Aprovechar todos los resquicios

A estas alturas, todos sabemos que el símbolo chino para designar crisis también designa oportunidad. El caso es que para Caixa Popular el significado se ha reducido a la segunda acepción.

[masinformacion post_ids=”39236,39265″]

Porque desde que se inició la crisis ha sabido aprovechar cada resquicio para afianzar su posición y acceder a clientes que antes de 2008 resultaban inalcanzables. Esta situación ha propiciado llegar a grandes empresas que ahora valoran ventajosamente los servicios que presta la entidad, especialmente la rapidez en la toma de decisiones, lo que permite a las empresas reaccionar de forma inmediata ante un imprevisto.

Las entidades locales es otra tipología de cliente a la que han llegado, gracias a la liquidez de que disponía Caixa Popular frente a la competencia.

Pero, además, la reestructuración bancaria surgida de la crisis con fusiones y adquisiciones ha dejado un gran número de locales vacíos. Caixa Popular, con una estrategia de expansión muy meditada y prudente, ha podido aprovechar estas oportunidades para abrir nuevas oficinas sin que haya supuesto elevadas inversiones, al poder aprovechar la infraestructura preexistente.

Suscríbete a nuestra newsletter