Musk

Musk guarda silencio tras los resultados de su encuesta sobre si debía dimitir

El magnate Elon Musk, propietario único de Twitter, guarda silencio tras pasar más de once horas desde que él mismo diera a conocer el resultado de un sondeo en la red donde los usuarios votaron sobre si debía abandonar la dirección ejecutiva de la red social.

El sondeo, en el que votaron 17,5 millones de usuarios durante 12 horas, se saldó con un 57,5 % de votos contra la permanencia de Musk al frente de Twitter, frente a un 42,5 que le fue favorable, según las cifras que él mismo posteó esta mañana.

Musk dijo que los resultados del sondeo serían «vinculantes», pero tras pasar once horas aún no ha oficializado su salida ni ha nombrado a un nuevo jefe ejecutivo.

Un silencio ensordecedor

Es más, durante casi todo el día del lunes su cuenta -habitualmente hiperactiva- permaneció muda, y solo a última hora de la tarde retuiteó algún mensaje sin relación con el sondeo y sin mencionar el rumbo que tomará la red.

Ya ayer, casi de inmediato tras lanzar el sondeo, Musk escribió con supuesta ironía un proverbio que dice «Ten cuidado con lo que deseas, porque puedes acabar consiguiéndolo», y acto seguido advirtió a quien se interesara en tomar las riendas de Twitter que «te tiene que gustar mucho el dolor».

También mostró entonces cierto escepticismo sobre las soluciones, porque -dijo- «nadie quiere el trabajo que verdaderamente mantendría con vida a Twitter. No hay sucesor», pero no por ello interrumpió el sondeo.

Musk no es el hombre más rico del mundo

Hoy los medios de comunicación del mundo entero llevaban el sondeo a sus primeras páginas, sin atreverse a hacer cábalas sobre el futuro inmediato y recordando el carácter imprevisible del multimillonario, quien por cierto la semana pasada perdió su puesto de hombre más rico del mundo en beneficio del francés Bernard Arnault, director ejecutivo del grupo de bienes de lujo LVMH.

Según el listado de la revista Forbes -que atribuía a Musk una fortuna de 178.000 millones de dólares-, el magnate ha sufrido grandes pérdidas en su gran negocio de automóviles eléctricos, Tesla, mientras que Twitter no solo no recuperará esas pérdidas, sino que él mismo declaró ayer que «se dirige por vía rápida hacia la bancarrota».

Este no es el primer sondeo que hace el magnate desde que tiene las riendas de la red social.

implica corporate finances
implica corporate finances
Ribera Salud Ritmos de vida
Infocif bases de datos

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.