Elon Musk

¿Por qué Elon Musk ya no quiere comprar Twitter?

El proceso de compra de Twitter por parte de Elon Musk acabará por decidirse en los tribunales de la Cancillería de Delaware. El multimillonario argumenta que la red social ha ofrecido informaciones «falsas y engañosas», y da marcha atrás en su oferta de compra de 44.000 millones de dólares.

Mucho se ha especulado desde el anuncio acerca de los verdaderos motivos que habrían llevado a Musk a querer retirar su oferta. En teoría, la decisión estaría motivada por el número de cuentas falsas o de spam que hay en la red social. Según Twitter, estas suponen menos del 5 % del total; una cifra que no parece convencer al hombre más rico del mundo. La compañía ya ha avanzado que pretende forzar a que se aplique el acuerdo sellado entre las dos partes y, quizás, buscar una compensación económica.

Para numerosos analistas, la cuestión de los «bots» es simplemente la excusa que Musk ha buscado para dar marcha atrás a una operación que cada vez parece más ruinosa. Con las acciones de la firma por debajo de 37 dólares, muy lejos de los 54,20 por título que Musk pactó pagar el pasado abril, y con una fuerte caída de la cotización de Tesla y, por tanto, de su fortuna.

La teoría de Lux Capital

A finales de la semana pasada una teoría que explicaría los movimientos de Musk comenzó a circular por redes. Josh Wolfe, cofundador de la firma de capital de riesgo Lux Capital, publicó en Twitter la que podría ser la razón que llevó al dueño de Tesla a plantear una compra tan sonada.

 

Según Wolfe, toda la operación podría haber sido una maniobra de Elon Musk para poder vender y liquidar 8,5 billones de dólares en acciones de Tesla. El beneficio obtenido por la venta del «stock» superaría con creces el pago de una multa a Twitter por incumplir el acuerdo, así como las costas judiciales del asunto.

 

Diversas voces parecen sumarse a esta teoría, como la de Henry Blodget, fundador y CEO de Business Insider, quien pone especial énfasis en que la venta de las acciones a 10 años han llegado cuando estas estaban cercanas a expirar. El movimiento, afirma, no sólo habría permitido a Musk obtener un precio «excelente» por la venta, sino que le habría ahorrado preguntas acerca de porqué no se habían logrado vender hasta ahora.

La batalla legal de Elon Musk

A priori, según las opiniones de expertos recabadas este fin de semana por medios especializados, Twitter parte con ventaja en esta batalla legal, en la que buscará que Musk complete la adquisición de su negocio en los términos pactados.

Según diversos expertos, la baza de Elon Musk pasa por demostrar que Twitter ofreció información sobre su negocio que se desviaba de forma dramática de la realidad, algo extremadamente difícil.

Es decir, no le bastaría por ejemplo con probar que las cuentas falsas en la red social representan un 6 o un 7 % del total, pues a priori ello no cambiaría de forma suficientemente importante las perspectivas del negocio que ha acordado comprar.

Así, los analistas ven como lo más probable que las dos partes lleguen a algún tipo de acuerdo que, o bien permita a Musk abandonar la compra pagando una importante compensación, o rebaje de manera importante el precio de Twitter para que se cierre la transacción.

Randstad-Verano-300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
warmia-Mazury-Polska
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.