Homeclass busca su nicho dentro del turismo idiomático en Alicante y Granada

El turismo idiomático va cogiendo auge en la provincia de Alicante. La Universidad de Alicante y el Patronato de Turismo Costa Blanca lo saben bien y lo llevan explotando hace unos años. Otro hecho que lo certifica es la creación de diferentes alternativas emprendedoras alrededor de un sector que mueve 50.000 estudiantes al año y un gasto global cercano a los 190 millones, según el organismo provincial.

Homeclass es una de esas iniciativas que ya ha empezado a comercializar sus servicios, según nos cuentan sus dos fundadores Roberto Mirón y Jessica Prieto. Estos emprendedores han decidido profundizar en el lado experiencial. “Nuestro paquete integral de servicios contempla desde el alojamiento, pasando por la enseñanza de español hasta actividades turísticas”, explica Prieto que es profesora homologada por el Instituto Cervantes y actualmente, está complementado su formación en Turismo en la Universidad de Granada.

Nuestro método de enseñanza está basado en la máxima del  aprender haciendo, es lo que los ingleses llaman learning by doing”, apunta Roberto Mirón, quien ha sumado a su titulación de empresariales la de técnico en comercio exterior.  Homeclass es su primera iniciativa emprendedora, pero ambos hicieron un estudio en profundidad de las posibles opciones que el mercado les podía brindar. Así lo expusieron en el Demoday organizado por el Coworking EOI Alicante. Hechos como que España sea el tercer destino preferido por los alumnos internacionales, según el Icex, les animaron a poner en marcha esta empresa de turismo idiomático con sede en Granada y Alicante.

Atención personalizada

Jessica Prieto explica que la propuesta les ha llevado a diseñar unos “paquetes turísticos dirigidos a un público de entre 25 y 60 años. Nuestra zona de preferencia es Escandinavia”. De entrada, han creado dos: One to one y One to three. Ambos tienen como sello de la casa un trato personal, lo que permite un trabajo de bien individualizado para el primer paquete y con tres personas para el segundo.

Con un presupuesto modesto de arranque que ronda los 5.000 euros, Roberto Mirón y Jessica Prieto han puesto en funcionamiento la web y los canales de Facebook e Instagram. El objetivo es crear comunidad y sobre todo, empezar a rodar. De entrada y de su paso por la EOI, estos emprendedores destacan “los conocimientos, apoyo, ánimo y sobre todo la posibilidad  de conocer a personas que, como nosotros, que queremos trabajar en algo que nos gusta y nos motiva”.

Suscríbete a nuestra newsletter