La información económica de los líderes

El “botón del pánico” en la web

El negocio de Miss Sushi, como la mayoría de los que se han ido abriendo paso en nuestro país desde el comienzo de la crisis, se apoya en la tecnología y la red. De ahí que naciera desde el principio con el recurso de un portal web propio como forma de acercar el negocio a los potenciales clientes. Así, recuerda el director general de la empresa, Jorge Vidal, “la página web se monta en paralelo al restaurante”. Porque, apunta, es una herramienta importante para el restaurante, dado que “el reparto de comida a domicilio es fundamental en el modelo de negocio y la web nos ayuda, porque si todos los encargos se realizaran por teléfono nos colapsarían el negocio. Así, a través de la web entran pedidos directamente a cocina y nos permite controlar la necesidad de suministro”.

[masinformacion post_ids=”119423,119443″]

La web hace de filtro de encargos e, incluso, juega otro cometido importante evitar el colapso, “nosotros no cogemos todos los pedidos, cada restaurante decide hasta donde puede dar el servicio en condiciones. Llegado ese momento, disponen de lo que nosotros llamamos botón del pánico, que permite cerrar la página. Así, cuando vemos que en la cocina están saturados de pedidos y no vamos a cumplir con el plazo de tiempo de entrega de los platos, entre 30 o 40 minutos, optamos por dar un buen servicio y cortamos la recepción de demandas por internet. En el momento que la cocina se pone al día se vuelve a habilitar la opción de encargar pedidos a través del portal web”.

Suscríbete a nuestra newsletter