Los clientes se decantan por la seguridad y la tecnología a la hora de comprar su vehículo

En 2016 se vendieron en España un total de 1.147.007 turismos, un 10,9 % más que en el año 2015. De esta cifra, 126.576 se comercializaron en la Comunidad Valenciana, un 10,6 % más que en 2015.

Por otra parte, los dos primeros meses del año se matricularon en España 182.311 vehículos (4,8 % más que en 2016), de los que 19.008 correspondieron a la Comunitat.

No obstante y a pesar del buen comportamiento del mercado, “todavía no se han recuperado las cifras de ventas de 2008, cuando comenzó la crisis”, argumenta Adolfo Randulfe, director de Comunicación de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

2017-marzo-automocion-1

Las causas de estos buenos resultados son, según explica Randulfe, “la buena coyuntura económica impulsada por las matriculaciones de empresas y alquiladores de coches, que han crecido un 15,9 % y un 16,8 %, respectivamente”.

Sin embargo, argumenta Randulfe, “el canal de particulares ha registrado un menor crecimiento a lo largo del año con una subida del 6,7 % y 574.575 unidades”. En su opinión, este menor incremento se ha debido a la ausencia en el último tramo del año de planes de incentivo para la retirada de los vehículos de más edad.

Desde Anfac consideran un dato preocupante la antigüedad del parque de vehículos en circulación, con una media de doce años al cierre de 2016. Por ello, reclaman un plan integral de incentivos para reducir esta cifra.

En este sentido, el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres, reclama la necesidad de articular medios que incentiven el rejuvenecimiento del parque automovilístico, “lo que además le hará un gran favor a vendedores y talleres, ayudando incluso a la creación de empleo”. Entre las medidas que propone Sánchez Torres se encuentran “la adecuación del Impuesto de Circulación a criterios medioambientales para penalizar a los coches más antiguos y la configuración de planes que permitan la retirada de la circulación de los vehículos más viejos y contaminantes”. Y es que, a su juicio, “aunque estemos dibujando un nuevo escenario de movilidad, al automóvil particular le espera una larga vida todavía. De todas formas, las administraciones y el sector deben articular juntos este nuevo contexto para que la legislación vaya en consonancia con la nueva situación del sector”.

Tanto para este año como para 2018, Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios Faconauto, no contempla “grandes cambios en el volumen de matriculaciones, quedándonos ligeramente por encima de 1,2 millones de unidades matriculadas”. En cuanto a 2016, Roura realiza una valoración positiva aunque, matiza, “en lo que respecta a los concesionarios, podemos, pero con mucha cautela, dar por aparcada la crisis, a pesar de las dificultades que todavía arrastramos. Así, el gran reto para el sector de cara a 2017 es mejorar la rentabilidad, ya que el aumento en el volumen de mercado no ha tenido su reflejo en los resultados de nuestras empresas”.

¿Qué demandan los consumidores?

Para conocer las nuevas necesidades de los consumidores valencianos a la hora de comprarse un nuevo vehículo, Economía 3 ha recogido la opinión de los responsables de Grupo Montalt, Reanult Retail Group Levante, Grupo Palma, Centro Infiniti Valencia, JR Valle, Levante Wagen/Motor y Vedat Mediterráneo.

[masinformacion post_ids=”102445,102451,102459,102468″]

En opinión de Bartolomé Poyatos, director general y consejero delegado de Grupo Montalt, los clientes se decantan, en primer lugar por la estética del vehículo seguido por la seguridad y el medioambiente, “de ahí que se incrementen las ventas en el segmento de los Suv y en general de los híbridos”.

En cambio, para Jorge Gascó, director de Marketing y Comunicación de Renault Retail Group Levante, “los españoles lo que más tienen en cuenta a la hora de adquirir un vehículo es el precio y también tienen en cuenta si el vehículo consume poco combustible”. En segunda posición irían otros aspectos como la seguridad, el confort o el aspecto.

De hecho, –continúa Gascó–, las preferencias de los consumidores por los combustibles alternativos se han vuelto menos prioritarias por el afán de economizar. “Quizá los vehículos equipados con estas tecnologías son más eficientes a la larga pero, a menudo, suponen un desembolso de dinero mayor en su compra que muchos clientes no están dispuestos a asumir”.

