Laura Huang

Las claves de la profesora de Harvard, Laura Huang, para destacar en la empresa

La estadounidense Laura Huang es profesora asociada de administración de empresas en la Unidad de Comportamiento Organizacional de la Escuela de Negocios Harvard, una de las principales business schools del mundo; así como en la Wharton School, de la Universidad de Pensilvania.

Huang es también autora del libro «De Menos a Más. Convierte las Desventajas en Puntos a tu Favor». Especializada en dinámicas interpersonales y desigualdad, es una de las voces más reputada en cuanto a gestión del talento.

Con motivo del World Business Forum, organizado en Madrid por WOBI, este medio, en Economía 3 charlamos con la profesora acerca de la retención del talento, la meritocracia y los trucos para obtener una ventaja competitiva.

La importancia del talento

-Me gustaría comenzar esta entrevista preguntándote: en una escala del 1 al 10, ¿cómo de importante es la gestión del talento y contar con un buen equipo para que un negocio tenga éxito?

Creo que, de todas las cosas que se deben atender para tener un negocio de éxito, esta es quizá una de las más importantes. Una de las razones por las que la gestión de talento es tan fundamental es porque cuando piensas en muchos aspectos de los negocios, ya sea finanzas, cuentas, productos, innovación…Todas estas cosas pueden sólo llevarse a cabo mediante personas.

Como necesitas gente, necesitas talento. Si no tienes la gente adecuada, por mucho marketing que hagas, no podrás tener éxito. El trasfondo de todo lo que pasa en el mundo de los negocios depende de que las personas sean capaces de llevarlo a cabo.

La pandemia de Covid-19 ha cambiado la forma en que muchas personas establecen las prioridades en sus vidas. Esto cobra especial relevancia en el mundo laboral. ¿Qué cree que debe ofrecer una empresa en la actualidad a sus trabajadores para ser capaz de conservar el talento?

Las cosas han cambiado de forma drástica tras la pandemia. En términos de talento antes era común ver, durante la realización de entrevistas para atraer personal, que la gente se interesaba por cosas como los beneficios médicos, el tipo de proyectos en los que se trabaja, el equipo…

En la actualidad, la primera pregunta que la gente hace es cuántas horas tienen que trabajar de forma presencial en un puesto, o si pueden trabajar en remoto. Aquello por lo que se preocupaban ha cambiado, incluso con las vacaciones. Los managers deben entender a quién están contratando y el rol que esa persona va a desempeñar, así como la respuesta que deben tener.

Tienen que ser capaces de justificar el tipo de gente que están trayendo, para qué los necesitas y el tipo de trabajo que van a llevar a cabo. Ya sea en persona o en remoto.

La meritocracia a prueba

-En países como España, hay quien puede pensar que la «meritocracia» se ha convertido en una especie de falacia. ¿Qué le dirías a una persona que duda si el trabajo y el esfuerzo siguen siendo relevantes?

Creo que todos, hasta cierto punto, somos conscientes de que la meritocracia tiene cierto componente de falacia atribuido. En el pasado teníamos formas de entenderlo, teníamos reglas y sabíamos qué tipo de cosas teníamos que hacer para, aun así, tener éxito. A veces para ascender necesitabas trabajar duro, otras veces estaba más relacionado con el networking

Todo esto ha cambiado y la forma en que vemos la meritocracia en la actualidad es muy diferente. Algunas de las cosas sobre las que hablo en mi libro van precisamente sobre esto: cómo hacemos que las cosas jueguen a nuestro favor, cómo cogemos las señales, las percepciones y las claves que dictan quién tiene éxito y quién no, y las utilizamos en nuestro propio beneficio.

En definitiva, consiste en reforzar nuestras debilidades con todo aquello que puede hacernos tener éxito en el trabajo y en la vida.

Conseguir un saliente

-Has mencionado tu libro «De Menos a Más. Convierte las Desventajas en Puntos a tu Favor». ¿Nos puedes dar unas pinceladas o algunos consejos para cómo convertir la adversidad en una ventaja?

Por supuesto. Mi libro, «Edge» (título original del libro que se puede traducir por «borde» o «saliente»), va acerca de conseguir ese saliente. Esta palabra tiene muchas acepciones, pero en esencia, conseguir un saliente es ganar una verdadera ventaja para ti. Una que no sea injusta, pero sí única para ti, debido a que es tu propio espacio.

Para conseguir esto, en mi libro desgrano las claves que esconde este saliente. En inglés, la palabra se compone de las letras E, D, G y E. En mi libro escribo que la «E» significa «enriquecer». La «D» significa «encantar» (delight), la «G» por «guiar» y la «E» final se corresponde con el esfuerzo y el trabajo duro.

A la hora de enriquecer tu entorno, es importante la forma en que añades valor, ya sea mediante tus puntos fuertes, tus debilidades o haciendo destacar las ideas que otros tienen. De forma similar, es fundamental la forma en que consigues encantar a los demás, de esa forma única que cada uno tenemos.

También proyectar, o guiar, una imagen adecuada sobre nosotros en los demás es importante. Por último, el esfuerzo y el trabajo duro es algo crítico, pero es importante darse cuenta de que es lo último. El trabajo duro no sirve de nada sólo, necesitas dar forma a los otros aspectos primero.

Establecer prioridades

-Vivimos en un mundo que se ha vuelto quizás más líquido que nunca. Se espera que las personas enfrenten una realidad en constante evolución. En el caso del mundo de los negocios, estos desafíos son casi constantes. ¿Qué herramientas necesita una persona para navegar todos estos desafíos y no colapsar en el camino?

En términos de nuestras propias carreras, y esto es algo que les digo a menudo a mis estudiantes, es mantener como tu prioridad principal aquello que de verdad es tu prioridad. ¿Qué quiero decir con esto? En realidad sólo podemos mantener dos o tres prioridades en tu cabeza o en tu vida, por lo que es mejor deshacerse de muchas de esas falsas prioridades.

A veces nos arrastran a proyectos o cosas materiales que creemos que son buenas para nosotros y nos centramos en ellos en vez de en las cosas que de verdad importan. Es muy fácil ser arrastrado hacia esas prioridades mediocres, por lo que es muy importante mantener un fuerte sentido de qué es aquello que de verdad quieres hacer.

 

 

 

Fundacion Vicente Ferrer Navidad
Mercedes Valdisa GLC
Marcos Automocion
GVA Expo disseny i Territori

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.