La información económica de los líderes

Con motivo del aniversario, se ha cambiado también su imagen gráfica

Treinta años después, los Premios Jaime I se convierten en Rei Jaume I

El próximo 4 de junio, premiados, premios Nobel y científicos invitados harán balance de la historia de los premios e identificarán sus retos de futuro

Archivado en: 

Santigo Grisolía y Javier Quesada. Tras ellos, la nueva imagen de los premios

Se cumplen cuarenta años del regreso a València del profesor Santiago Grisolía tras su brillante paso por la Universidad de Kansas. A su llegada creó inmediatamente la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados (FVEAy, diez años más tarde, la Fundación materializó su iniciativa más importante: la creación de los Premios Jaime I, hoy rebautizados oficialmente como Premios Rei Jaume I. 

El presidente ejecutivo de la Fundación Premios Rei Jaume I (FPRJ) ha recordado que Grisolía puso en marcha los premios con la intención de “dar visibilidad a la ciencia en España y posibilitar el regreso de científicos que, como él, tuvieron que hacer carrera lejos de su tierra”. “La ciencia y el emprendimiento son los motores del desarrollo de las sociedades”, ha manifestado.

En este 30ª aniversario, ha llegado el momento de reflexionar sobre “de dónde vienen los premios y adónde quieren ir”, ha continuado Quesada. Para ello, el próximo 4 de junio se reunirán, en un acto abierto a los medios, más un centenar de premiados, miembros del jurado y científicos invitados en el Auditorio Santiago Grisolía de la Ciudad de la Artes y las Ciencias (CAC). Allí, “se replantearán todos los aspectos relativos al premio, tal vez la inclusión de premios de Humanidades, y los retos a afrontar en los próximos 30 años”. 

Asimismo, a partir de los resultados de la reunión, se hará público “un manifiesto reivindicativo sobre el papel de la ciencia y el emprendimiento en la sociedad y una declaración conjunta de los premiados”.

Pero esa no es la única novedad de esta edición. Se ha presentado su nueva imagen gráfica, en la que ya figura el nombre oficial de Premios Rei Jaume I. La nueva imagen, de la que ha desparecido la medalla con la efigie del rey, “resalta su origen valenciano, que no se va a perder. En cambio, su ámbito de actuación es España y su lengua oficial seguirá siendo el castellano”El nuevo diseño ha gráfico lo ha descrito como “un símbolo moderno, sencillo pero contundente”.

Quesada ha hecho un avance sobre el objeto de análisis que la Fundación desea abordar este año: “los premios han llegado a influir en el avance de la ciencia en la sociedad, pero nos hemos estancado en los últimos diez años. Durante la crisis, abandonamos la primera línea de la ciencia y los talentos volvieron a tener que irse fuera para progresar. No ocurrió lo mismo en la mayoría de potencias europeas”.

La nueva edición cuenta con aproximadamente 300 candidatos, en el que el número de mujeres sigue creciendo, “especialmente en el apartado de emprendimiento. Además, se suman dos nuevos premios Nobel al jurado: el de Química Joachim Frank, fundador de la microscopía electrónica de partículas individuales, y el de Economía Edmund S. Phelps, experto en el análisis del vínculo entre empleo, ajuste de salarios e inflación, al que Quesada ha calificado como un “auténtico filósofo”.

Finalmente, la organización ha confirmado que la Casa Real sigue vinculada a los premios y estará representada en el acto de entrega. Sin embargo, hay que ajustarse a la agenda de los reyes, “por lo que no puede avanzarse una fecha fija”.

Grisolía y Quesada han subrayado que su máximo objetivo es que los premios sigan otros treinta años con mayor peso e influencia, aunque ellos no estén. “O sí”, ha rematado el profesor.

 

Suscríbete a nuestra newsletter