Pascual

T. Pascual (Pascual): «Hay mucho trabajo detrás del relevo entre generaciones»

Aunque quizá muchos no sepan que fueron pioneros en la introducción de elementos tan cotidianos hoy en día como el envase de tetrabrik o la leche desnatada, es (casi) imposible que alguien en España no conozca o haya consumido los productos de Pascual.

Más de medio siglo después de sus inicios, esta empresa familiar cuenta con 200 productos, 7 plantas productivas, 26 delegaciones comerciales y más de 2.200 empleados.

Hablamos con Tomás Pascual Gómez-Cuétara, presidente de Calidad Pascual.

Filosofía Pascual

– El origen de Pascual se remonta a 1969. ¿Cómo ha evolucionado la empresa? ¿Continúan manteniendo el espíritu pionero en la introducción de productos?

No hemos cambiado la filosofía desde 1969. Cambian los tiempos, el tipo de consumidor y el mercado, así como el modelo de gestión, pero hay valores que en nuestra compañía se mantienen inalterables como la preservación y transmisión del legado de la empresa familiar.

La innovación, la valía de las personas y la promoción del talento, la generación de valor a lo largo de nuestra cadena, el servicio al cliente, especialmente al pequeño comercio, la orientación a la nutrición y la salud. Todas estas son señas de identidad que, con mayor o menor éxito, en Pascual ya han cumplido cincuenta años.

– ¿Cómo se fomenta la innovación en su empresa? ¿Qué tipo de proyectos se llevan a cabo?

La innovación en Pascual es una actitud: una forma de entender la empresa y el mercado. En nuestro caso, combinamos la innovación tradicional de productos con una vertiente de innovación disruptiva y colaborativa para explorar con start-ups nuevos territorios que canalizamos a través de una división llamada Pascual Innoventures.

Hemos lanzado, por ejemplo, el proyecto Mylkubator que se adentra en nuevas vías en el sector lácteo a partir de las técnicas de la agricultura celular y la fermentación de precisión.

Pero la innovación no es solo lanzar productos, también alcanza a la relación con nuestros clientes y consumidores a través de proyectos de omnicanalidad y digitalización o toca de lleno el trabajo en el campo con el ganadero y el agricultor.

Espíritu empresario

– Su padre, Tomás Pascual, fue el fundador de Pascual y su madre, Pilar Gómez-Cuétara, pertenecía a la familia de empresarios de las famosas galletas. ¿Se lleva en las venas ese espíritu empresario?

La influencia de nuestros padres ha sido decisiva y hemos aprendido todo de ellos, lo digo con orgullo. Los cuatro hermanos nos hemos criado con dos familias empresarias y nuestra niñez transcurrió paralelamente a la evolución de Pascual, al esfuerzo de nuestros padres, a la ilusión por ver crecer su compañía.

Todos estos valores calan muy profundamente, como pasaría en cualquier familia, con la diferencia de que la nuestra llevaba en su apellido el nombre de una marca que se desarrollaba día a día. Aunque si pudiera recuperar una frase de mi padre sería: «La honradez es el más lucrativo de los negocios».

La empresa familiar

– Aproximadamente, solo el 30 % de los negocios familiares llegan a la segunda generación. ¿Qué protocolo se llevó en la sucesión de Pascual para que la transición fuera tranquila? ¿Las generaciones venideras tienen esa conciencia de empresa familiar bien implantada?

Nuestros padres tuvieron hace ya años una idea para preservar el relevo generacional. Desarrollaron la herramienta clásica para encauzar las cuestiones familiares: un Protocolo de Familia que regula, entre otras cosas, la incorporación de los miembros de la tercera generación familiar a los roles que van a desempeñar en el futuro como propietarios o potenciales gestores del legado familiar y empresarial.

Yo creo que estamos haciendo las cosas bien, con orden y sentido común. Actualmente, la segunda generación es la que lleva las riendas de la compañía, pero las diferentes generaciones o grupos familiares se reúnen periódica y regularmente de forma planificada para gestionar su rol.

