Territorio Bobal presenta su candidatura ante la UNESCO para ser declarado como Paisaje Cultural

El Instituto Tecnológico de Viticultura y Enología de Requena ha sido el marco de una reunión entre todos los agentes sociales e institucionales implicados en la candidatura a Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) de Territorio Bobal como figura de “Paisaje Cultural de la Vid y el Vino‟. El encuentro ha servido para afianzar la unidad entre las partes, con el objetivo común de impulsar la candidatura. Además, se han definido las próximas acciones para lograr el reconocimiento definitivo de la UNESCO.

Foto reunión Territorio Bobal 1

Han asistido a la reunión la directora general de Cultura de la Generalitat Valenciana, Marta Alonso Rodríguez; la presidenta del Comité Nacional del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Histórico-Artísticos (ICOMOS-España) María Rosa Suárez-Inclán Ducassi; la directora gerente del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (IVCR), Carmen Pérez,; el director territorial de Agricultura, Miguel Ángel Casanova; los alcaldes de los municipios inscritos en la demarcación de la Denominación de Origen Utiel-Requena, que engloba dicho Territorio Bobal y los técnicos Asunción Martínez, del Ayuntamiento de Requena, y Consuelo Matamoros, de la Dirección General de Patrimonio.

Todos los integrantes de la reunión han mostrado su compromiso con la candidatura a la UNESCO.  Territorio Bobal lleva dos años trabajando en la puesta en marcha de esta solicitud. “n la base de la candidatura.

Paisaje Cultural

El paisaje del viñedo amparado por la DO Utiel-Requena ya fue incluido en 1998 en la lista indicativa de UNESCO, que constituye la fase previa a su declaración como Patrimonio de la Humanidad, dentro de un proyecto global denominado “Vino y Viñedo. Itinerario cultural a través de los Pueblos Mediterráneos”. Más tarde, la propia UNESCO creó la figura de “Paisaje Cultural”, al que opta ahora y que representa de un modo más completo el legado acumulado en 27 siglos de cultivo y comercio de la vid y el vino en esta comarca.

El ámbito geográfico de la DO Utiel-Requena es el espacio físico y cultural en el que se han encontrado algunas de las evidencias arqueológicas más antiguas (Yacimiento de las Pilillas y Casillas del Cura) y abundantes sobre la producción de vino y su comercio en Europa. Esta actividad que se inicia en el s. VII a. C. se ha mantenido de manera ininterrumpida hasta el siglo XXI como una constante económica y cultural de esta comarca.

Estos dos atributos: antigüedad y continuidad, ambos acreditados por numerosos estudios e investigaciones, han dado como resultado un paisaje evolutivo geográfico, humano y cultural único, que tiene como símbolo y expresión última de su evolución a la variedad autóctona Bobal, cuyo reconocimiento internacional se ha intensificado en los últimos años. En este marco, el Territorio Bobal dispone del “carácter universal excepcional”

Suscríbete a nuestra newsletter