Buques con nombre valenciano

2016-marzo-Historia-compañia-valenciana-vapores-1910-vicente-puchol

Vicente Puchol

Para los curiosos de la historia marinera valenciana es imprescindible consultar la edición de Las Provincias del 24 de julio de 1910, donde se publicó la relación de los barcos de la nueva flota, con sus antiguos nombres, sus características técnicas y toda clase de detalles de la maquinaria, la velocidad y sus instalaciones. Además, en otra relación, figuraba la oficialidad de todos los buques, donde casi en su totalidad había apellidos valencianos; eran marinos procedentes de antiguas familias marineras del Cabanyal y el Grao, todos expertos y buenos navegantes.

[masinformacion post_ids=”71102,71113,71118″]

Los buques de la nueva flota tenían entre 1.000 y 2.500 toneladas, eran modernos y desarrollaban velocidades de hasta 19 nudos. La empresa mostraba con orgullo que  todos disponían de instalaciones eléctricas y que la mayoría incluía ya la “telegrafía sin hilos tipo Marconi con 500 kilómetros de radio” y sistemas de telefonía buque-tierra.

Todos los barcos, además, habían sido bautizados con nombres netamente valencianos. Sus nombres eran los siguientes: Vicente Puchol, Antonio Lázaro, J.J. Sister, Barceló, Jorge Juan, Ausiàs March, Martos, Canalejas, Denia, Villarreal, Vicente Ferrer, Vicente La Roda, Cabañal, Grao, Alcira, Játiva, Sagunto y Vicente Sanz.

Desde el 27 de julio de 1916, esos buques prestaron servicios, con frecuencia variable –quincenal, semanal, cinco por semana, incluso diarios– entre todos los puertos mediterráneos, desde Barcelona a Málaga y todos los destinos españoles y marroquíes del norte de África, incluidas las islas Chafarinas y Alhucemas.

Suscríbete a nuestra newsletter