inteligencia artificial en finanzas
Gedesco

20 años de financiación e innovación

La inteligencia artificial en las finanzas

En los años más reciente, la inteligencia artificial ha avanzado enormemente. En la actualidad, ya es empleado en una gran variedad de áreas y se perfila en transformar el sector financiero global en el futuro cercano. Realmente busca convertirse en un activo y una ventaja competitiva en el mercado. Esto puede notarse gracias a que, cada vez existen más modelos de IA para analizar y procesar solicitudes de créditos, optimizar la atención al cliente, automatizar servicios, etcétera. Sus tareas incluso requieren cosas que van más allá de lo económico; con todo esto dicho, podemos darnos cuenta de la importancia de la inteligencia artificial en las finanzas.

La inteligencia artificial en las finanzas

Toda la industria financiera fue la pionera al momento de implementar el uso de la tecnología financiera (Fintech), como es el caso de la IA. Esto ha sido así desde hace algunos años atrás y, actualmente, su fama aún no para de incrementar. En nuestros días, la inteligencia artificial y las herramientas de aprendizaje automático se posicionan entre las primeras en la clasificación de las tecnologías más revolucionarios en el mercado financiero.

La inteligencia artificial tiene la capacidad de sistematizar y automatizar tareas; esto incrementa la eficacia de los procesos. También emplea el aprendizaje automático, conocido como Deep learning. Por otro lado, puede implementar los análisis predictivos y el procesamiento natural del lenguaje. Esto le permite crear peculiaridades más potentes como los asesores automatizados y los chatbots. En esta nueva era, las distintas entidades bancarias, en su mayoría, están conscientes de las ventajas que supone la implementación de la IA para las instituciones financieras.

La adopción y utilización de inteligencia artificial a su arsenal Fintech, coopera a que las entidades financieras y los bancos mejoren su experiencia de cliente. También disminuyan el nivel de costes e incrementen sus ingresos habituales.

¿Dónde se aplica la IA dentro de las finanzas?

Cada día que pasa se crean millones de solicitudes y transacciones en las entidades financieras. Esto supone una gran cantidad de información, la cual se ha transformado en la clave para conseguir los datos y crear valor. En concreto, la IA está siendo utilizada para sacar el mayor provecho de la digitalización en la industria financiera. En términos generales, la inteligencia artificial en finanzas puede implementarse en diversos casos, como lo mencionamos anteriormente. Sin embargo, entre todos los casos podemos destacar los siguientes:

  • Detección de fraudes. La mayoría de los sistemas tradicionales de detección de fraudes se basan en distintas reglas que poseen un margen de error considerable. Por otro lado, los modelos de inteligencia artificial en finanzas aprenden constantemente y se calibran ante las nuevas amenazas de seguridad. Esto lo hacen a partir de patrones de comportamiento que suelen esconder los datos obtenidos.
  • Credit Scoring. Gran parte de las entidades financieras se fundamentan en los registros de crédito para evaluar la solvencia que poseen los solicitantes. No obstante, el resultado, habitualmente, es un análisis superficial de los posibles prestamistas. En este apartado, los modelos de inteligencia artificial predicen con alta precisión los riesgos existentes de endeudamiento a partir de scorings.
  • Gestión de cobranza. Las entidades financieras han puesto su confianza en el uso de llamadas telefónicas y correos electrónicos en su premura por optimizar los cobros. Esto, sin tomar en cuenta los diversos riesgos de impago. La inteligencia artificial en finanzas ofrece información relevante y ayuda a los cobradores a evitar que las deudas aumenten. Esto lo hacen, facilitando datos para la estructuración de estrategias y canales de cobro efectivos para cada caso en particular.

Adaptación de la experiencia del cliente a través de la IA

A través de la implementación de la IA, las entidades bancarias pueden conseguir datos importantes sobre la satisfacción de sus clientes. Esta es una manera de conocer sus puntos fuertes o críticos, y mejorarlos en base a los resultados obtenidos. Por mencionar un ejemplo, en lugar de confiar únicamente en los puntos de crédito de una persona, los bancos pueden considerar otros factores a través de soluciones que ofrece la IA. Estas soluciones pueden ser los patrones de devolución o la cantidad de créditos que esa persona se encuentre pagando. Toda la información recolectada puede servir para modificar y optimizar el tipo de interés del cliente hacia el banco.

La inteligencia artificial también permite que los clientes puedan gestionar sus carteras con una eficacia considerable. Pueden hacerlo mediante los asesores automatizados, o a través de la gestión digital de capitales. Estas son dos posibilidades que están teniendo un auge bastante considerable en la actualidad.

Las herramientas de inteligencia artificial en finanzas pueden disminuir la inversión del capital de la compañía. También la reducción del tiempo de los trabajadores y el uso de herramientas que trabajan por medio de la IA. Por ejemplo, los chatbots, los asesores automatizados, los análisis, etcétera. En términos generales, puede contribuir enormemente a mejorar la experiencia del cliente con la empresa.

En definitiva, si los bancos alrededor del mundo empiezan a confiar y a utilizar la inteligencia artificial en finanzas, sus beneficios se multiplicarán. Actualmente, las empresas y entidades financieras deben comenzar a implementar el uso de la tecnología que nos ofrece esta era digital que estamos viviendo. Solo de esa manera, podrán dar un paso adelante en la transformación digital empresarial y contar con sus distintas ventajas y cualidades.

Futuro de las finanzas con la IA

Existen algunos desafíos esenciales para la atención y retención de clientes por parte de las empresas financieras. Algunos de ellos son: generar confianza en los clientes, el uso de la inteligencia artificial para ofrecer asesoramiento a algunos clientes, abordar la competencia de las Fintechs y compañías tecnológicas, entre otras. Por otra parte, la IA también permite brindar nuevos servicios proactivos y personalizados. Una ventaja para atraer una mayor cantidad de clientes y, sobre todo, amoldarse a sus requerimientos de una manera más efectiva y segura.

La inversión en servicios proactivos personalizados nos ofrece una mayor cantidad de captación y retención de clientes para las organizaciones financieras. Sin embargo, esto significa enfrentar diferentes desafíos en la implantación, debido a que necesita cambios desde el punto de vista comercial. Optar por transformar la cultura empresarial y guiar la tecnología para dar respuesta a los negocios y generar más conexiones, es esencial dentro de este entorno. Todo esto, en teoría, forma parte del futuro de la inteligencia artificial en las finanzas.