A pesar de todo, matiza Gascó, “las versiones hibridas son, hoy por hoy, las más demandadas por aquellos clientes que buscan eficiencia y ahorro en combustible pero, poco a poco, el vehículo 100 % eléctrico cero emisiones se va haciendo camino, aunque de una forma todavía muy lenta”.

En su opinión, “se espera que la mayor demanda de vehículos híbridos enchufables se produzca en los próximos cinco años, por lo que todavía es arriesgado vaticinar que este tipo de vehículos alternativos podrían sustituir en un futuro al contaminante diésel”.

Feria del Automóvil de Valencia.

Feria del Automóvil de Valencia.

Manuel Palma, presidente del Grupo Palma, también es de la opinión de que “el factor precio sigue siendo determinante a la hora de la compra” en el caso de los particulares. “Aunque, –aclara–, cada vez cobran mayor importancia aspectos como la tecnología o la conectividad pero siempre que el precio acompañe”. En cambio, en el caso de las empresas “el aspecto más valorado, aparte del precio, es la seguridad”, subraya.

Si nos atenemos a la motorización del vehículo, –argumenta Palma–, “los diésel siguen siendo los más demandados aunque el mix con respecto a los motores gasolina ha variado considerablemente incrementando las matriculaciones hasta el 40 % del total, cuando hace unos años apenas llegaban al 20 %”.

De todas formas, apunta Manuel Palma, y debido a que las instituciones “están en guerra contra las motorizaciones diésel por su alta contaminación, la penetración de estos vehículos sobre el parque total continuará decreciendo y algún día desaparecerá, al igual que los de gasolina, cuando las nuevas fuentes de alimentación estén extendidas, sean viables y seguras”, afirma.

Por su parte, Miguel Clara, director del Centro Infiniti Valencia coloca la seguridad en primera posición seguida por la economía. También se muestra partidario de las versiones diésel ya que aún tienen recorrido debido a que “los motores nuevos pequeños son muy eficientes”.

El gerente de JR Valle, José Ramón Valle, también es de la opinión de que el actual consumidor “está valorando prioritariamente la seguridad y la tecnología” como factores más importantes en su decisión de compra, en segundo plano quedarían otros, siempre y cuando el diseño del modelo satisfaga al usuario.

Además, Valle también está notando un descenso en el porcentaje de matriculaciones de vehículos diésel debido a las medidas anticontaminantes que están adoptando muchos municipios, “aunque aún estamos en porcentajes del 52 % diésel, 43 % gasolina y 4,8 % híbridos/eléctricos”, especifica.

Para Dionisio Fco. López, director gerente de Levante Wagen/Motor, “la mayoría de nuestros clientes son conocedores de las prestaciones e innovaciones de cada marca. Por ello, siguen valorando el diseño, la seguridad, la eficiencia, la fiabilidad técnica y las innovaciones en asistentes a la conducción y conectividad”.

2017-marzo-motor-levante-wagen

Levante Wagen.

En cuanto a los motores gasolina y diésel, “las actuales versiones son muy respetuosas con el medioambiente”. A su juicio, “todavía quedan algunos años para que la tecnología nos ofrezca vehículos eléctricos más eficientes en uso y servicio, que les puedan sustituir. Mientras tanto, convivirán muchos años ambas tecnologías”, vaticina.

En opinión de Antonio Álvarez, director comercial de Vedat Mediterráneo, el comprador de un vehículo nuevo busca tres aspectos fundamentales: “seguridad, fiabilidad y un alto nivel de tecnología, todo ello, a su vez, con una concienciación cada vez más alta de respeto por el medioambiente”.

En su opinión, también “se han quedado atrás aquellos años en los que se imponían los motores diésel y podemos afirmar que la mezcla de versiones diésel y gasolina está al 50 %. Por su parte, los vehículos híbridos/eléctricos están posicionándose en un mercado donde su demanda va abriéndose hueco”.

De hecho, y en cuanto a la reducción de emisiones, Álvarez apunta que en este apartado “Ford lleva ya mucho camino recorrido con sus motores Ecoboost de gasolina, nombrado mejor motor durante varios años”.

Nuevas tecnologías, ¿nuevo modelo de negocio?

Los nuevos modelos de movilidad que están surgiendo con sus diferentes variantes como BlaBlaCar, Car2go, Cabify, Respiro… al igual que las nuevas tecnologías y las nuevas necesidades de los consumidores, ¿podrían provocar un cambio del modelo de negocio actual de los concesionarios? ¿Qué papel jugarían las marcas? ¿Están virando ya desde su propio concesionario hacia este nuevo modelo de negocio?

