Qué es Prueba de Participación o PoS en criptomonedas y qué función cumple 

Publicado el:
Conoce la prueba de participación en criptomonedas y genera ganancias

La Prueba de Participación, Proof of Stake (PoS) es actualmente el segundo mecanismo de consenso más utilizado en la tecnología Blockchain. Su algoritmo se encarga de elegir al verificador del siguiente bloque en función de varios mecanismos generalmente relacionados con su apuesta. Con Proof of Stake (PoS), la probabilidad de hallar un bloque de transacciones y obtener la recompensa correspondiente, es directamente proporcional a la cantidad de monedas que se tienen depositadas, y no por la cantidad de trabajo invertido en la minería.

El concepto de Prueba de Participación Proof of Stake (PoS), asume el tipo de generación de cadenas de bloques, donde no se requiere de la potencia de cálculo matemático de los participantes. Solo necesita almacenar activos criptográficos en su cuenta. Entonces, en lugar de usar una gran cantidad de electricidad, los participantes tienen un porcentaje limitado de posibles verificaciones de transacciones. Es lógico suponer que cuantas más monedas tenga un minero, más fuertes serán sus opciones.

¿Qué es PoS o prueba de participación?

El Proof of Stake (PoS), llamado Prueba de Participación es uno de los dos modelos de gobernanza utilizados en Blockchain. Y ha sido creado como un protocolo de consenso capaz de sustituir a su par, la ya conocida prueba de trabajo (PoW), que ha sido utilizada exitosamente durante mucho tiempo por las principales criptomonedas, como por ejemplo el Bitcoin y el Ethereum. Y a diferencia de este, la prueba de participación (PoS) no requiere de un gran consumo de energía.

Sin embargo, ambos métodos coinciden en su fin. Lograr un consenso distribuido, es decir, ayudar en la red a asegurar una cadena de bloques y de esta manera, proporcionar los incentivos económicos adecuados para impulsar la validación honesta de las transacciones. En el sistema Proof of Stake, el creador del siguiente bloque está determinado por un sistema aleatorio.  Este sistema toma como base la cantidad de criptomonedas que tiene un usuario y en algunos casos, también toma en cuenta cuánto tiempo ha tenido esas monedas.

Además, la prueba de participación (PoS) se considera menos riesgosa en términos de la posibilidad de que los mineros ataquen la red. Esto ocurre porque las compensaciones están estructuradas de tal manera que un ataque sería contraproducente para el propio minero. El protocolo Proof of Stake (PoS), fue creado por Sunny King, reconocido desarrollador en 2011. Ya en 2012, King presentó oficialmente su White Paper, donde destacó el funcionamiento del algoritmo PoS. La primera criptomoneda en implementarlo fue Peercoin en 2012.

¿Cómo funciona la prueba de participación o PoS?

La Prueba de Participación (PoS) es un mecanismo que determina el nodo que aprueba la adición de un nuevo bloque a la cadena de bloques en función de la cantidad de activos retenidos. No es un cálculo que pruebe que el contenido de un bloque esté libre de errores o sea fraudulento. La Prueba de Participación demanda que el usuario demuestre la posesión de una cierta cantidad de criptomonedas (su apuesta) para reclamar validar bloques adicionales en la cadena de bloques y recibir la recompensa.

El validador seleccionado recibirá su recompensa como una tarifa de transacción en la red, dependiendo del monto de su participación. Sin embargo, al ser un sistema aleatorio evita la centralización; de lo contrario, el individuo más rico siempre crearía el siguiente bloque aumentando constantemente su riqueza y su control. Adicionalmente, PoS puede reducir el consumo de energía, que es uno de los inconvenientes de PoW. Ya que  su sistema no necesita costosos equipos de computación, necesita el dinero para mantener la red.

En la Prueba de Participación, los mineros de criptomonedas pueden extraer o validar transacciones en bloque según la cantidad de monedas que tiene cada uno. Además, la Prueba de Participación requiere menos tiempo de generación de bloques que la prueba de trabajo. Por ejemplo, con Bitcoin que usa PoW, se debe esperar al menos 10 minutos por cada envío, pero con PoS, la transacción se completa en segundos. Al pasar a PoS, el tiempo requerido para intercambiar las criptomonedas se reducirá significativamente.

¿A qué protocolo sustituye?

La Prueba de Participación, Proof-of-Stake (PoS), se creó como una alternativa al Proof-of-Work (PoW), para abordar los diferentes problemas relacionados con este último. La prueba de participación (PoS) viene a reemplazar el consenso de prueba de trabajo (PoW), en el que se está ejecutando la cadena de bloques. Inicialmente, se desarrolló para encontrar vulnerabilidades de PoW y optimizar su trabajo. Pero luego se convirtió en un mecanismo independiente que ganó popularidad entre los desarrolladores del mundo de las criptomonedas.

Debido a esto, cada día que pasa aumenta el número de criptomonedas basadas en Prueba de Participación. Y su principal diferencia con la prueba de trabajo es que los mineros que generan potencia informática ya no son necesarios para mantener la red en funcionamiento, solo se necesitan las mismas criptomonedas. Gracias a la Prueba de Participación, la salud de la cadena de bloques está asegurada por los poseedores de monedas digitales y reciben recompensas ​​por ello. Este proceso se llama replanteo.

El consenso de prueba de participación también difiere de la prueba de trabajo en que no hay necesidad de ningún poder de cómputo. Mientras que en la prueba de trabajo la posibilidad de recibir una recompensa por confirmar transacciones y crear un nuevo bloque es mayor para el que posee más potencia de equipo en el sistema, en la prueba de participación, la prioridad para confirmar transacciones y encontrar un nuevo bloque se le da al que tiene más monedas.

¿Qué ventajas tiene el uso de PoS?

La principal ventaja de la prueba de participación es que reduce el enorme gasto de energía eléctrica utilizado por la prueba de trabajo (Proof-of-Work) (PoW) para asegurar una cadena de bloques. Pero esta, aunque tal vez sea la más notoria, no es la única de sus ventajas. También cuenta como ventaja el hecho de que, gracias al ahorro en el consumo de electricidad, no hay necesidad real de emitir nuevas criptomonedas para motivar a los participantes a contribuir a la red.

Otra ventaja importante es el riesgo reducido de centralización, gracias a que la prueba de participación permite utilizar algoritmos de teoría de juegos y a su sistema aleatorio. Así como también, la recompensa otorgada es siempre proporcional a la cantidad de monedas aportadas en custodia. El sistema PoS, Prueba de Participación puede contrarrestar eficazmente la centralización. Además, en Proof-of-Stake, quienes “custodian” las monedas son siempre sus poseedores (aunque algunas criptomonedas permiten o proporcionan poder de apuestas a otros nodos).

En la prueba de participación el monto de la recompensa está determinado por su propio mecanismo específico, la criptomoneda y otros factores. Además, no se forma a partir de las monedas generadas, como en el algoritmo de prueba de trabajo.  Se forma de las comisiones agregadas con las que los participantes pagaron por los servicios de validación de sus transacciones. Otra ventaja digna de mencionar es la velocidad en la formación de cada bloque, que se realiza en segundos a diferencia del PoW.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.