Mujeres

Nuria Lloret, AECTA: «Las mujeres debemos dar el paso en las organizaciones»

València acogerá el próximo 8 de noviembre la VI edición del Congreso de Tecnologías Emergentes para Ecosistemas 4.0, que este año incide en la implicación y relación de la digitalización con la sostenibilidad para la optimización de recursos, eficiencia y mejoras, tanto en organizaciones, empresas y sociedad.

El acto organizado por la Asociación de Empresas de Tecnología, Consultoría e Innovación de la Comunitat Valenciana (AECTA), con la colaboración y apoyo de Ajuntament de València, cuenta con más de 25 expertos que abordarán cuestiones como la vinculación entre transformación tecnológica y sostenibilidad, humanización de la Inteligencia Artificial (IA), la ciberseguridad o los gemelos digitales como catalizadores de la sostenibilidad.

Hablamos con Nuria Lloret, presidenta de AECTA, acerca del papel de la mujer en el sector y de esta edición del congreso.

Las claves del congreso

– Háblanos un poco sobre esta edición del Congreso Tecnologías Emergentes. ¿Cuáles son los temas clave que se abordarán en esta edición?

En cada edición del congreso nos gusta centrarnos en un campo específico de la tecnología. Este año estamos muy centrados en el gobierno y la gestión del dato, enfocado en su uso orientado a la sostenibilidad de las empresas.

Queremos hablar de la necesidad de tener control sobre los datos para que sean seguros. Eso nos ha llevado a centrarnos también en la ciberseguridad, ya que son ámbitos interrelacionados.

Ya sea a través de la protección de los datos que emplean las organizaciones, como aquellos que se emplean en la Inteligencia Artificial, es importante mantenerlos salvaguardados y asegurarnos de que son correctos.

El papel de la mujer

– Centrándonos un poco más en el papel de la mujer, en el actual contexto de digitalización, ¿qué papel tiene en la actualidad en este sector predominantemente masculinizado?

Efectivamente, entre los problemas que enfrenta el sector es que tiene muy poca presencia de mujeres. No sólo a nivel de empresa, hay pocas mujeres que sean ingenieras, tampoco en el sector TIC…

Esa poca representación se traslada a que haya pocas mujeres en puestos directivos de empresas y, por supuesto, muy pocas mujeres dueñas de firmas. Esto va por volumen y, si tiene pocas en dichas posiciones, no son visibles.

Más aún cuando las mujeres tienen tanto que aportar. Como su capacidad de integrar y racionalizar, que es muy importante para la digitalización. Por supuesto, no se puede generalizar, pero la presencia de las mujeres en el sector se traduce en una mayor optimización de los equipos.

Es una característica, no puedo generalizar, no todas las mujeres la tienen, pero sí que somos muy capaces de racionalizar procesos, de integrarlos y de optimizarlos. Necesitamos mujeres trabajando en los equipos.

Visibilizar su posición

– ¿Qué haría falta para mejorar esa situación?

Una mayor visibilidad que se traduzca en dar mayor ejemplo a las más jóvenes. Apenas contamos con mujeres ingenieras, sí hay más empresarias, pero no las suficientes como para que de ese ejemplo salgan más emprendedoras.

Hay que fomentar durante la educación de los más jóvenes, durante la primaria y en secundaria, este tipo de vocaciones. Es a partir de ahí cuando puedes generar base crítica de mujeres que se dediquen a eso y algunas serán técnicas, otras serán mandos intermedios y otras crearán sus propias empresas.

Pero claro, si no tenemos masa crítica, difícilmente vamos a escalar.

– ¿Y desde AECTA qué iniciativas estáis implementando para promover la participación de la mujer en el ámbito tecnológico?

Nosotros pertenecemos una red global que la Unión Europea ha fomentado y que se llama Las Mujeres Importan (Women First). El objetivo es trabajar para integración de las mujeres dentro del sector tecnológico.

Nuestra colaboración se concreta en ofrecer todos los datos de las mujeres que tienen empresas, que emprenden y participan en actividades dentro de la asociación.

La Unión Europea crea con todo ello estadísticas de mujeres participando en diferentes sectores. Con ello se trabaja después en programas de mentorización.

Inteligencia Artificial y ciberseguridad

– Imagino que dentro del congreso uno de los temas destacados será la Inteligencia Artificial (IA).

Correcto, de Inteligencia Artificial vamos a hablar bastante. El problema con la IA es que la gente lo está integrando directamente en sus organizaciones sin tener ningún conocimiento de lo que supone incorporar ese tipo de herramientas dentro de sus empresas.

En lo que estamos trabajando es en sensibilizar de la necesidad de tener gestionado el dato y saber realmente en qué condiciones de seguridad tienes la información de tu compañía.