Para Bartolomé Poyatos, “este es un aspecto del sector que preocupa especialmente a los fabricantes en las grandes capitales”. En su opinión, “no hay una solución única para todos los tipos de usos de los consumidores. Existen claras diferencias entre usuarios de diferentes edades, residencia o nivel económico”. De hecho, puntualiza, “un fabricante que pretenda estar en el top 10, deberá plantearse diferentes soluciones para distintos consumidores”.

Al respecto, Poyatos valora como “un acierto la transformación de las exposiciones físicas en más digitales y más interactivas”.

“Las app han llegado para quedarse”, afirma rotundo Jorge Gascó. De hecho, “cada día más y más personas descargan en sus teléfonos móviles softwares creados para hacernos la vida más fácil, incluso en lo que se refiere a nuevas soluciones de movilidad”. No obstante, afirma que, “hoy por hoy, estos nuevos modelos de movilidad no son equiparables ni competitivos respecto a los actuales. Es más, muchos de ellos necesitan a los concesionarios para proveerse de vehículos para su distribución y despliegue. Por ello, actualmente en nuestro concesionario todavía no vemos necesidad de tomar medidas al respecto”.

Gascó también se mostró a favor de que la tienda física tiene que evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos, “vendiendo también por internet”.

“En España, –concretó– el modelo tradicional de compra de un coche nuevo ha sido a través del concesionario oficial. De hecho, cuando se intentó renovar el modelo, no terminó de cuajar ya que en España está muy arraiagado el modelo tradicional. De todas formas, la store car complementa el modelo de negocio actual, sirviendo de canal complementario de captación de nuevos clientes. Por ello, nuestras sites ya incorporan desde hace tiempo tiendas virtuales donde se pueden conocer las ventajas de los vehículos nuevos”.

Para Manuel Palma, estos nuevos actores –BlaBlaCar, Car2go, etc.– “los vemos como un complemento al sector pero nunca como un sustituto. En concreto, son cambios de paradigma con los que hay que convivir pero que, hoy por hoy, no nos hacen replantearnos la estrategia empresarial”.

Desde el Centro Infiniti Valencia, su director, Miguel Clara explica que se van adaptando a los tiempos actuales ya que “el usuario siempre necesita nuestra especialización para todos aquellos servicios que requieran sus vehículos”. También definió su concesionario como una “galería de arte donde los Infiniti son los protagonistas caracterizados por su diseño y deportividad”.

Por su parte, José Ramón Valle especifica que además de hablar de las nuevas modalidades de comercialización, el primer paso que habría que dar debería estar relacionado con la conectividad del vehículo con su entorno. “Esta tecnología nos aportará información suficiente para hacer nuestra conducción más segura y más eficaz, con una información continua de nuestros recorridos más fluidos, aparcamientos más cercanos, densidad de tráfico, etc.”.

Valle también pone sobre la mesa otra cuestión a tener en muy cuenta y es que “estos nuevos modelos de negocio van a propiciar que los consumidores no tengan la necesidad de ser propietarios de los vehículos. Concretamente, –precisa–, estas nuevas modalidades de desplazamiento están en boca de todos los departamentos de las marcas afectadas por dichas iniciativas. De todas formas, el automóvil está estructurado desde hace muchos años bajo unos parámetros que irán cambiando paulatinamente y no de inmediato ni de golpe”, augura.

Dionisio Fco. López sí se muestra convencido de que “el coche compartido, la conducción autónoma, la electrificación y la conectividad cambiarán el modelo de negocio”.

“Levante Wagen/Motor –razona– es una empresa que conjuga su fortaleza por su pertenencia al Grupo Volkswagen con una adaptación rápida y flexible al mercado local basada en la calidad y en el servicio al cliente. También queremos ser referente del sector y posicionar en nuestro Grupo a Valencia como una de las mejores plazas en este subsector del automóvil”.

Para Antonio Álvarez, “la movilidad también es una realidad que se está abriendo camino”. A su juicio, esta situación lleva aparajeda “cambios en la operativa, distribución y uso en el corto plazo del vehículo y tanto la marca y el distribuidor como el cliente final cambiarán sus formas de trabajo”.

Suscríbete a nuestra newsletter