greenpeace

¿Cuáles son las reflexiones de Greenpeace sobre el tejido económico español?

Con 50 años a sus espaldas la ONG ambientalista más famosa del mundo continúa a pie de calle -pero también de despacho- llevando a cabo proyectos que giran en torno a la sostenibilidad, el cambio climático o la democracia, entre muchos otros. Muchos de ellos, no exentos de polémica. Economía 3 ha hablado con Eva Saldaña, activista desde hace 18 años y actual directora de Greenpeace España.

La factura de la luz, el papel de las empresas en la transición energética, el greenwashing o el comportamiento de los estados ante el cambio climático son algunas de las claves que Saldaña aborda.

Así trabaja Greenpeace

– Es su primer año como directora de Greenpeace España, ¿qué balance hace de estos meses? ¿Cuáles serán sus líneas de actuación para el próximo año?

Estoy muy centrada en tres retos organizacionales. El primero está intrincado con nuestra misión, que es promover un cambio de modelo socioeconómico que ayude a no traspasar el 1,5º de temperatura. Proteger la biodiversidad y abordar la crisis de desigualdades.

El segundo reto tiene que ver con seguir generando una comunidad de acción política que active por lo menos al 3,5 % de la población española. ¿Por qué esta cifra? Una vez que se rebasa esa cifra puedes producir cambios significativos. Realmente, necesitamos que la ciudadanía sea protagonista en esta transición ecológica.

El tercero está centrado en nuestra identidad y cultura como organización. Llevamos 50 años y creo que hay que revisarse muchas cosas, qué está funcionando y qué no; integrar una mirada ecofeminista; una cultura más ágil y colaborativa… En definitiva, una organización más moderna. Creo que hay que revisarse por dentro para impactar por fuera.

Soy activista de base y he ido creciendo junto a la organización, la conozco bien y tengo un equipo muy potente. Cambiar el rumbo de un barco no siempre es fácil, pero hemos podido estar en los debates públicos más importantes de este año en un momento en el que la comunidad científica nos habla de ‘código rojo’ para la humanidad. Creo que es muy importante estar en todos esos debates de cambios de modelo y transición energética de un modelo basado en combustibles fósiles, y con un oligopolio eléctrico muy fuerte, a un modelo 100 % renovable, inteligente, eficiente e inclusivo.

También en cómo España puede dejar de ser dependiente del gas. Y en todas las consecuencias que tiene seguir siéndolo y que ya estamos viendo en nuestra tarifa eléctrica.

Eva Saldaña, directora de Greenpeace España

Eva Saldaña, directora de Greenpeace España

¿Son útiles las cumbres del clima?

– Ahora que ya ha pasado un tiempo después de la última COP, ¿crees que ha sido una ‘oportunidad perdida’ o realmente ha tenido un valor tangible?

Llevamos 26 COP y los avances en todas ellas han sido mínimos. Quizá el más fuerte fue en 2015 cuando realmente se da ese paso de tener un consenso global sobre no traspasar el 1,5º. El norte global es el que más ha contaminado y es el que más tiene que actuar ahora y revertirlo. Pero, el norte global se sigue resistiendo y quiere retrasar todo lo más posible para el beneficio propio. Ese ha sido el debate más grande Glasgow.

Se comienza a incorporar una tímida señal del fin de la era del carbón. Hay matices que ralentizan el proceso, pero está ahí. También se empieza a avanzar en la financiación climática con el compromiso de los 100.000 millones de dólares anuales que se tienen que dar a los países del sur global y que esos países puedan hacer esa transición ecológica. ¿Se ha avanzado? Sí. ¿Poco? También.

Sigue el debate en el compromiso de reducción de emisiones. ¿Qué se ha avanzado? Se ha reafirmado el 45 % de reducción de emisiones para 2030, pero también en que ese compromiso hay que revisarlo cada año, en vez de cada cinco. Sin embargo, seguimos viendo que hay países que no hacen sus deberes. España es un ejemplo claro. Llegamos a esta cumbre escuchando a Pedro Sánchez decir que necesitamos más ambición climática y el abandono de combustibles fósiles y la realidad es que España sigue con una reducción del 23 % frente al 55 % que pide la comunidad científica.

Energía renovable

La transición energética y el precio de la luz, según Greenpeace

– ¿Qué opina de la transición energética? Algunos expertos aseguran que las energías renovables y otras como el gas, la nuclear, etc. tienen que convivir unos años hasta que se pueda alcanzar la independencia total.

La transición energética es el gran reto que tenemos ahora. Supone casi las tres cuartas partes de emisiones de CO2 a diferentes niveles. Cuanto más tarde nos despeguemos de los combustibles fósiles más tarde podremos llegar a esa transición ecológica. Y más cerca tendremos el agua al cuello con la emergencia climática.

La actual crisis del gas fósil es un monstruo de tres cabezas entrelazadas. Uno, está generando un precio internacional que encarece nuestro coste de la luz. Dos, genera una influencia perversa sobre la tarifa eléctrica. Tres, estamos pagando una infraestructura que si se sigue manteniendo repercute en nuestro consumo y tarifas.

Dicen que tiene que jugar un papel transitorio, pero si se sigue invirtiendo en gas se deja de pasar inversión al sistema de renovables. Es una pescadilla que se muerde la cola. Invierto en gas y tengo menos dinero para renovables, si invirtiera más en estas antes podría despegarme del gas.

La taxonomía europea nos quiere meter como energía verde la nuclear y el gas. No pueden estar porque entonces no se producirá el cambio. Pongamos las que realmente no producen emisiones o su impacto es menor. Mientras sigamos jugando a decir que son transitorias no avanzaremos.

Energía verde

El vínculo entre sostenibilidad y empresa

– ¿Pueden convivir sostenibilidad y empresa? ¿O conceptos como el greenwashing evidencian más que nunca que vivimos en la era del ecopostureo?

Tenemos que hablar de dos cosas que son diferentes. Sostenibilidad y empresa pueden y deben funcionar bien. Las empresas son las que tienen que transformarse, especialmente las más grandes. Ahora mismo lo que necesitamos es alinear todo el sector financiero y todo el mercado a los objetivos del Acuerdo de París y al Convenio sobre Diversidad biológica.

Cuando alineemos ese mercado y todos esos flujos económicos y financieros generaremos nuevos marcos financieros y fiscales justos y democráticos. Este momento de disrupción de la covid es una oportunidad enorme. Se está moviendo mucho dinero. Las empresas tienen que dejar de hacer greenwashing y los compromisos deben ser reales. Que del volumen total de su negocio haya un compromiso de reducción real de emisiones.

Es fundamental que la empresa se aplique y se transforme. Y que generemos una economía basada más en el servicio que en el producto. Una economía que tenga base de propiedad compartida, que ponga la vida en el centro, que preserve los ecosistemas y las comunidades, que sea descarbonizada y circular.

Fundacion Vicente Ferrer Navidad
Feria del Automovil de Valencia
Fundacion Vicente Ferrer Navidad
GVA Expo disseny i Territori

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.