El Brexit supondrá una pérdida de 0,7 puntos en el crecimiento del PIB de la C. Valenciana

El PIB de la Comunidad Valenciana crecerá en 2016 un 3,3% y las previsiones para 2017 estiman un crecimiento del 2,2%, según ha hecho público hoy BBVA Research en la presentación del Informe Situación Comunidad Valenciana.

Ambas previsiones superan la media nacional, si bien contemplan los efectos que el Brexit pueda tener en la economía valenciana, tanto en turismo como en exportaciones. El efecto del Brexit, según el estudio del BBVA, en el caso de la Comunidad Valenciana será de una reducción del PIB del 0,5%, mientras que para el resto de España se estima en un 0,4%.

bbva-rueda-de-prensa-situacion-valencia-1920x0-c-fEntre los aspectos positivos, el informe destaca la recuperación de la actividad exportadora a un ritmo de dos dígitos y el empuje del consumo privado

El estudio, que ha sido presentado por Rafael Doménech, economista jefe de Previsión Macroeconómica de BBVA, y Alberto Charro, director territorial de BBVA, señala que la desaceleración del crecimiento se explica por un escenario complejo en el que operan desde la política monetaria de la Reserva Federal, la incertidumbre de la elecciones norteamericanas. En cualquier caso, tanto la Comunidad Valenciana como España en su conjunto presenta unas previsiones de crecimiento más optimistas que en la Eurozona, un crecimiento que se traducirá en la creación de 105.000 empleos en el bienio 2016-17, lo que supondrá la recuperación de la mitad del empleo perdido durante la crisis. Aún así, la tasa de desempleo se situaría en un inaceptable 18,6%.

Como factores de riesgo, BBVA contempla una posible crisis financiera china, la evolución de economías de la eurozona que atraviesan momentos dudosos, como Italia y Portugal.

El estudio también señala que algunos de los factores que han contribuido al crecimiento en los últimos trimestres pueden dejar de tener efecto, como es el caso del récord turístico debido,sobre todo, a la falta de seguridad en países competidores. Por otro lado, el Brexit, además de su efecto sobre el turismo, también lo tendrá sobre la exportación, ya que Reino Unido, tras Francia y Alemania, es el tercer destino de nuestras ventas al exterior. A ello se añadie la depreciación de la libra, lo que contribuirá a un descenso de las ventas, especialmente de automóviles. La depreciación de la libra también afectará al nivel de gasto de turistas británicos y de residentes en nuestro país, así como en sus inversiones.

Otro factor que está restando crecimiento, según BBVA Research, es la incertidumbre política, con un impacto del -0,7% en el bienio 16-17 al retrasar decisiones de inversión o bienes duraderos.

Los retos a los que se enfrenta la economía valenciana van desde afrontar la revolución digital, a la conquista de nuevos mercados; la adopción de nuevos modelos de producción y distribución; los nuevos factores productivos y nuevos modelos organizativos y de gestión. Pero, sobre todo, el tamaño de las empresas que lastra la eficiencia e impide el acceso a mercados exteriores.

Suscríbete a nuestra newsletter