Tecnología pensada para el ciudadano

PowerPoint PresentationRamón Ferri, jefe de servicio TIC del Ayuntamiento de Valencia recordó que Valencia, como otras ciudades, ya disponía de servicios que podían considerarse smart o inteligentes antes de que el término se popularizara. Entre ellas nombró iniciativas como la administración electrónica, el sistema de información georreferenciado, que contiene 230 capas de información sobre todos los servicios que ofrece la ciudad, ocupación de vía pública, etc.
No obstante, destacó que la estrategia smart city del consistorio engloba hasta nueve áreas: gobierno inteligente, accesibilidad, seguridad ciudadana, movilidad, infraestructuras y telecomunicaciones, urbanismo, medio ambiente, turismo y emprendimiento.

[masinformacion post_ids=”18741,18798″]

Entre las iniciativas implantadas, Ferri destacó cómo el 94% de los trámites con el Ayuntamiento ya se pueden hacer de forma telemática con un nivel 4 de tramitación electrónica, con más de 140 fuentes de datos abiertos. “La sede electrónica y la interoperabilidad entre administraciones ha permitido ahorrar a los ciudadanos hasta 500.000 viajes cada año para presentar presencialmente los documentos”, concretó Ferri.

MOVILIDAD, SEGURIDAD…

“En movilidad inteligente, disponemos de uno de los mejores centros de gestión de tráfico, con más de 3.500 detectores y más de mil reguladores de tráfico semafórico, contamos con más de 150 km2 de calles con velocidad limitada a 30, el sistema de Valenbisi y carril bici, pantallas informativas sobre el tráfico, la utilización de combustible sostenible en los autobuses de la ciudad,…”, detalló.

En temas de seguridad y emergencia explicó la puesta en marcha de un sistema inteligente de respuesta eficiente a la seguridad y emergencias, que permite ahorrar hasta un 30% en los vehículos de emergencia –policía y bomberos– que acuden a un servicio.

Respecto a urbanismo inteligente, “la ciudad está creciendo de forma sostenible con más del 60% del término protegido, con cerca de 500 espacios BIC o BRL y más de 400 millones invertidos en recuperación del patrimonio”. Por otra parte, son más de 350 los edificios municipales conectados a la red de fibra óptica; más del 70% de las farolas tiene regulación de flujo, lo que permite mayor eficiencia energética; riego inteligente en los jardines para ahorrar un 35% en agua; sensorización y monotorización del ciclo integral del agua, etc.

Suscríbete a nuestra newsletter