UNEF

José Donoso, UNEF: «Nuestro país puede convertirse en una potencia solar»

La cada vez más acuciante emergencia climática y la crisis energética derivada de guerra de Ucrania, han puesto de relieve la necesidad de avanzar en la transición energética. Las energías renovables son la gran esperanza; más aún en países que, como el nuestro, presentan unas características climáticas que los hacen idóneos para este tipo de energías.

Los denominados huertos solares son una alternativa energética sostenible por la que cada vez existe un mayor interés. La rentabilidad de estas plantas ha hecho crecer su atractivo para empresas y particulares. Este habría sido el caso de Ikea, que recientemente ha invertido 342 millones de euros en la compra de nueve parques solares en Alemania y España.

En Economía 3 charlamos con José Donoso, director general de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), para tomarle el pulso al momento que atraviesa el sector fotovoltaico frente a los desafíos y oportunidades que se le presentan.

El momento del sector

-Estamos en un momento dulce para el sector fotovoltaico español, en el que parece haber un consenso en la necesidad de llevar a cabo esa transición energética. ¿En qué punto se encuentra el sector? 

El momento en que nos encontramos efectivamente lo podemos definir como dulce, un momento muy bueno, quizá el mejor de su historia. El año pasado se instaló en nuestro país 3200 megavatios de plantas en tierra y 1200 megavatios para el autoconsumo. Es un año de récord absoluto.

En 2022 nuestras expectativas son las de superar nuestro propio récord y superar los 4000 megavatios de plantas en suelo y los 2000 de autoconsumo.

-¿Qué papel puede jugar de cara a los próximos años nacional e internacionalmente?

El sector fotovoltaico puede en la actualidad cumplir un papel múltiple y muy interesante. Por un lado, en la actualidad es la forma más competitiva de reducir los costes de la energía, con un sistema adecuado que permita transmitir esos precios del sector fotovoltaico a los consumidores finales.

Vamos a aportar también un elemento de aprovechamiento de un recurso endógeno, lo cual nos hace ganar independencia energética, en un momento en el que vemos los problemas que puede traer la dependencia de países como Rusia.

Por último, la emergencia climática… el sector fotovoltaico ayuda a reducir las emisiones de CO2 de una manera importante. Además de eso, lo hace generando desarrollo económico y empleo.

Una potencia solar

-¿En qué se traduce esto para nuestro país?

Digamos que plantea por primera vez una situación única para la economía española. Por primera vez, desde la revolución industrial, España tiene acceso a una fuente de producción energética eléctrica más barata que ningún país vecino.

La energía fotovoltaica que utilizamos todos los países es la misma, pero el precio viene condicionado por factores como la meteorología, pero no solo. Es importante también la cantidad de horas solares y la posibilidad de tener territorio que permita construir plantas que favorezcan una economía de escala.

Estos dos requisitos sólo los tiene España, con lo cual, el resultado de la ecuación es que podríamos generar energía de forma mucho más barata que nuestros vecinos. A partir de ahí lo que hay que hacer es un trabajo de atracción de inversiones industriales y de empresas empresas que ven en España un mercado competitivo.

-¿Podría nuestro país, por tanto, convertirse en una potencia solar?

Nuestro país puede convertirse en una potencia solar y contribuir a que gane peso la industrialización en España y, por tanto, a la generación de empleo.

¿Se puede almacenar?

-Hablando de energías renovables y de la conveniencia de depender de ellas en mayor o menor medida, a menudo en la sociedad se generan debates acerca del almacenamiento de energía. ¿Existe realmente un problema al respecto?

Almacenar energía a través de las baterías nos permite el almacenamiento diario. Los desarrollos que se están llevando a cabo con el nitrógeno nos permitiría, además, el almacenamiento estacional. Porque con unas baterías podríamos tener consumo por la noche, pero no lo podríamos extender de una estación a otra.

La solución a este problema no es única. Tenemos fórmula que hay que explotar, una es el almacenamiento vía baterías, otras son los saltos de agua, otra la producción de nitrógeno o gestión de la demanda. Son una serie de instrumentos los que nos van a permitir solucionar este problema de la variabilidad de las energías renovables.

-¿Podemos depender de las energías renovables?

Se puede y se debe, porque la emergencia climática es impostergable. Pero se debe hacer con todas las cosas que hemos mencionado antes.

¿Fiebre del sol?

-En comunidades, como la valenciana, existe un gran potencial para la instalación de huertos solares. Sin embargo, existe en la administración un gran cuello de botella para aprobar la gran cantidad de proyectos presentados. ¿Estamos ante una fiebre del sol?

En este momento necesitamos una gran cantidad de proyectos. El gran interés que existe es evidente y normal, hay liquidez en los mercados y se busca invertir. Pero lo que hay que tener en cuenta es que sólo una parte de esos proyectos recibirán la aprobación, aquellos que cumplan con la normativa y estén en zonas donde no supongan un problema.

