Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Ventaja del renting

Renting: ¿qué es, ventajas y qué diferencia tiene con otros sistemas?

Uno de los motores de la economía española es el renting, que ofrece múltiples ventajas para todos. Se trata de un alquiler sobre un bien mueble y se caracteriza porque el propietario cede los derechos del activo para obtener pagos mensuales. El que utiliza el bien se le denomina arrendatario y debe cumplir con los requisitos que exige el documento. En este sentido, al ser un bien mueble, puede tratarse de cualquier objeto que pueda trasladarse de un sitio a otro. Por ende, los bienes raíces y propiedades están fuera de este tipo de contratos.

Esto lo diferencia de otros sistemas, ya que el arrendatario puede ser un particular o una compañía. Asimismo, el arrendador tiene que ser un banco u otra empresa relacionada y lo diferencia de los otros sistemas y los denomina como los rentings. Estos últimos se basan en contratos de alquiler, pero exclusivamente entre negocios, así que dejan fuera a las personas naturales. De este modo, el renting es un modelo perfecto para negociar un sinfín de objetos que pueden generar valor a tu vida en el mediano y largo plazo.

¿Qué es el renting?

El renting es un modelo comercial en el que dos partes negocian la cesión de un bien a cambio de un pago periódico. A esto también se le puede llamar contrato de alquiler u arrendamiento y su principal característica es que no involucra bienes inmuebles. Por ende, pueden negociarse desde vehículos, naves, electrodomésticos, propiedad intelectual y mucho más. Estos contratos se caracterizan por ser a mediano y largo plazo, con fecha de entrega mínima en un año, así que hay que pensarlo bien antes de ingresar.

Una de las características del renting es que además del alquiler del bien, están incluidos otros servicios muy interesantes. En el caso del automóvil, además de arrendamiento tienes los pagos del seguro, mantenimiento y muchos otros pagos extra. De este modo, el renting es un modelo de negocios muy atractivo que ofrece ventajas tanto para el prestador del bien como para el usuario. Esto ha generado que más empresas empiecen a aplicarlo de alguna u otra forma en su día a día.

¿Cómo funciona el renting?

El funcionamiento del renting es mediante un contrato en el que se cede un objeto a cambio de un pago determinado. A partir de aquí, el cliente tiene el derecho de utilizar ese bien según los parámetros que especifica el contrato. Además, el renting impide que puedas adquirir el bien luego de haber transcurrido el plazo. Esto quiere decir que no es un documento de compraventa, sino un arrendamiento en toda la extensión de la palabra.

Los precios pueden variar dependiendo del servicio que se esté adquiriendo. El contrato debe ser leído por ambas partes y pueden tener las cláusulas que sean necesarias para ceder el objeto. En consecuencia, el bien mueble puede ser utilizado tanto para un objetivo personal como para un fin profesional, así que puede ser explotado comercialmente. Esto brinda una gran ventaja para el cliente, que puede disfrutar del activo sin tener obligaciones de compra que lo comprometan en el futuro.

Diferencias entre compra, renting y leasing

Entre la compra, renting y leasing hay muchas similitudes, pero cada uno tiene sus características que lo diferencian de los demás. El proceso de compra es el más clásico y ocurre cuando adquieres un bien o un servicio y das un monto exacto a cambio. A partir de aquí, el producto es de tu propiedad y puedes hacer lo que desees con él. De este modo, no debes cumplir con un contrato ni usarlo con determinadas condiciones, ya que ahora es tuyo.

Por otro lado, el renting es el proceso por el cual alquilas un bien mueble ante un propietario que impone sus exigencias. En este caso, él cede su producto a cambio de que le proporciones una serie de pagos de forma periódica. La principal característica es que no puede ser una propiedad raíz y la empresa debe ser una entidad bancaria o una empresa especializada. En este sentido, los contratos suelen ser a medio plazo y el plazo mínimo es de un año de duración.

Finalmente, el leasing es un arrendamiento financiero en el cual el cliente puede usar el activo mientras está en el proceso de financiamiento. Es una forma muy ventajosa de poder usar un bien mientras se pagan pequeñas cuotas para tener la propiedad del objeto. Su principal diferencia con el renting es que existe la opción a compra, algo que este último no ofrece. En consecuencia, el empresario disfrutará del activo y al finalizar el contrato será suyo a un precio inferior al del mercado.

¿Qué ventajas tiene?

El renting ofrece muchas ventajas que vale la pena destacar. La primera es que no es necesario obtener un préstamo ni hacer un pago inicial para usar el bien, ya que los pagos mensuales serán suficientes. Además, el contrato estipula que te ofrecerán otros servicios adicionales sin mayores costes, algo que te permitirá obtener una mejor experiencia. No puedes olvidar que en la mayoría de los casos el renting te ofrece un bien nuevo y con tiempo de garantía para tu tranquilidad.

Por otro lado, si el activo se llega a desgastar puedes realizar un nuevo contrato para que te den un nuevo objeto. De esta manera, siempre tendrás algo de gran calidad para tu día a día. Los objetos que ofrece el renting son muy variados y abarcan desde coches, licencias, equipos informáticos, electrodomésticos, etc. Por ende, solo es cuestión de definir el bien que estás buscando para negociar todas las condiciones en el contrato.

¿Qué desventajas tiene?

A pesar de que tiene puntos fuertes, el renting también posee desventajas que debes analizar. El primero de ellos es que el coste mensual suele ser muy elevado, superando incluso otras opciones que hay en el mercado. No obstante, esto dependerá del activo y de la empresa con la que estés negociando. Asimismo, al no poder apalancarte en una institución financiera te obliga a usar solamente tus recursos para usar el objeto.  Así que tendrás que estar solvente antes de incurrir en un gasto de este tipo.

El renting es una alternativa bastante especial que puede ayudarte a mejorar tu calidad de vida. Sin embargo, muchas entidades económicas ofrecen contratos que perjudican enormemente al cliente, así que debes evaluar bien los detalles del documento. De esta manera, con un trato adecuado podrás disfrutar de todas las ventajas que ofrece el renting tanto para las personas como para las empresas.

Certificado-Covid-300
VITHAS-nueva-marca-300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.