La información económica de los líderes

La consultora Su&Singulär inicia su andadura centrada en mercado sostenible germanoespañol

La búsqueda de nuevos nichos de mercado ha abierto muchas puertas a los emprendedores. Su&Singulär  es una iniciativa de María Jesús Pérez Ortiz que empieza su andadura al abrigo del segundo programa de Coworking EOI Alicante y que responde a la máxima de la especialización que hoy demandan los mercados. Dentro del sector de la consultoría, esta pequeña empresa está especializada en ayuda a pymes con filosofía sostenible a desarrollar proyectos de ámbito internacional con el objetivo de posicionar su producto en mercados ecológicos consolidados como el alemán.

Pérez Ortiz ha enfocado el asesoramiento hacia este país europeo, porque detrás de él está su experiencia de más de diez año en banca y comercio exterior. “Como profesional, la diferenciación respecto a la competencia es el conjunto de servicios a ofrecer por la experiencia laboral previa en banca, como analista de autónomos y empresas, y en el área de comercio exterior, principalmente en Alemania, así como el conocimiento del idioma y la cultura de este mercado”, explica esta emprendedora.

Fuera del rango milenial, Su&Singulär es un proyecto que se basa en el estudio del mercado y ver la oportunidad de un determinado nicho en el sector agroalimentario. Licenciada en Administración de Empresa y con un Máster de Internacionalización, Ortiz ha construido una filosofía y una valores al proyecto para acompañar a otras empresas de similares valores.

Me dirijo a pequeños empresarios que elaboran un producto de calidad con una filosofía de producción sostenible para que logren alcanzar el mercado ecológico-gourmet internacional sin la intervención de más intermediarios”, señala la fundadora. Durante su etapa inicial, la consultoría está evolucionando mediante recursos propios y sin necesidad de financiación externa, según apunta María Jesús Pérez.

Aunque es reservada a la ahora de anticipar colaboraciones, el proyecto ya ha comenzado a rodar en busca de más clientes, tanto productores españoles como clientes potenciales en Alemania. De los confesables, está la bodega “M de Alejandría”, una iniciativa de otra emprendedora de la Marina Alta, Cristina Rodríguez Vicente.

Ecosistema en Alicante

Tras la experiencia en distintas iniciativas, emprende ahora en solitario y tras un proceso de tutorización de la Escuela de Organización Industrial, María Jesús Ortiz considera que el paso por el programa de la escuela “ha sido una gran oportunidad el poder formar parte del grupo emprendedores del coworking de Alicante. He podido consolidar el proyecto inicialmente planteado a través de la ayuda de tutores expertos en distintas materias y ver reforzada la idea de crear mi propia empresa al estar compartiendo estos meses con un grupo de emprendedores con filosofía e ilusiones similares”.

Su introducción en el ecosistema emprendedor pasa, como es lógico, por un continuo intercambio de ideas y por ampliar la agenda de contacto. Respecto al ambiente emprendedor en la provincia de Alicante, considera que “esta zona es privilegiada por la tradición emprendedora que ya tiene y por el volumen de iniciativas que existen, aunque opino que se debería reforzar aún más el apoyo institucional a esos proyectos incipientes para que pueden comenzar su andadura con mayores garantías”.

Suscríbete a nuestra newsletter