Esto no deja de ser una actividad económica, hay empresas que ven una ocasión y quieren aprovecharla, pero yo no veo que haya una burbuja. ¿Puede existir especulación? Estamos en una economía de mercado y en un sistema capitalista, toda la economía se basa en la especulación. Todo el mundo invierte en un sector porque especula que va a ganar dinero, nadie lo hace por hacer un bien a la patria, sino porque piensan que van a ganar dinero.

Aspectos a debatir

-Sin embargo existen ciertos aspectos negativos y problemas que pueden surgir al llevar a cabo esta transición. 

¿Cuáles son esos aspectos negativos, que hayan muchas empresas interesadas? Habrán empresas que ganarán dinero y otras que perderán. Habrá quienes no consigan los permisos y pierdan lo invertido. El que haya mucho interés es una ventaja, no un aspecto negativo.

Piensa que necesitamos 25.000 millones de euros para llevar a cabo esta transición ecológica, solamente en fotovoltaica. Podríamos estar en una situación en que tuviéramos que estar buscando esa financiación, pero, por suerte, el gran interés que hay ha hecho que esto no sea un problema.

Los aspectos negativos que pueden haber son los que hay en cualquier otra actividad económica.

-Hay debate entre distintos agentes sociales que se muestran contrarios a «llenarlo todo de placas». Algunos argumentan, por ejemplo, que no se puede llenar de huertos solares las zonas más deshabitadas para suplir de energía a las ciudades. 

Suponiendo que no hubiera autoconsumo, que lo hay, el año pasado se instalaron 2 gigavatios de autoconsumo y se piensa llegar a 15; pero, suponiendo que no lo hubiera y los 39 gigavatios que se quieren alcanzar tuvieran que obtenerse mediante huertos solares en suelo agrícola, estamos hablando de que se necesitaría ocupar con placas el 0’2% de territorio para alcanzar ese objetivo.

¿Consideramos que un 0,2% es llenar el país de placas solares?

Es decir, el impacto no va a ser tan grande. Y, además, no va a llegar a ese 0,2% porque existen otras superficies no agrícolas que se van a emplear. ¿Consideramos que un 0,2% es llenar el país de placas solares?

Claro, esto no quiere decir que en determinados emplazamientos haya una mayor concentración. Pero, para ese caso, serán las autoridades medioambientales los que verán si esa concentración es excesiva o no. Verán si afecta al medioambiente o no. Será la administración la encargada de velar por ello.

Una cuestión de percepción

-¿Sería, por tanto, una percepción más que un problema real?

Es una demagogia. Eso no quiere decir que en determinadas zonas se vaya a producir una concentración, pero todo es relativo. ¿Qué queremos, ver paneles o centrales nucleares? No podemos elegir prescindir de la energía.

Contra la demagogia es necesaria matemática. El caso concreto de la Comunidad Valenciana, para cumplir los objetivos que tiene se necesitaría el 0,6% de territorio agrícola. Estamos hablando de cantidades que son ridículas.

Sin obviar que habrán sitios con una mayor concentración, pero ahí hay que buscar un equilibrio y reducir el impacto y aquellos sitios que quieran tener un huerto fotovoltaico. Hay pueblos que quieren que les instales estos campos, porque generan riqueza en el pueblo.

Ten en cuenta que un ayuntamiento ingresa en torno a unos 8.000 euros por megavatio y año. Unos propietarios de un terreno unos 1.500 y 2.000 euros por hectárea. Ten en cuenta que un agricultor de secano va a multiplicar por cinco la rentabilidad de sus terrenos. Hay ayuntamientos que están usando ese dinero como cofinanciación para pedir un fondo FEDER, con lo cual están multiplicando por cuatro ese dinero y relacionándolo con proyectos completos que pueden cambiar la vida de una población.

Hay ayuntamientos que no quieres y otros que están encantados y quieren más.

-¿Necesitamos, por tanto, acelerar todos estos proyectos?

Acelerar la transición ecológica es una necesidad ambiental. Estamos viendo las temperaturas y fenómenos que han ocurrido este verano. Efectos climáticos que estábamos pensando que no se iban a producir hasta dentro de una década, se han producido este verano.

Desde el punto de vista económico, lo estamos viendo en los precios absurdos de la energía eléctrica. Estamos hablando de que tenemos un límite sobre los 150 euros, cuando nuestra tecnología produce a 24 o 40, como mucho. Necesitamos cuanto antes introducir más energía fotovoltáica para bajar esos precios.

Estamos viendo el problema de la guerra en Ucrania. Para ganar independencia política y económica hay que acelerar este proceso. Pero esto no quiere decir que no se puedan hacer bien las cosas, hay que acelerar este proceso dentro de la legalidad y con las garantías pertinentes. Desde nuestro sector creemos que las cosas se pueden hacer, no bien, excelente.

Ribera Salud Ritmos de vida
Ribera Salud Ritmos de vida
Credito y Caucion banderas
Infocif bases de datos

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.