El Consell se compromete a priorizar el gasto en sanidad, educación y dependencia

La Generalitat pondrá en marcha una serie de medidas orientadas a garantizar el sistema público de derechos sociales y a iniciar las acciones necesarias para la transformación del modelo productivo valenciano. Así lo han anunciado el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, tras la tercera reunión de la Mesa de Diálogo Social de la Comunitat Valenciana, en la que también han participado representantes de los sindicatos y empresarios valencianos.

FOTO Reunión Mesa Diálogo Social 03Tal y como ha destacado el president de la Generalitat, el documento, que ha sido acordado con los agentes sociales, impulsará dos líneas de actuación para “superar las desigualdades y coser las fracturas, e iniciar una transformación del modelo productivo, que son dos elementos fundamentales”. Con estas medidas, el Gobierno valenciano apuesta por revertir los recortes en servicios públicos y mejorar la percepción de la economía de la Comunitat Valenciana.

Tras la reunión, Ximo Puig ha agradecido la voluntad de cooperación y cohesión social entre sindicatos, empresarios y gobierno. “Estamos todos unidos en una vocación de conseguir la superación de las desigualdades y lograr finalmente que crecimiento y redistribución vayan de la mano. Si el crecimiento no llega a todos, es un fracaso”, ha recalcado.

Dos ejes prioritarios de actuación

El documento con las diez medidas se divide en dos grandes bloques: el de ‘garantizar un sistema público de derechos sociales‘, por un lado; y el de ‘desplegar el marco de acciones de la transformación del modelo productivo y mejora de la percepción de la economía valenciana‘, por otro.

En el apartado referente a los derechos sociales destaca el acuerdo por “revertir los recortes en servicios públicos y progresivamente garantizar la extensión y el aumento de la igualdad”. Para ello, Generalitat, patronal y sindicatos se han mostrado de acuerdo en “priorizar el gasto de gobierno en el sistema público de sanidad, educación, dependencia y promoción de la autonomía personal”.

Del mismo modo, se garantizarán derechos fundamentales como la vivienda, el agua y el gas para que “todas las familias puedan acceder a un consumo mínimo”. Y como también recoge el decálogo, se potenciará la implementación de las cláusulas sociales en la contratación pública como “un elemento de estabilidad y calidad laboral y de cohesión social mediante el fomento de la empleabilidad de colectivos más vulnerables”.

En lo que respecta al segundo eje de actuación, orientado a transformar el modelo productivo, la Generalitat promoverá “la negociación colectiva y la lucha contra la economía sumergida y el contra el fraude como herramientas de calidad en la ocupación y protección sociales”. Asimismo, desde el diálogo social se buscará “establecer planes de actuación para potenciar el desarrollo del trabajo autónomo y el autoempleo”.

En el documento, el Gobierno valenciano también reivindica infraestructuras “para impulsar el desarrollo territorial y la cohesión mediante la mejora de la conectividad y la logística”, como el Corredor Mediterráneo. 

Suscríbete a nuestra newsletter