En la actualidad, y siguiendo los criterios establecidos en el Protocolo de Familia, algunos de los miembros de la tercera generación ostentan cargos en la empresa. Creo que tanto los que ya están dentro como los que desarrollan otra actividad fuera de Pascual entienden desde bastante jóvenes las claves del proyecto que hemos construido juntos.

– ¿Qué particularidades tienen, a su juicio, las empresas familiares?

En cuanto a los valores, posiblemente exista un marchamo especial en las empresas familiares, aunque no podemos generalizar. En nuestro caso, y en el de muchas otras, sí que hemos interiorizado y expresado esos valores no solo dentro de la familia empresaria, sino en toda la organización y –en la medida de lo posible– los hemos intentado extender a toda nuestra cadena de valor, desde el campo a la mesa.

Una idea innovadora

– Usted aseguró una vez que mientras que su padre fue un «emprendedor», usted se define como «empresario». ¿A qué se refiere con esto?

Creo que mi padre tuvo hace cincuenta años una visión rompedora para transformar el sector de la leche en España. No solo con la innovación del brik, la uperisación y el envasado aséptico, sino transformando la forma de trabajar en el campo con un nuevo enfoque que primaba la calidad y la seguridad alimentaria.

Nosotros trabajamos para mantener y extender su obra, pero la diferencia la marcó él, sin duda

Por eso digo que él fue el verdadero emprendedor, nosotros trabajamos para mantener y extender su obra, pero la diferencia la marcó él, sin duda.

– ¿Cómo ha afectado al normal desarrollo de la compañía el contexto actual?

La inflación es una amenaza que estamos sufriendo todos: el consumidor, el productor del campo… pero, también, la industria alimentaria y, a veces, esto no se conoce tanto. Nuestro sector es uno de los más afectados en términos de incremento de los precios de las materias primas, del transporte, de la energía y con las consiguientes dificultades para trasladar estos incrementos al cliente final.

Todos lo estamos pasando mal, aunque el esfuerzo de la industria no siempre es tan reconocido a ojos de la opinión pública. Nosotros estamos volcados en, por un lado, lograr una retribución justa para agricultores y ganaderos; y por otro, en abastecer a la población de alimentos intentando que la crisis repercuta lo menos posible en sus bolsillos.

Y en esta tesitura nos encontramos en el medio, no es tarea nada fácil y estamos sufriendo las consecuencias en términos de resultados.

Retos de la industria

– ¿Qué desafíos tiene la industria alimentaria por delante?

Muchos, todos diría yo. Con las nuevas tecnologías, la relación de las marcas con el consumidor y el ciudadano se ha transformado profundamente. El consumidor está aún más en el centro y el diálogo con él es fundamental. Escuchar sus expectativas, responder a la transparencia que exige, profundizar en los comportamientos éticos y de sostenibilidad, todos estos son elementos imprescindibles.

Por otro lado, la digitalización está cambiando el escenario, ahora podemos llegar al consumidor desde nuevos canales, más directos, más especializados: e-commerce, quick commerce, B2C, etc.

Digitalización también aplicada a los procesos productivos y al eslabón del sector primario. Y digitalización igualmente vinculada a la innovación abierta y colaborativa en el sector foodtech, enfocada al aprovechamiento de las sinergias entre la experiencia de las grandes empresas con la frescura y el conocimiento tecnológico de las start-ups alimentarias.

Por supuesto, estas innovaciones también están conectadas con la economía verde que será un factor determinante los próximos años, al igual que la expansión internacional de una industria alimentaria con gran reconocimiento como la española.

Relación con los proveedores

– ¿Cómo es el trato con los proveedores desde Pascual? ¿En base a qué criterios los seleccionan para trabajar conjuntamente?

Como antes citaba, una de las palancas que mi padre accionó para darle una vuelta al sector fue la profesionalización de la relación con ganaderos, que más adelante trasladó a los agricultores y también al resto de proveedores. Profesionalización de las explotaciones, mejora de las condiciones higiénico-sanitarias y de los parámetros de seguridad alimentaria, primas por la calidad de la leche.

