La información económica de los líderes

La Marina de València inicia un proceso participativo para dar nombres a sus espacios

La Marina de Valencia.

La Marina de Valencia.

La apropiación ciudadana de la Marina de València es uno de los principales objetivos estratégicos del Consorci València 2007, su órgano gestor; dotarla de contenido, de usos, que se convierta en un lugar reconocible y atractivo para las personas y que lo sientan propio. En este contexto, es fundamental también que los ciudadanos y ciudadanas identifiquen los nombres de cada uno de los espacios de la Marina.

El nombre es el elemento principal para reconocer un lugar y está relacionado con su identidad. Los espacios de la Marina, huérfanos de identidad, se identificaban hasta
ahora con referencias genéricas (explanadas, muelles, etc.)”, afirma Ramón Marrades.

En este contexto, el Consorci ha iniciado un proceso participativo para otorgar nombres a algunos de los escenarios de la Marina. Actualmente, la Marina cuenta con distintos lugares y edificios donde se desarrollan actividades y eventos o donde se proyectan nuevos usos: edificios históricos (tinglados, varadero, antigua estación marítima etc), las bases que albergaron a los equipos de la America’s Cup o las nuevas instalaciones como EDEM o Bankia Fintech by Innsomnia, así como espacios públicos comunes, las plazas, explanadas, muelles y nexos. Todas estas zonas “han de tener como propósito tejer las actividades de la Marina”, comentan desde Crearqció, la empresa encargada de coordinar este “proyecto de construcción de identidad colectiva”“Actuaremos, atendiendo al espacio público de La Marina como aglutinador de los usos reproductivos de la comunidad, aportando una visión que camine hacia su transformación en espacios más inclusivos, amables y plurales, que sean capaces de sumar identidades ”, comenta Crearqció.

Las personas interesadas, que sientan afinidad por este enclave marítimo, podrán participar en la creación de esta nueva toponimia para los distintos espacios de la Marina. Estas dinámicas de participación se desarrollarán tras una primera etapa de trabajo interno, donde especialistas diagnosticarán las necesidades del espacio. A continuación, se recabará información y sugerencias mediante entrevistas a personas que trabajan u operan en la Marina, a sus vecinos y a sus visitantes. Posteriormente, estos agentes pondrán en común sus ideas en mesas de debate. Todo el proceso se llevará a cabo durante los meses de abril, mayo y junio.

Además de crear nuevos nombres para los espacios, se generarán nuevas señalizaciones, accesos, itinerarios y pautas para moverse con comodidad por la Marina y que los visitantes puedan encontrar los que buscan en el más de un millón de metros cuadrados que comprenden sus instalaciones.

“La Marina de València es un espacio descontrolado por todas las transformaciones que ha sufrido, como las generadas por la celebración de la America’s Cup o la construcción
del circuito de Fórmula 1”– explican desde Crearqció“el objetivo es humanizar su espacio público, y para ello partiremos también de un trabajo de arraigo y contenido emocional.”

Con estas acciones, la Marina de València se convertirá en un espacio mucho más acotado, reconocible, atractivo para el público, fácil de recorrer y con escenarios y edificios más identificables

Suscríbete a nuestra newsletter