– Otro aspecto fundamental es saber cómo empleamos esa IA. Las herramientas de inteligencia artificial deben responder a una necesidad de la empresa y teniendo en cuenta que las herramientas gratuitas que a veces emplean no presentan una gran seguridad.

Muchos de los datos que desde las empresas se están subiendo van directamente al sistema, el cual se alimenta por machine learning. Eso supone que les están abriendo las puertas de tu organización.

En definitiva, en Congreso trataremos la necesidad de realizar primero que nada un análisis de situación de tu organización antes de implementar herramientas de IA, teniendo al mismo tiempo en cuenta la seguridad de tu firma.

Los desafíos del futuro

– En la actualidad y los próximos años, la ciberseguridad se ha vuelto un aspecto crítico. ¿Cuáles creéis que son los principales desafíos a los que nos enfrentamos en términos de ciberseguridad?

Lo más acuciante es el problema educacional. La gente tiene muy pocos conocimientos sobre el uso inseguro de la tecnología, no ya a nivel personal, sino a nivel también organizacional.

Hay muchas empresas, sobre todo las Pymes, que no tienen ningún tipo de control sobre sobre la información de sus empresas. Las compañías de tamaño mediano y grande tienen más control porque están más expuestas a los hackeos, pero sigue sin ser suficiente.

Es fundamental la educación social tanto a individuos como a las organizaciones. A partir de ahí será posible implementar planes de ciberseguridad según sea la tipología de la organización.

– Otro de los aspectos que vais a tratar en el congreso tengo entendido que es la guerra híbrida.

Así es. Hemos planteado esta mesa con expertos en geopolítica porque gran parte del papel que juega la ciberseguridad a nivel digital está relacionada con la geopolítica.

Por ello nos ha parecido muy interesante contar con estos expertos, que hablarán de las interferencias que tiene la geopolítica y la guerra híbrida.

La mujer en el sector, el futuro

– ¿Qué desafíos y oportunidades anticipa para el papel de la mujer en la digitalización y la sostenibilidad en los próximos años?

El hecho de que la situación evoluciona muy lentamente. No es algo que diga yo, existen informes de la de la Premio Nobel de Economía, Claudia Goldin, en donde hablan de que para llegar a la igualdad real en todos los sectores necesitamos 300 años.

Pero es que también serían necesarios 120 años para lograr la igualdad salarial y 115 para la igualdad en las tareas familiares.

Hablamos por tanto de sectores fuertemente masculinizados, pero que sí pueden resultar atractivos a la mujer si sabemos transformarlos. Para ello necesitamos que haya una mayor representación de la mujer.

Hacer atractivo el sector

– ¿Cómo hacerlo atractivo?

Antes mencionábamos la formación en primaria y en secundaria. Hay que fomentar que tanto los chicos como las chicas aprendan de la misma manera. Intentar que las mujeres no sufran esa diferenciación tan característica durante los primeros años.

Existe un momento en que las mujeres comienzan a decantarse por los cuidados. Incluso entre las que estudian un bachiller de ciencias, casi la gran mayoría van a Ciencias de la Salud, Medicina, Enfermería, Fisioterapia, Psicología…

Son gente que tendría las capacidades para entrar en alguna ingeniería, pero que acaban por ir a otros sectores. Parte del problema es cómo se forma los educadores, los roles o los grupos de trabajo.

Debemos incentivarlas, darles roles que imitar y las herramientas para que logren hacer que ese sea su camino profesional.

Ser referentes

– Por último, ¿qué consejo le darías a todas esas chicas jóvenes que creen que tienen cerradas las puertas del sector?

A las chicas les diría que las mujeres no tenemos ninguna puerta cerrada, que lo que tenemos que hacer es derribar barreras y que no hay nada en lo que no seamos al menos tan capaces como lo puede ser un hombre.

Estamos al mismo nivel. De igual forma, al sector empresarial debemos pedirle que apoye el talento femenino. Para ello es necesario más presencia femenina en los consejos de administración, en cargos directivos y de alta dirección.

Las mujeres también debemos dar un paso al frente en estas organizaciones y convertirse en referente. Si cuentas con referentes, sabes que puedes hacerlo.

Más liderazgo femenino

Katia: Así es como María Teresa Aurell la transformó en una gran internacional

Bandi: De un pequeño laboratorio a expandirse por Europa, Asia y América

El liderazgo sostenible de Marta Alamany al frente de Catalonia Hotels & Resorts

La aventura de Laminar Pharma para encontrar el medicamento contra el cáncer

Dia de la dona
euro cargo Express
Forinvest 2024
Infonif Bases de datos

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.