Bricks&People, crowdfunding inmobiliario centrado en los barrios marítimos de Valencia

Bricks&People ha completado la financiación de su primer proyecto en el barrio del Canyamelar de Valencia, muy cerca de la playa de la ciudad, tan solo cincuenta y dos días después de ofertarlo en su plataforma de crowdfunding inmobiliario.

bricks&people_barracaBarraca 67 es un primer piso a reformar de 70 m2 útiles, con un balcón de 4 m2 y una terraza interior de 14 m2, que dispone de 3 dormitorios, un baño y un salón con cocina americana, en el que han depositado su dinero y su confianza un total de 32 inversores, en su mayoría españoles y con un ticket de inversión medio de 2.500 euros. Durante la ventana de inversión, los crowdfunders, a medida que han ido invirtiendo han registrado un 5% de rentabilidad anual sobre su inversión, ya que Barraca 67 era un proyecto que premiaba el “earlybird” -la inmediatez-.

El estudio de diseño y arquitectura que ha logrado el contrato de reforma se encargará, en el plazo de dos meses, de darle al apartamento un aspecto marinero muy actual, con detalles muy cuidados y un mobiliario muy funcional, de forma que la vivienda esté disponible ya este verano.

Barraca 67, al igual que los demás proyectos de Bricks&People en los poblados marítimos prevé una rentabilidad de más de un 5% durante el alquiler y más de un 15% a la compra para todos sus inversores, entre la que se encuentra la misma compañía, que invierte en todos y cada uno de sus proyectos: “En este concretamente hemos invertido 49.000 euros, que constituye el 38% del total invertido”, añade el CEO.

Próximo proyecto Benlliure 32
Bricks&People abre ventana de inversión para su nuevo proyecto, también abierto al mar, en los barrios marineros de Valencia. En este caso,, una casa baja muy característica de los poblados marítimos, con salón-comedor, cocina americana, 3 dormitorios -uno de ellos en altillo-, 2 baños -uno de ellos en suite- y una terraza interior. La vivienda ha sido adaptada para acoger con comodidad a personas con movilidad reducida.

La finalidad de esta ubicación es ponerlo en alquiler como apartamento turístico durante un plazo máximo de 36 meses, para luego venderlo y así rentabilizarlo desde el primer día de alquiler.

Suscríbete a nuestra newsletter