La información económica de los líderes

Bocopa posiciona la viticultura alicantina en el mercado nacional e internacional

Gaspar P. Tomás, director gerente de Bocopa

Gaspar P. Tomás, director gerente de Bocopa

Con 27 años de historia y más de 400 medallas y reconocimientos a sus espaldas –40 de ellas en el último año– la cooperativa de segundo grado, Bodegas Bocopa es todo un referente en la provincia de Alicante, llevando su nombre por toda la geografía con una amplia selección de vinos, entre blancos, tintos, rosados, espumosos, licores de monastrell y moscatel, incluso orujos y el más tradicional y único de Alicante, el fondillón. “Crianzas, barricas, sorprendentes jóvenes y una gran selección de monovarietales expresan la personalidad de las mejores cepas alicantinas. Moscatel de Alejandría, es la variedad que posee nuestro blanco Marina Alta y nuestro espumoso Marina Espumante, un vino diferente y exclusivo de tan solo siete grados, idóneo para consumir a cualquier hora”, explica Gaspar P. Tomás, director gerente de Bocopa.

Bocopa representa el 40% de la producción de la viticultura de Alicante, con más de mil socios cooperativistas –de la Agrícola de Petrer; la del Campo San Blas (Sax); la de la Romana; Castalla y Nuestra Señora del Carmen (Cañada)- que suman más de mil hectáreas de viñedo.

Ante todo, la apuesta de Bocopa desde su constitución en 1987 ha sido “labrar un futuro para la viticultura alicantina, haciendo que el valor de su cosecha sea cada vez mayor e intentando mejorar la renta de los viticultores a través de nuestros vinos”, explica Tomás.

En ese sentido, Bocopa ha sabido convertir el mercado tradicional del vino a granel que se hacía en la provincia “con precios a la baja y sin valor añadido”, en vinos embotellados “con unas marcas de prestigio únicas, apreciadas por el consumidor”. Y es que el principal parámetro que orienta el negocio de la bodega, tal y como explica Tomás, son las personas. “Pensamos en lo que busca el cliente final y lo reflejamos en nuestros vinos con una gran calidad y personalidad, consiguiendo que nuestra marca sea notoria, no solo en el mercado doméstico, sino también en el exterior, pensando en el cliente internacional, que ya consume el 40% de nuestra producción”, aclara el director gerente.

Otro de los valores de la bodega que concreta Tomás es su apuesta por la calidad, y para ello, además de mantener un estricto control en el proceso de elaboración de todos sus caldos, en sus nuevas instalaciones, inauguradas en el año 2000, cuenta con la tecnología más avanzada del sector, “asegurando de esta manera la máxima garantía de calidad posible”, aclara el directivo.

“Poseemos la certificación ISO en gestión de calidad y gestión medioambiental, prueba del esfuerzo de todo nuestro equipo y de nuestro compromiso de mejora con la calidad en la elaboración de nuestros vinos, con la fiabilidad en el servicio y con la sostenibilidad ambiental en todas nuestras actividades”, manifiesta Tomás.

No obstante, su apuesta por la mejora continua no cesa ahí, y entre sus proyectos contempla nuevas mejoras en sus instalaciones, con una inversión prevista de casi dos millones de euros en los próximos años.

NUEVOS LANZAMIENTOS

Crecimiento, consolidación, profesionalización, modernidad, eficiencia, creación de marca, internacionalización de la empresa… “definen la identidad singular de Bocopa, siempre apoyada en la tecnología más avanzada para causar el menor impacto posible en la naturaleza, preservando y protegiendo los valores naturales de nuestros viñedos”, concreta su responsable, quien detalla que Bocopa es la bodega que más vino ecológico produce a escala nacional. 

2014-febrero-Bocopa-bodega

Además Bocopa ha desembarcado en el mundo de los espumosos de una manera “más que satisfactoria, según nuestras previsiones. Nunca antes se habían embotellado vinos espumosos de calidad en la provincia de Alicante y hemos sabido satisfacer un hueco importante de mercado”, explica el director gerente. En los próximos meses, la cooperativa prepara el lanzamiento de nuevas referencias, entre ellas, otro espumoso.

Aunque el mercado doméstico está teniendo un comportamiento positivo, Bocopa exporta ya el 40% de su producción, sobre todo a Europa  y cada vez más a diferentes países emergentes. “En 2013 registramos un crecimiento superior al 8% y en 2014 esperamos incrementarlo otros cinco puntos, con un crecimiento estimado del 14%”, augura Tomás. Además la bodega está ayudando a generar empleo en la provincia debido a su esfuerzo exportador y a atraer divisas extranjeras.

Por otro lado, el enoturismo se ha convertido en otro de sus pilares. “Tenemos que sacar el vino a la calle y el enoturismo es una forma de acercarlo al consumidor, por ello invito a los lectores a conocer nuestras instalaciones y a degustar nuestros vinos, acompañados de la gastronomía típica de la zona”.

Suscríbete a nuestra newsletter