Los expertos consideran que el shadow banking es clave para la reactivación de la economía

Una de las conclusiones de los expertos reunidos en las I Jornada sobre Shadow Banking: ‘los sistemas de financiación alternativa a la bancaria y el fomento de la financiación empresarial’ ha sido que el shadow banking es clave para la reactivación de la economía. Las jornadas han sido organizadas por la Asociación Nacional de Sociedades Financieras (Ansofi) y la Universidad de Valencia, a través del departamento de Derecho Mercantil de la Facultad de Derecho.

 

SAMSUNG CSCEn dicho evento se han dado cita cerca de un centenar de juristas, economistas y empresarios para analizar la financiación empresarial alternativa a los bancos como motor de la economía. Se trata de un encuentro de referencia a nivel nacional cuyo objetivo es compartir conocimiento y ser foro de discusión entre expertos y empresarios.

La Jornada ha contado con la presencia del conseller de Hacienda, Vicent Soler, quien ha señalado la “necesidad de que pymes y empresas respiren aires de diversificación en las fuentes de financiación. Hay que romper el monopolio bancario como fuente de financiación para empresas y aprender de las lecciones que nos ha dejado la crisis económica, como que las entidades no dependan únicamente de los bancos y diversifiquen sus fuentes”

En el contexto económico actual, en el que la banca tradicional sigue limitando el crédito a las empresas, se ha reducido en un 50% en los últimos años, hace que exista una necesidad real de optar por la financiación alternativa o Shadow Banking como solución de liquidez para afrontar el negocio de miles de empresarios, pymes y autónomos, y por tanto reactivar la economía.

Asimismo la importancia de conocer las diferentes opciones de financiación y el cambio de mentalidad por parte del gestor de una empresa son las claves para potenciar el sector ‘banca en la sombra’, según manifiesta Felipe Guardiola, presidente de Ansofi.

El empresario en nuestro país, según Guardiola, “está tendiendo poco a poco a mirar hacia otros países como por ejemplo EEUU, donde la práctica del Shadow Banking es muy habitual y se lleva realizando desde hace muchos años con un alto nivel de eficacia. El cambio de mentalidad es clave”.

El 70% de la financiación que obtienen las empresas estadounidenses provienen del mercado y es financiación de inversores. En España es del 20%, en los últimos años se ha visto un ligero descenso y se estima que el mercado potencial de la financiación alternativa alcanza los 160.000 millones de euros. La ‘banca en la sombra’ supone un volumen cercano al 120% del PIB mundial y mueve unos 51 billones de euros.

Asimismo, Rafael Marimón, catedrático de la Universidad de Valencia y director de la Jornadas, manifiesta que “ tanto el legislador como las autoridades financieras han de examinar con prudencia el shadow banking , para prevenir los riesgos que plantea en su justa medida, pero sin generar un exceso de regulación que influya en la restricción del crédito hacia la economía productiva”

Suscríbete a nuestra newsletter