agujeros y las hipotecas las está levantando con todo su esfuerzo la sociedad valenciana” y anunció que ha tomado las medidas para recuperar los 308 millones que costó la Fórmula 1.

La Generalitat se ha personado en los dos casos abiertos en los juzgados ordinarios, tanto en el que investiga la organización de la carrera y la compra de la empresa Valmor, como en el de los sobrecostes millonarios en la construcción del circuito oficial. Además, ha señalado, se mantiene abierto el proceso en el Tribunal de Cuentas para recuperar 24 millones por la adquisición de Valmor por el Consell.

Suscríbete a nuestra newsletter