Más adelante, hemos ido ampliando nuestra experiencia con los ganaderos desarrollando un programa pionero de eficiencia productiva que mejora la sostenibilidad, la innovación y la rentabilidad de las explotaciones. Planes de investigación en alimentación de precisión; programas de asesoría y bonificación económica en eficiencia, bienestar animal, calidad y medioambiente.

Por todos estos factores, el 85 % de las granjas llevan más de 15 años colaborando estrechamente con nuestra compañía.

– En la actualidad, la preocupación por la salud y el bienestar físico se ha ido acrecentando cada vez más. ¿Cómo adapta Pascual sus productos a estas nuevas necesidades que surgen cada día?

El consumidor cada día está más concienciado y no solo por la nutrición. Es un consumidor en busca de la mejor ecuación precio-calidad, autenticidad, transparencia, consumo local, medioambiente… Un consumidor que demanda empresas con ética.

También le preocupa la recuperación del tejido económico y el comercio de proximidad. Y, por supuesto, el bienestar animal, área en la que hemos sido pioneros consiguiendo la certificación de todas nuestras granjas con Aenor.

Estamos ante un consumidor que exige una oferta digital, omnicanal, inmediata, casi instantánea

A su vez, estamos ante un consumidor que exige una oferta digital, omnicanal, inmediata, casi instantánea. Estamos avanzando en nuevos modelos D2C, food delivery y de venta online. Pero no solo en la distribución, sino en toda la cadena, empezando por la digitalización en la producción primaria.

Efectivamente, el driver salud estará cada vez más presente en las tendencias de alimentación y nosotros vamos a asumir este reto en la vanguardia del sector.

Expansión mundial

– Están presentes en más de 60 países alrededor del mundo. ¿Cómo consiguen atender las necesidades de clientes tan dispares en diferentes partes del mundo?

Pascual se halla inmerso en un ambicioso plan de internacionalización para dar un salto cualitativo y cuantitativo. Ello implica pasar de un modelo clásico de exportación a la internacionalización en su sentido más amplio.

Para ello tenemos proyectado un crecimiento en los próximos años basado en una doble vía: potenciar las exportaciones según el modelo actual y activar un modelo de internacionalización basado en joint ventures para producir y distribuir productos en países de Centroamérica, África y el Sudeste Asiático.

Es un modelo win win con socios locales, Pascual aporta experiencia y conocimiento del consumidor. Los socios contribuyen con su conocimiento del país, su capacidad de distribución, su estructura fabril y su red comercial.

– ¿Cuáles son las claves del éxito para seguir siendo una de las marcas más reconocidas de España?

Lo primero es no cambiar las cosas que tienes claras y que te han llevado hasta aquí. Unos valores sólidos y que efectivamente se ejerzan en el día a día, un propósito corporativo, un modelo de empresa bien definido, un espíritu de continuidad, de reinversión de beneficios, de generación de riqueza para nuestros grupos de interés, de conservación y transmisión del legado. A partir de aquí, mucho trabajo, mucha unión en la familia y en la empresa y capacidad de resistir los malos momentos.

Para ello, no bastan las palabras. Por poner un ejemplo, mi familia lleva muchos años trabajando el protocolo de relación con la empresa, hay muchas horas de dedicación detrás de la continuidad de una compañía, detrás del paso de una generación a otra.

Junto al modelo de empresa, combinamos una visión ágil, adaptativa y flexible para dar respuesta a las transformaciones del mercado. No es sencillo, pero solo se puede sobrevivir con una enorme capacidad de adaptación. Estas dos tendencias –tradición y adaptación– quizás nos den algunas de las claves de la longevidad de las empresas familiares.

————-

Tomás Pascual Gómez-Cuétara es uno de los 30 Líderes Empresariales que ha participado en la publicación de Economía 3: Las 5 claves del éxito de 30 Líderes Empresariales, editada por nuestro 30 Aniversario, si quieres conocerla solicítala.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.