Jaca, la capital de los pirineos y la nieve

Jaca: La capital española de los Pirineos y la nieve está en Aragón

Todos hemos escuchado de las bellezas de los Pirineos, una cordillera que atraviesa parte de Jaca, una de las ciudades más importantes de Aragón. Este municipio se caracteriza por tener un clima templado y con muchas montañas a su alrededor, lo que nos permite practicar diversos deportes en el invierno. Además, Jaca está ubicado en todo el valle de Aragón, así que brinda un paisaje espectacular que asombra a sus visitantes. Por todo esto es que es uno de los destinos más importantes de España.

 ¿Qué ver en Jaca?

Jaca Fortificada

Al ser una ciudad fronteriza, Jaca ha tenido una gran cantidad de castillos y murallas que sirvieron en su momento para protegerse de ataques bélicos. En este caso el Castillo de San Pedro fue levantado por orden de Felipe II para defender el territorio de los franceses. De igual manera, fue construido en un sitio estratégico, ya que está al lado de la línea del ferrocarril. La Jaca Fortificada forma parte de varios castillos que reflejan parte de la historia que ha vivido esta ciudad aragonesa.

Catedral de San Pedro de Jaca

Es el principal templo religioso de Jaca y uno de los más antiguos de toda la Comunidad Autónoma de Aragón. Se construyó en el año 1077 y se caracteriza por tener arquitectura románica, siendo la primera en este tipo en toda España. De esta manera, su planta consta de tres naves junto a cinco tramos con dos puertas de entrada para los visitantes. Por otro lado, los turistas quedarán asombrados con su portada principal, ya que cuenta con un tímpano que le da un toque de elegancia.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Estación Internacional de Canfranc

Se trata del complejo ferroviario más importante de inicios del siglo XX y uno de los más relevantes en todo el viejo continente. Esta estación permitía conectar Jaca y los Pirineos con el resto del país y con Francia, de manera que generó una ventana de oportunidades para la ciudad. No obstante, en la actualidad puede apreciarse el edificio principal y algunos muelles para trasladar mercancías, así como la planta baja donde se ubica el restaurante principal. Sin duda, vale la pena visitarlo para poder apreciar parte de la cordillera y posteriormente viajar a cualquier parte del país.

Torre del Reloj

Es un edificio de estilo gótico hecho en el año 1445 y funcionó como cárcel luego que fue adquirida en 1599 por el concejo de Jaca. A partir de aquí se le agregó un reloj campanario que sirvió para guiar a los transeúntes en su traslado por el pueblo de Jaca. Luego, a partir de 1602, la estructura sirvió como centro de reclusión después de una gran remodelación para recibir una gran cantidad de presos. Al pasar por allí verás una planta rectangular que contiene piedras de diferentes tamaños que le dan forma a todo el edificio.

Monasterio de San Juan de la Peña

Uno de los monumentos más importantes de Jaca es el Monasterio de San Juan de la Peña, ya que allí residieron algunos de los primeros reyes de la región. Fue levantado en el siglo X y protegió a miles de cristianos que eran agredidos por la comunidad musulmana. De igual manera, está cubierta por piedras de gran tamaño que rodean toda la estructura y su área exterior es un ejemplo de la arquitectura románica. En su interior encontraremos obras de la talla de la iglesia prerrománica, pinturas de San Damián, San Cosme y el Panteón de Nobles.

Fuerte de Rapitán

En el siglo XIX se levantó Pesta fortaleza ubicada en el monte de Rapitán, que originó el nombre que lleva. Está situado a más de 1.100 metros sobre el nivel del mar, lo que le permitió tener una vista estratégica de toda la frontera del municipio. De igual manera, este edificio formó parte de un proyecto de defensa muy ambicioso que nunca fue culminado, así que los visitantes pueden apreciar parte de los planes de la época. Por todo esto, forma parte de los monumentos más importantes de Jaca y en pocos minutos podemos apreciar su historia.

San Adrián de Sasabe

Es uno de los templos más misteriosos de todo Jaca y de la provincia de Huesca. La historia dice que en sus inicios fue sede de la Diócesis de Huesca en los momentos en que los musulmanes dominaban el territorio. Por otro lado, su arquitectura es bien sencilla, ya que tiene una nave única con techo de madera en forma semicircular que le da un aspecto religioso. Se encuentra a 13 kilómetros de la ciudad y ha sido restaurado en diversas ocasiones para recibir a los turistas de todo el país.

Pabellón de Hielo

Es una de las estructuras deportivas más importantes del municipio y se construyó para el Festival Olímpico de la Juventud Europea. Su inauguración se llevó a cabo en el 2007 y solo funcionó para las competencias de hockey sobre hielo, ya que se encontraron muchos problemas en el recinto. Por ende, luego de muchos trabajos y mejoras, fue abierto para todo el público en el año 2008, aunque solo se podían utilizar dos pistas. Su estructura moderna y ovalada resulta muy atractiva para cualquier turista, así que vale la pena visitarlo.

Viaducto de Cenarbe

Es una obra de gran envergadura que se levantó para el correcto funcionamiento del ferrocarril internacional. Se creó en 1916 y cuenta con 357 metros de largo y 20 metros de alto, además de tener 28 arcos en su totalidad. Para poder visitarlo tienes que ir hacia las afueras de Jaca, ya que está en el kilómetro 12 de la vía entre la ciudad y Arañones. Así es que la mejor forma de apreciarlo es usando el tren de Jaca y Canfranc, que nos muestra toda la estructura del viaducto.

El Ayuntamiento

Es uno de los edificios más antiguos del municipio, ya que se construyó entre los siglos XV y XVI. A pesar de que se restauró recientemente, aún posee elementos de su estructura original. La fachada posee un estilo plateresco que era muy común en la época. El edificio sigue siendo sede del poder municipal, pero permite la visita de diversos turistas que quieran descubrir parte de la historia de Jaca y apreciar esta construcción antigua.

¿Dónde alojarse en Jaca?

Por las características del territorio, alojarse en Jaca es bien sencillo, ya que existe una gran cantidad de ofertas para todos los gustos. En este punto destacan las casas rurales que permiten tener un contacto directo con la naturaleza, además de brindar una vista directa a los Pirineos. Aquí sobresale la Casa Martín, una opción ideal para aquellos que tengan niños y que quieran disfrutar del aire libre mientras practican cualquier deporte de invierno. Por otro lado, tenemos a la Casa El Casugo, que tiene más de 100 años de creada y que ofrece una vista espectacular de los Pirineos.

Gastronomía de Jaca

La gastronomía de Jaca es bastante especial, y es que cuenta con una gama de quesos, embutidos, licores artesanales y huevos que son oriundos del municipio. Entre las especialidades tenemos los condes, lazos, trufa y otros platos que demuestran el potencial repostero que tiene la ciudad. Además, están el cordero a la pastora, la patata en Sopa de Ansó y muchos otros más que reflejan parte de la cultura aragonesa. Para probarlos, solo tienes que ir a cualquier restaurante de la ciudad y disfrutar de los mejores platillos.

¿Cómo llegar a Jaca?

La mejor opción para llegar a Jaca es desde Huesca, la capital de la provincia homónima. De esta manera, si vas en autobús la tarifa es de 10 euros, con un trayecto de una hora y media. Por otro lado, el tren es otra de las opciones que tenemos, con un precio promedio de 15 euros y salen dos vagones por día. En este caso, Renfe Viajeros es la empresa que presta el servicio y que tiene años trasladando a turistas de todas partes de España.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.