La información económica de los líderes

Deloitte: “Asumiremos los nuevos retos que plantea la LAC gracias a nuestro carácter multidisciplinar”

2016-febrero-Auditoria-Deloitte-Juan Corbera

La importancia de la auditoría comienza a ser contemplada por todo tipo de empresas como un valor añadido, ya que “están cada vez más concienciadas de la necesidad de poner a disposición del mercado información relevante, comprensible y comparable para tomar decisiones. Por ello, cada vez son más las que se someten a auditorías independientes aunque no estén formalmente obligadas a ello”, argumenta Juan Corberá, socio director de Deloitte en la Comunidad Valenciana. 

A juicio Corberá, “la nueva Ley de Auditoría de Cuentas (LAC), que entrará en vigor el próximo mes de junio, fortalece la independencia de los comités de auditoría y su capacidad técnica para aumentar la transparencia de las empresas”.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

– Además de los cambios que la nueva LAC plantea para las firmas auditoras, ¿qué otros cambios afectan a las compañías auditadas?

– A partir de la entrada en vigor de la ley, todas las empresas consideradas de Interés general (EIP) estarán obligadas a contar con un comité de auditoría y no solo las sociedades cotizadas como hasta ahora. Dentro de esta categoría entran todas las entidades financieras y las compañías de seguros.

Su supervisión queda en manos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que tendrá potestad sobre compañías no cotizadas. Se considerarán EIP las entidades que tengan una facturación superior a los 2.000 millones o las que tengan más de 4.000 empleados para que sea obligatoria una auditoría exhaustiva.

La ley apunta también que los comités de auditoría cuenten con una mayoría de miembros independientes y que tengan los conocimientos técnicos pertinentes en relación con el sector de actividad al que pertenezca.

– El tejido empresarial valenciano está integrado, principalmente, por pymes. En este sentido, ¿piensa que el nuevo marco normativo que regula la función auditora en España puede servir para ensanchar el mercado de la auditoría en la Comunidad Valenciana?

– Efectivamente, son muy pocas las entidades de interés público a las que les afecten las novedades antes mencionadas en nuestra Comunitat.

El nuevo marco, por tanto, no va a afectar al mercado de auditoría en la Comunidad Valenciana en cuanto al número de compañías que se auditan.

– ¿Qué se podría hacer para concienciar a las pequeñas y medianas empresas de que se sometan a procesos de auditoría?

– La crisis financiera que ha sufrido la economía mundial en la última década ha puesto de manifiesto lo que puede suceder si se produce una crisis de confianza. La información veraz y transparente es esencial para el funcionamiento eficiente de los mercados financieros.

Por tanto, todas las empresas están cada vez más concienciadas de la necesidad  de poner a disposición del mercado información relevante, comprensible y comparable para tomar decisiones y, por ello, cada vez son más las que se someten a auditorías independientes aunque no estén formalmente obligadas a ello.

– Muchas empresas han apostado por la internacionalización. La nueva LAC, ¿incorpora obligaciones específicas para las empresas con presencia u operaciones en mercados exteriores? 

– Las mismas que para cualquier compañía que opera en sus mercados nacionales pero incorporando requisitos que se le puedan exigir en mercados específicos. El mercado español es ya altamente competitivo en cuanto al respeto por las normas internacionales.

Las empresas tienen idénticos estándares de calidad allí donde realizan sus operaciones por tanto, exigen a sus asesores, con una extensa red global, un asesoramiento integral puesto que los negocios no tienen fronteras.

– Los cambios que incorpora la LAC van a incidir de alguna manera en los servicios que ustedes prestan? ¿Tienen previsto reforzarlos de alguna forma?

– Las exigencias de las compañías y sus necesidades son cada vez más complejas y globales por lo que la calidad en el servicio prestado no es un atributo negociable. Las firmas de servicios profesionales estamos preparadas para asumir los nuevos retos por el carácter multidisciplinar de los profesionales que las integran. La auditoría es una línea de servicio más a la que habría que añadir la consultoría, el asesoramiento fiscal, los riesgos, las transacciones y fusiones… en fin, una cantidad de servicios acordes con los nuevos tiempos.

Las firmas profesionales contamos con una importante diversificación y una mejora continua en todos los servicios que ofrecemos.

– ¿Piensa que la nueva norma provoque un incremento de la competencia en el mercado de la auditoría o no va a influir al respecto? En cualquier caso, ¿tienen previsto llevar a cabo algún tipo de adaptación?

– La competencia siempre es buena en un mercado globalizado y siempre ha existido. Habrá rotaciones en los servicios de auditoría como ha habido siempre pero solo tendrán éxito las compañías que sean capaces de ofrecer un buen servicio profesional y ese es nuestro verdadero reto.  

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter