La UJI pone en marcha la Escuela de Doctorado para formar investigadores

2014-marzo-UJI-Jesus-Lancis-dtor-Esc-DoctoradoCon el objetivo de formar investigadores en el sentido más amplio del término, la Universitat Jaume I puso en marcha a finales de 2013 la Escuela de Doctorado. “Se tiene la idea equivocada de que un investigador es una persona que acaba el máster, hace la tesis y después se queda de profesor en la universidad. No es ese el objetivo; no se puede vincular la tesis doctoral a permanecer dentro de la universidad” explica Jesús Lancis, catedrático del Departamento de Física y director de la Escuela de Doctorado de la Universitat Jaume I (UJI). A su juicio, el objetivo del nuevo doctorado es formar investigadores que puedan desarrollar una carrera académica o bien un trabajo fuera de las vallas de la universidad aportando nuevos conocimientos a la sociedad.

El pasado 11 de febrero, la Universitat Jaume I dio la bienvenida al nuevo estudiantado de doctorado en un acto al que asistieron el vicerrector de Investigación y Postgrado, Antonio Barba; el director de la Escuela de Doctorado, Jesús Lancis, y la responsable del Servicio de Gestión de la Docencia y de Estudiantes, Carmen Falomir.

En la actualidad, la UJI tiene 18 nuevos programas de doctorado distribuidos en cuatro áreas de conocimiento, a los cuales se incorporarán dos el año que viene, uno de medicina y otro de comunicación. “Nuestra aspiración es obtener una Mención de Excelencia del Ministerio en estos programas, ya que nuestra oferta de doctorado se fundamenta en que existe una investigación sólida y de calidad en la UJI. Tenemos grupos de investigación muy potentes con un gran prestigio internacional” señala Lancis.

Los estudios de doctorado se estructuran en dos fases: actividades formativas y la elaboración y defensa de la tesis. “Para poder hacer la tesis se entiende que hay que tener competencias investigadoras” añade Lancis. En ese sentido, las actividades formativas están orientadas a cubrir esas competencias. En la UJI se va a trabajar cuatro competencias fundamentales: comunicación y difusión de la ciencia, gestión de proyectos de investigación, manejo de información bibliográfica y creación de empresas de base tecnológica y emprendimiento.

Además hay dos perfiles de estudiante: a tiempo completo y a tiempo parcial. Los estudiantes a tiempo completo tienen tres años para realizar la tesis desde que se les admite en el programa, aunque se puede solicitar una prórroga de un año. En el caso de los estudiantes a tiempo parcial, cuentan con cinco años para realizar la tesis y pueden solicitar una prórroga de dos años. Si estos plazos no se llegaran a cumplir, aún contarían con un año extra para finalizar.

Respecto a los antiguos estudios de doctorado la Escuela se diferencia por dos novedades que incorpora. Por una parte, va a haber por primera vez un espacio común a todos los doctorandos donde podrán interaccionar entre ellos y compartir problemas e inquietudes a través de las actividades formativas, ya que van dirigidas a los estudiantes que están en cualquier programa de doctorado de la UJI. De esta manera, explica el responsable de la escuela, “habrá una comunicación entre personas que trabajan en campos diferentes. Lo que se pretende es romper el aislamiento del estudiante de doctorado dentro de un grupo de investigación, ya que este modelo está obsoleto y no es productivo”.

Por otro lado, en estas actividades habrá talleres donde los doctorandos tendrán que realizar tareas para desarrollar competencias transversales, que “en la formación actual no existía” como la elaboración de pósters, la presentación correcta y sintética del trabajo de investigación o cómo pedir un proyecto de I+D, entre otras. 

La primera semana de los cursos intensivos se celebrará el próximo mes de abril y abarcará temas como el marco legal del doctorado, la movilidad, la ética y la integración en la investigación, los contratos predoctorales y postdoctorales, los aspectos bibliográficos, las actividades de comunicación y divulgación, así como una jornada que servirá de ensayo de la exposición de la tesis.

Por lo que respecta a la semana del segundo semestre, esta se centrará en el futuro profesional, es decir, en cómo conseguir financiación para la investigación y para poder continuar con la carrera investigadora. También abordará de qué manera se pueden patentar, proteger y explotar los resultados de la actividad investigadora.

Durante el curso 2012/2013 la Universitat Jaume I tuvo matriculados 935 alumnos de doctorado.

Suscríbete a nuestra newsletter