Tostadero de Café Jurado

Pascual suma a su estructura a la alicantina Café Jurado y a sus 113 empleados

Pascual, empresa familiar referente en el sector de la alimentación y las bebidas ha anunciado la compra de la alicantina Café Jurado, compañía cafetera referente en la región del Levante. Con una importante presencia en la zona desde hace más de 30 años, con marcas como Leche Pascual, Bezoya y Bifrutas, Pascual incorpora ahora Café Jurado y a sus 113 trabajadores en la estructura del grupo, con el fin de garantizar su continuidad y consolidarse como uno de los mayores players en el negocio del café para hostelería.

La compañía, que inició su andadura en 1969 en Aranda de Duero (Burgos), se implantó en poco tiempo en toda España y actualmente exporta a 53 países, cuenta con una gama de más de 200 productos, siete plantas, 26 delegaciones comerciales y más de 2.200 empleados.

En palabras de Javier Peña, director general de Negocio de Pascual, “esta adquisición responde al propósito de la compañía de liderar el momento del café en hostelería, ampliando nuestro negocio, especialmente en una zona estratégica como es el Levante. Además, nos ayuda a completar nuestra propuesta de café soluble y monodosis y a ampliar nuestra presencia en el retail. Con este paso al frente, nos afianzamos como referentes en el sector cafetero, integrando una compañía de la que podemos aprender y con la que compartimos valores comunes de cercanía, innovación, sostenibilidad, apuesta por la economía local y de proximidad y un exitoso modelo de empresa familiar”.

Unos valores familiares que resalta el propio José Luis Jurado incidiendo en que “hace más de 100 años, el espíritu emprendedor llevó a mi abuelo, Manuel Jurado, a construir nuestra primera fábrica de tueste de café en el centro neurálgico de Alicante, la Avenida Maisonnave. Fue el comienzo de una historia cafetera que nos ha llevado a ser pioneros en nuestro sector y que hoy continúa de la mano de otra familia emprendedora, heredera de otro gran visionario, Tomás Pascual. Estamos seguros de que a través de valores comunes como la honestidad, la cercanía, la innovación y la calidad, Café Jurado seguirá escribiendo su historia como referente del sector, tanto en el Levante como en el resto de España”.

En este sentido, Javier Peña señala que quieren garantizar el futuro de Café Jurado, en un entorno socioeconómico cambiante e incierto. «Estamos convencidos -matiza- de que juntos seremos más fuertes”. Así, Pascual incorpora Café Jurado a su portfolio de marcas y complementa su oferta en el segmento del café, hasta la fecha capitalizada por Mocay; dos marcas que operarán de manera independiente.

“En un negocio como el del café, especialmente en el canal horeca, la implantación local es fundamental. Vamos a respetar la integridad de la marca, aunque estamos seguros de que se generarán sinergias entre ambas para garantizar la eficiencia en los procesos y la cohesión de todas nuestras marcas”, indica Peña.

Fundada en 1912 por la familia Jurado, Café Jurado se especializó en el tueste, fabricación y elaboración del café en Alicante. Desde entonces, la marca se ha expandido dentro y fuera de España, estando presente actualmente en 20 países y cuenta con diez delegaciones provinciales en el territorio nacional, además de una plataforma propia de e-commerce.

Café Jurado fabrica y distribuye una gran variedad de referencias de café en grano, molido, liofilizado, soluble y en formato cápsula, además de té e infusiones, llegando a una red de más de 2.500 establecimientos en el canal horeca. Todos sus productos están certificados y cumplen los requisitos de la Internacional Food Standard, una de las certificaciones más estrictas en el sector alimentario, además de las certificaciones del Comité de Agricultura Ecológica CAE que regula el cumplimiento de la aplicación de la normativa en esta materia.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.